NOTICIAS | Militarización de SoyapangoNOTICIAS | Isla TasajeraNOTICIAS | Reforma de pensionesDEPORTES | Qatar 2022

COLUMNA: Comportamiento compulsivo

Desde el punto de vista social, hay un factor que induce a comprar compulsivamente. Se trata del consumismo provocado por la feroz presión comercial a que todos estamos sometidos a través de los medios.

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos | Oct 16, 2022- 08:27

Foto: Pixabay

Suele manejarse el término “adicción” al hablar de dependencias a sustancias como drogas, alcohol, etc. Sin embargo, puede hacerse extensivo a multitud de aspectos, entre ellos el hábito de comprar en forma compulsiva. Como tal adicción, requiere de ayuda profesional y tiempo para superarse, y aun cuando se haya superado aparentemente, la tendencia a reincidir puede permanecer latente por mucho tiempo; a veces por siempre, y requiere de un autocontrol evitar la reincidencia.

Varios factores pueden determinar la aparición de la adicción a comprar; unos de tipo personal, y otros de tipo social. Los factores de tipo personal no son muy diferentes de los factores que puedan inducir a otro tipo de adicciones como el alcohol o las drogas, de modo que en este caso el hecho de comprar y poseer cosas nuevas o diferentes produce una satisfacción que probablemente pretende llenar algún tipo de vacío espiritual existente en la persona, elevar una baja autoestima, o bien compensar una situación de inestabilidad emocional. Otros factores de tipo personal que pueden influir son una personalidad con propensión a ello, o una inadecuada o deficiente educación en el valor, uso y administración del dinero y de las cosas.

LEE TAMBIÉN: COLUMNA: Los niños y las mentiras

Pero en el fondo, en la mayoría de los casos este hábito es un síntoma más de esa inestabilidad o vacío espiritual, y ello se está proyectando hacia el propio subconsciente, con lo que la persona aún se siente más inestable y vacía. La satisfacción al comprar es momentánea, fugaz; después viene una fase depresiva en la que ese subconsciente aflora y automáticamente aparece la necesidad de una nueva satisfacción, que será cada vez más fugaz. ¿Encuentran alguna similitud con la adicción al alcohol o las drogas? La diferencia es que en este caso no hay un daño físico; pero el problema psicológico puede considerarse de similar magnitud, y las consecuencias para el entorno familiar pueden ser también muy negativas, o devastadoras.

Margarita Mendoza Burgos es psiquiatra especializada en ansiedad, depresión
y TDAH.

Desde el punto de vista social, en los últimos tiempos hay un factor que induce a comprar compulsivamente a sectores amplios de la población, particularmente a los que a nivel personal su condición de riesgo es alta, aunque llega a afectar también a muchas personas con riesgo bajo. Se trata del consumismo provocado por la feroz presión comercial a que todos estamos sometidos a través de los medios de comunicación. Dicha presión comercial trata de convencernos, con estrategias tan agresivas como sutiles, de que “necesitamos” comprar infinidad de productos. Y no solo eso, sino que hasta trata de vendernos “problemas ficticios” para luego vendernos la solución a los mismos.

TE INTERESARÁ: COLUMNA: Preparándose para la adolescencia

A tal extremo se llega con dichas estrategias que ya no se induce solo a tener lo que no se necesita, sino a tener siempre e inmediatamente lo nuevo, lo último en salir al mercado, de modo que sea fácil mantener la adicción de la gente lanzando alguna novedad constantemente, y generando una patología a la que han bautizado con el nombre de “neofilia”.

Algún investigador afirmaba haber encontrado en el sistema neuronal la causa de esta nueva patología, aunque hay una opinión generalizada, a la que me sumo, de que no se trata de otra cosa más que de un caso particular de la compra compulsiva, generada por el consumismo.

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Entretenimiento Margarita Mendoza Burgos Psicología Trends Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad