Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las lecciones que el refrigerio lleva a las aulas

El valioso apoyo de las madres de familia

Cada centro escolar del país enfrenta una serie de retos para poder desarrollar el programa del refrigerio escolar. El anhelo de los docentes que sí se han apropiado del programa es poder recibir más apoyo de las autoridades para mejorarlo.

Las madres de familia deben aportar su tiempo para ayudar a las escuelas con la preparación de los alimentos, e incluso llevan desde sus casas otros ingredientes.

Las madres de familia deben aportar su tiempo para ayudar a las escuelas con la preparación de los alimentos, e incluso llevan desde sus casas otros ingredientes.  | Foto por Lissette Monterrosa

Las madres de familia deben aportar su tiempo para ayudar a las escuelas con la preparación de los alimentos, e incluso llevan desde sus casas otros ingredientes. 

En la mayor parte de los centros escolares e institutos, el programa del refrigerio escolar solo logra salir adelante gracias al apoyo e inversión de las familias de los alumnos, principalmente de las madres. 

Aunque hay un maestro encargado de coordinar el programa no puede preparar los alimentos para todos los alumnos, y urge del apoyo de las madres que, en su mayoría, llegan de forma solidaria a cocinar.

Hay casos en los que la coordinación falla y hay mamás que no se presentan provocando que  los maestros corran en busca de una sustituta, pero casi siempre hay otra mamá dispuesta a llegar para que los niños no se queden sin comer,esto les ha pasado en el complejo educativo de Talnique. .

En muchos casos son las mismas madres las que buscan llevar algún otro ingrediente, como zanahorias, chile, chipilín, cebolla o tomates, para que el arroz y los frijoles tengan otro sabor que le guste más a los niños.

La mayoría de las madres consultadas dijeron que brindan su tiempo para que ningún día falte la comida a los alumnos. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación