Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

3Rs para PYMES

Las PYMES y las empresas familiares son la base de la economía en todos los países del mundo y su participación en el PIB y la creación de empleo es mayor que las grandes empresas nacionales y multinacionales

Rescate-Reordenamiento-Relanzamiento: Rescate significa sacar la empresa de la situación de riesgo conceptual en que se encuentra. Solo muy pocas PYMES gozan de una condición privilegiada y prometedora en su desarrollo futuro, y además, disfrutan actualmente de excelentes resultados económicos y aplican con éxito la mejora continua al desarrollo, la innovación y el crecimiento... A la mayor parte de las PYMES no les está yendo tan bien, de ahí la necesidad de rescatarlas conceptualmente planteándoles un horizonte diferente después del reordenamiento y el relanzamiento.

Según las noticias y los estudios especializados de los países con organizaciones empresariales o fundaciones que los realizan, por ejemplo México, Colombia, Argentina y España, las mayor parte de las PYMES vienen afrontando desde hace años, problemas que frenen el desarrollo, la innovación y el crecimiento. Aquí, en nuestro medio, además, las otras amenazas que ya sabemos y la excesiva carga impositiva. Las PYMES aquí no gozan de ningún incentivo fiscal...

“Reordenamiento”, es reordenar conceptualmente la visión, la misión, los objetivos y la forma cómo conseguirlos con un programa de reingeniería para mejorar la calidad, la productividad, el mantenimiento y la rentabilidad. Se incluye en este apartado la revisión de la estructura y el control de los costos y la financiación o refinanciación para conseguir una mejor rentabilidad...

 Y con el “relanzamiento” se pretende una vez realizadas las dos fases anteriores, utilizar las tecnologías de la información y comunicación para ubicar en una mejor posición a la empresa en el entorno virtual de su clientela potencial a través de internet...

Pues sí, desde un tiempo venimos trabajamos en la elaboración de este programa dirigido a las PYMES que se atrevan a realizarlo. Lo más importante en el perfil del empresario, es que de verdad quiera mejorar y esté dispuesto a someter la empresa a este proceso sin prejuicios y con proactividad para que la inversión sea producto del programa 3Rs y se autofinancie.

Se requiere que el empresario dedique tiempo y esfuerzo pues algunos asuntos no son delegables y además que comprometa a sus colaboradores que el programa 3Rs se realizará hasta el final en los plazos planificados.

A veces los programas subvencionados para PYMES no funcionan porque no se les dedica el tiempo y entusiasmo y se ven más como colaboraciones gratuitas que hay que aprovechar, lo que también sucede con la formación subvencionada.

Pero no hay que engañarse... Varitas mágicas no hay, ni tampoco genios que salen de lámparas maravillosas y cumplen los tres deseos de quien los liberó en un abrir y cerrar de ojos, ni tampoco se trata de soluciones maravillosas informáticas a las que solo se les escribe el nombre de la empresa y ya está... Este tipo de programas para una empresa entre 20 y 40 empleados requiere más o menos un año de trabajo consistente y disciplinado desde el inicio hasta el final. 

Las PYMES y las empresas familiares son la base de la economía en todos los países del mundo y su participación en el PIB y la creación de empleo es mayor que las grandes empresas nacionales y multinacionales. Además por las relaciones de largo plazo con sus empleados, muchos trabajan más de 15 años en la empresa, prefieren perder rentabilidad que reducir personal.

*Ingeniero. 
Columnista de El Diario de Hoy.
www.centrodecalidadyproductividad.com