NOTICIAS | Ley de compras públicasNOTICIAS | Multas de tránsitoNEGOCIOS | PensionesDEPORTES | Primera División

Unión del moderno Cromagnon y el Neandertal del Antropoceno

.

Por Carlos Balaguer |

Se presume que el Cromagnon se unió al Neandertal en las remotas estepas celtibéricas, cuando el hombre moderno -producto de la evolución de diversas etnias y razas del orbe- estaba por surgir. Los arqueólogos y naturalistas coinciden en que las dos especies se fusionaron en la prehistoria. De hecho, cada uno de nosotros lleva en su sangre el ADN de ambas especies primordiales. Hoy nuevamente el moderno Homo Sapiens está en la misma guerra racial de la prehistoria. Como entonces las diversas etnias se fusionarán dentro de un sabio plan de la naturaleza. Se vislumbra que esta civilización depredadora del Antropoceno llega a su máximo esplendor y luego colapsa para dar lugar a una nueva Humanidad: el hombre estelar. Culmen de la evolución humana que salve al planeta y a sí mismo. Como ayer, diversas razas, imperios y culturas se disputan el dominio en la Tierra: El “pacificus homo” -hombre de paz- y el hombre de la guerra enfrentados en la noche de la historia. De la fusión de ambas vertientes homínidas surgirá la nueva Humanidad. Lo que permitirá un nuevo orden de paz y de progreso en el mundo: el hombre futuro, conquistando el firmamento y a sí mismo. De lo contrario, la supervivencia de la especie humana estará amenazada al igual que los grandes reptiles de la prehistoria. Los únicos sobrevivientes de un armagedón –asegura la ciencia—serán hongos, gusanos, ratas y cucarachas en el escenario natural.

KEYWORDS

Filosofía Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad