Construcción en lago de Coatepeque es “ambientalmente inviable”

El Dictamen Técnico del Ministerio de Medio Ambiente de la construcción en el cerro El Afate mantiene el permiso ambiental del proyecto dado en 2008, pero no aprueba las modificaciones solicitadas en 2019 por la empresa y reitera que de recibir denuncias ambientales por la construcción deberá suspender actividades o hacer las correcciones.

Trabajos en calle de acceso del proyecto habitacional, a pesar de no tener los permisos de construcción de la alcaldía, las obras siguen avanzando. Foto Omar Martínez

Por Nancy Hernández/ Evelia Hernández

Feb 19, 2020- 21:30

El proyecto Aguas Calientes Lake Villas, situado en el cerro El Afate en la cuenca de Coatepeque, Santa Ana, es “ambientalmente inviable”, según el Dictamen Técnico del proyecto Condominio Turístico Recreativo Hotel y Vivienda Etapa 2, emitido por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn). El proyecto consiste en 39 quintas de lujo, un edificio de tres niveles para departamento, parqueo y muelle.

Este proyecto está situado en El Afate, una zona de “Máxima Protección” por la importancia ambiental que tienen en los ecosistemas acuáticos y terrestres de la zona, de acuerdo con el Estudio de Zonificación del Ministerio de Medio Ambiente hecho en 2018.

Aunque el proyecto no cuenta con los permisos de construcción por parte de la alcaldía de Santa Ana, en la zona ya se observan trabajos de terracería y construcción de calle.

En agosto de 2019, José Luis Hernández Marinero, representante legal del proyecto, solicitó modificación de la propuesta presentada hace 12 años a Medio Ambiente; uno de los cambios fue el nombre a “Parcelación Turística Recreativa Condominio Analcuapa, 2da Etapa”.

También se solicitó cambiar la descripción del tipo de construcción porque en el permiso ambiental de 2008 no se identificaba el tipo de construcción a desarrollar en el cerro El Afate.

En el 2008 el proyecto aprobado por Medio Ambiente contemplaba 31 lotes habitacionales, 8 lotes destinados a Townhouses, área de muelle y estacionamientos. Sin embargo, la modificación solicitada cambia el concepto de vivienda horizontal a “una mezcla de vivienda en altura y horizontal”, según el Dictamen Técnico emitido por la Oficina de Acceso a la Información del Marn.

Además, la constructora propuso la construcción de una planta de tratamiento de lodos activados centralizada para el manejo de las aguas residuales, la incorporación de un sendero peatonal y un sistema de detención para el manejo de aguas lluvias.

El Afate , una de las principales áreas verdes de la cuenca de Coatepeque, alberga más de 65 especies vegetales y 13 especies de reptiles. Foto Óscar Portillo

Pero esas propuestas no fueron aprobadas por Medio Ambiente y resolvió que “el proyecto en cuestión se ubica dentro de los usos no permitidos, por lo que la ejecución de la nueva propuesta de proyectos es ambientalmente inviable”, según dictamen de septiembre de 2019.

También en el dictamen se establece que cualquier modificación propuesta debe de tener en cuenta lo estipulado en las directrices de zonificación ambiental, uso de suelos de la cuenca del lago de Coatepeque y los lineamientos para el manejo de aguas residuales en el lago.

Respecto a este tema, una de las observaciones que se hacen en el documento es que la empresa hace alusión a la recolección y descarga de aguas residuales a una “Planta de Tratamiento de Aguas Negras con Lodos Activados para luego conducir el afluente a drenaje natural”, pero no se detalla cuál es el afluente donde se hará la descarga y se recuerda que “se prohíbe la descarga directa de aguas residuales tratadas o sin tratar al lago de Coatepeque”, por lo que la propuesta planteada por la empresa también es ambientalmente inviable.

La compañía constructora también solicitó modificar la distribución del terreno de construcción, autorización de la compensación ambiental a través del Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES) y actualización del Programa de Manejo Ambiental, pero todas estas peticiones fueron denegadas por el Marn. El único cambio aprobado fue el cambio de nombre a “Parcelación Turística recreativa condominio Analcuapa 2da etapa”.

Solicitud de cambios en proyecto

En 2008 la propuesta del proyecto para aprobación del permiso ambiental planteaba 39 lotes habitacionales, y la modificación solicitaba el permiso para la construcción de “39 lotes con casas construidas más un lote para el establecimiento de un edificio de 3 niveles para 12 apartamentos”.

“De lo anterior se puede concluir que la nueva propuesta de diseño es mayor en cuanto a número de unidades habitacionales en casi la misma áreas superficial aprobada, por lo que será mayor la cantidad de habitantes, lo que trae consigo mayor generación de aguas residuales, desechos sólidos y mayor consumo de agua”, detalla el dictamen.

Por tanto, y de acuerdo al estudio de Zonificación y uso de suelos, la modificación no es aprobada por no ser ambientalmente viable.

La fianza de cumplimiento ambiental que respalda la implementación de medidas estipuladas en el programa de manejo ambiental aprobado, está vigente hasta el 25 de octubre de 2020. En el documento se advierte a la empresa constructora que en caso de denuncias ambientales o de otra naturaleza respecto a la ejecución del proyecto son responsabilidad del titular y se deberá de “suspender las actividades del mismo y realizar correcciones en las medidas ambientales”.

El dictamen técnico no aprueba las modificaciones en la zona del cerro El Afate, sin embargo los trabajos de construcción se mantienen a pesar de estar en una “Área de Máxima Protección”, en donde se prohíbe todo tipo de construcción habitacional. Además, en el Juzgado Ambiental de Occidente hay un proceso abierto respecto a este proyecto.

El terreno donde se planea construir el proyecto habitacional ha sido considerado como zona de “multipeligrosidad”. Foto Jorge Reyes



Construcción ilegal en el cerro ligada a familia del presidente Bukele

En un artículo publicado por la revista en línea Gato Encerrado se expone los nexos que tiene la construcción ilegal en el cerro El Afate con familiares del presidente de la República de El Salvador, Nayib Bukele, y con miembros del partido Gana.

Destaca la afinidad de la familia de la primera dama, Gabriela de Bukele con el proyecto habitacional ubicado en una zona catalogada como “máxima protección” y en la cual están prohibidos los proyectos de construcción residencial.

El permiso ambiental fue otorgado a la familia Jokisch Rivera, quienes en 2008 eran los dueños del terreno, de la sociedad Desarrollos Agua Caliente y titulares del proyecto urbanístico. Sin embargo, la construcción no se llevó a cabo y fue comprado por $3 millones por la Corporación Venecia S.A. de C.V. Esta sociedad pertenece a la familia Zablah Safie, según el registro de propiedades del Centro Nacional de Registros (CNR).

En el artículo se expone la facilidad con que se obtuvo el permiso ambiental en 2008, el cual es irrevocable dado por Medio Ambiente.

Según el gerente de la Unidad de Ingeniería de la alcaldía de Santa Ana, Nelson Carballo, la comuna no ha otorgado permiso de construcción en el cerro El Afate y menciona que si estos ya iniciaron lo hacen bajo la ilegalidad.

“El permiso de construcción no se ha otorgado en absoluto. Sin embargo, ingresó un permiso de parcelación que viene con todos sus antecedentes del Ministerio de Medio Ambiente”, dijo a Gato Encerrado.

La revista describe que, “a inicios de 2019, se movió en Internet un vídeo descriptivo de Coatepeque Lake Villas, una urbanización… Con 39 quintas de lujo con piscina termal incluida. En el audiovisual… aparece como asesora de ventas Arena Perezalonso de Rodríguez, madre de Gabriela de Bukele, primera dama de la República.

Aunque la suegra de Bukele no confirma su participación, manifestó que “sí, es que hicieron los videos al principio. Los pusieron, pero los quitamos después porque no se ha comenzado todavía la comercialización”, dijo Perezalonso en una entrevista telefónica en la segunda semana de enero de 2020 a la revista.

El video fue publicado en la página de Facebook de Corsesa de El Salvador, empresa del rubro de servicios inmobiliarios y relacionado a la construcción, en el cual Gabriela de Bukele fue la directora única suplente hasta abril de 2019. En la investigación también se vincula a Claudia Zablah de Bukele, hermana de Marco y Francis Zablah, diputado de Gana, quien se ha desligado del asocio.

La investigación también salpica al exfiscal Félix Garried Safie Parada, a quien se le atribuye la fuga del exdiputado Roberto Carlos Silva Pereira, que fue extraditado a El Salvador a inicios de este año, detalla la investigación.

En mayo de 2002, cuando Francisco Flores era presidente de El Salvador, nombró a Walter Jokisch Restrepo como el nuevo ministro de Medio Ambiente. Con solo cuatro meses al frente del ministerio, Jokisch Restrepo avaló el permiso ambiental que la familia Jokisch Rivera necesitaba para iniciar la primera etapa de su proyecto en el lago.

Sin embargo, en una nota dirigida a El Diario de Hoy Jokisch Restrepo asegura que él fue ministro de Medio Ambiente hasta el 31 de mayo de 2004 y que el ingreso de la primera solicitud del proyecto fue en octubre de ese mismo año, cuando él ya no era ministro de la cartera de Estado. No obstante, la resolución del Marn número 378-2002 firmada por él (clic en el enlace para leer el documento) y emitida en septiembre de 2002 lo vincula al proyecto.

La sociedad Desarollo Agua Caliente, S. A. de C.V., estuvo representada por Juan Francisco Jokisch Argüello hasta el 28 de enero de 2019. Luego asumió José Luis Hernández Marinero.

La jueza Norma de Milla confirmó a la revista que la instancia judicial ha visto tres expedientes en contra de la sociedad Desarrollos Agua Caliente: dos por tala de especies protegidas y construcción sin permiso y, un tercero, por haber hecho uso de explosivos sin permisos de la Fuerza Armada, en 2019.

La construcción en el Cerro El Afate continua a pesar de que el Ministerio de Medio Ambiente, en resolución MARN-N° 5992-665-2019 y mediante el Dictamen Técnico del Proyecto, advierte en las conclusiones que de existir denuncias ambientales o de otra naturaleza con respecto a la ejecución, deberá suspender las actividades del mismo y realizar las correcciones en las medidas ambientales.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad