FOTOS: Entre miel de abeja y tapabocas, Mauricio Bonilla lucha por sobrevivir a la crisis económica

Enfocado en recuperarse por completo, después de la hemorragia esofágica que lo obligó a ingresar al Hospital Rosales en plena pandemia, el artista salvadoreño se las ingenia para subsistir mientras llega la oportunidad de reabrir su estudio de danza.

El reconocido bailarín recupera su salud mientras llega la oportunidad de recuperar su actividad artística. Foto EDH / Yessica Hompanera

Por Rosemarié Mixco

Nov 08, 2020- 20:10

Después de superar una hemorragia producto de várices esofágicas en agosto pasado, el reconocido bailarín salvadoreño se recupera en medio de una dura realidad, que ha minado la economía doméstica de todo el sector artístico-cultural del país.

Lee también: Mauricio Bonilla permanece delicado de salud en el Hospital Rosales a causa de una hemorragia gástrica

Los artistas nacionales, como él, se han visto obligados a buscar nuevas fuentes de ingresos para sostener sus hogares desde que se decretó el confinamiento obligatorio por coronavirus el pasado mes de marzo.

Lo más difícil para Bonilla ha sido asimilar que la forma de impartir clases de danza no volverá a ser la misma, sobre todo para los bailarines especializados en géneros como el clásico y el tango, que conllevan una interacción muy cercana entre los bailarines. “No es lo mismo que hacer una clase formal…”, enfatizó en entrevista con Trends.

El artista invierte su tiempo en casa para jardinear, actividad que es una excelente terapia. Foto EDH / Yessica Hompanera

Para él es impensable crear sus coreografías y realizar los ensayos a través de las plataformas digitales, por eso la apertura de su Studio Ballet es incierta. No obstante, su compañía de baile ha comenzado a trabajar en actividades bien puntuales, pero espera que en noviembre y diciembre las ofertas de trabajo incrementen.

Te puede interesar: Dirigido y actuado por salvadoreñas: “Josefina” es el cortometraje seleccionado en festivales de California

Con ellos sí ha logrado trabajar de forma digital, porque ya tienen un conocimiento básico de las diferentes coreografías que ofrece el ballet.

Sin embargo, no todas son malas noticias. En octubre pasado, su maestra y amiga Alcira Alonso le propuso volver a trabajar juntos a finales de este inusual 2020. La propuesta le ha llenado de ilusión y las ideas han comenzado a danzar en su mente. “Ella está encantada…”, manifestó. Bonilla y Alcira se conocen desde que el bailarín tenía 16 años.

Bonilla también se ha dedicado a ordenar y limpiar el variado vestuario que ha acumulado con el tiempo. Foto EDH / Yessica Hompanera

Asimismo, y pese a la crisis de salud que enfrentó, ha logrado mantener su cargo de asesor cultural de la Secretaría Cultural de la alcaldía de San Salvador. Y aunque la crisis económica que han arrastrado los concejos edilicios a nivel nacional lo han enfrentado a los cobros incesantes de proveedores y artistas, los proyectos municipales artístico-culturales han vuelto a surgir y eso lo anima.

Entérate: AUDIO: “Lola, la escoba despeinada”, el cuento que revela el espíritu servicial de una valiente salvadoreña víctima del cáncer

Para poder financiar los medicamentos, la asistencia médica y la dieta especializada que necesita para concluir con éxito su recuperación ha tenido que vender parte de sus pertenencias, que algunos de sus conocidos han adquirido con gusto.

Asimismo, se ha unido a otros artistas y amigos para crear fuentes de ingresos que les permitan salir avante de la crisis económico por coronavirus. Es así que Bonilla y su hermana Teresita también le han apostado a la venta de miel de abeja y tapabocas de diseñador.

El también gestor cultural ha dedicado tiempo a la cocina durante su convalecencia. Foto EDH / Yessica Hompanera

La miel es producida en San Miguel y las mascarillas de tela son fabricadas por el bailarín y amigo Juan Carlos Hernández. Bonilla también ha invertido el tiempo en casa para recuperar su salud jardineando, cocinando y elaborando manualidades.

Otra opción que han aprovechado él y su hermana es alquilar el vestuario y los disfraces que han acumulado a través de los años.

Los interesados en apoyar a este reconocido bailarín y gestor cultural pueden conectarse con él o su hermana a través de sus redes sociales o de su Whatsapp 7778-5836.

Mauricio y su hermana Teresita, quien lo ha apoyado desde siempre. Foto / Cortesía Mauricio Bonilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones