Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Violencia, miseria y crisis en El Salvador le preocupan al Papa

Exhorta a los salvadoreños a permanecer “unidos en la esperanza” y la oración

El Papa expresa su preocupación por violencia en El Salvador

El papa Francisco expresó el domingo su preocupación por la violencia en El Salvador y su esperanza de que vuelvan la justicia y la paz

“Sigo con preocupación las noticias que llegan de El Salvador”, fue el claro mensaje que pronunció el Papa Francisco ayer, después del rezo del Ángelus dominical, ante la escalada de violencia e inseguridad que vive el país centroamericano.
El Pontífice se refirió a El Salvador tras recordar el horror de las bombas atómicas que devastaron a Hiroshima y Nagasaki, Japón, hace 70 años.

“Sigo con viva preocupación las noticias que llegan desde El Salvador, donde en los últimos días se ha agravado la situación de la población a causa de la miseria, de la crisis económica, de agudos contrastes sociales y de la creciente violencia”, expresó el Obispo de Roma a la multitud en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

La violencia en El Salvador ha llegado al punto en el que un promedio de 20 personas son asesinadas al día, además de que en el año han matado a 40 policías, en la mayoría de los casos por grupos de pandillas.
 “Animo al querido pueblo salvadoreño a permanecer unido en la esperanza y exhorto a todos a rezar para que en la tierra del beato Óscar Romero renazca la justicia y la paz”.

En este sentido,el pontífice agregó que es importante fortalecer la unidad y el diálogo para encontrar una salida al flagelo de la violencia, la cual también ha paralizado al sector del transporte colectivo por asesinatos de motoristas.

 En mayo el papa ya había hecho referencia a la necesidad de una “profunda reconciliación nacional” en el contexto de la beatificación de Romero. Incluso, en una carta enviada al arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, Francisco invitó a la cordura y a la reflexión para “renunciar a la violencia de la espada y el odio”.

En su mensaje de ayer y recordando a las centenares de víctimas de Hiroshima y Nagasaki, el Papa llamó a los cristianos a “orar y a comprometernos por la paz, para difundir en el mundo una ética de fraternidad y un clima de serena convivencia entre los pueblos”.
“De toda la tierra se eleve una única voz: ¡no a la guerra, no a la violencia, si al diálogo, si a la paz! ¡Con la guerra siempre se pierde! ¡El único modo de vencer una guerra es no hacerla!”, exclamó.

Gobierno avala mensaje
Por su parte, el vocero del gobierno de El Salvador, Eugenio Chicas, consideró que las palabras del papa Francisco llegan en un momento oportuno porque hacen una reflexión sobre las causas de la violencia y plantean la unidad entre todas las fuerzas políticas, económicas y sociales.

“Nos sentimos congratulados con las palabras de aliento del Papa cuando se refiere a que debemos comprometernos con la paz, con la esperanza. Hay que vincular esto a la unidad del país y al legado de Monseñor Óscar Romero, quien sin duda nos relaciona de forma estrecha con el sumo Pontífice”, dijo Chicas.

El funcionario reconoció que las declaraciones del Papa “van más allá de términos religiosos” porque exhortan a realizar un trabajo más contundente contra la inseguridad en el país.

Para Chicas, el mensaje del Papa es un llamado para que el Gobierno continúe en la lucha contra la criminalidad y la violencia.
Y el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Ramírez, calificó las palabras del Papa como una muestra de apoyo a la lucha de la sociedad salvadoreña y consideró que generarán “un mayor compromiso”de la Policía con la ciudadanía.

“Es un apoyo a todos los salvadoreños que estamos preocupados pero ante todo luchando. El Papa pide que hagamos lo que nos corresponde, desde el rol particular de cada quien”, dijo  Ramírez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación