Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Salvanatura viene arrastrando deudas de mucho tiempo atrás"

Acceso hacia La Fincona desde Cara Sucia. La pluma y la caseta son simbólicas porque nadie permanece ahí regularmente.

Acceso hacia La Fincona desde Cara Sucia. La pluma y la caseta son simbólicas porque nadie permanece ahí regularmente.

Acceso hacia La Fincona desde Cara Sucia. La pluma y la caseta son simbólicas porque nadie permanece ahí regularmente.

Una emblemática fundación lidia con las deudas. Su director ejecutivo, Álvaro Moisés, conversó con El Diario de Hoy sobre cómo han buscado solventarlas y sobre cuál sería su último recurso: vender tierras que se adquirieron para la conservación.

¿Han podido llegar a un punto de equilibrio?

Lo que buscamos es que con las actividades actuales nos mantengamos. Es decir, si viene un desequilibrio tenemos que volver a hacer ese equilibrio. Sin embargo, soy sincero. Salvanatura viene arrastrando de mucho tiempo atrás deudas. Estas deudas se vienen acumulando poco a poco. (...) Seguimos pagando por cosas que en el pasado no se hicieron.

¿De cuánto era la deuda cuando usted entró a la administración y en cuánto se ha reducido?

Fíjese que no, ha aumentado la deuda. Había deudas bancarias y deudas de muchas índoles. Hemos aumentado deudas bancarias porque estamos creando y desarrollando capacidades. Para poder hacer certificaciones tenemos que acreditarnos con ISOS, la 17020, la 17065 y eso es modificar hasta la infraestructura de las casas, de los vehículos, etcétera. Son inversiones. Tal vez las cifras se han duplicado, pero para ganar esas capacidades.

Es decir que las deudas bancaria se están pagando...

Exactamente. Y hay muchos otros proyectos que son exitosos y se manejan muy bien. Lo que sucede es que a esta administración le tocó que pagar por proyectos que en el pasado fueron desarrollados administrativamente tal vez no de la mejor manera. Y hemos tenido que ir saneando una organización que sí estaba muy endeudada. Hasta ahorita que estamos en el punto de equilibrio.

¿La directiva ha dado un plazo para disminuir las deudas?

Sí, claro. Tenemos toda una estrategia para hacerlo, para desarrollarlo. Tenemos ciertos activos, verdad, que es lo último que se toca. Para nosotros son muy importantes. Le mencioné tierras que Salvanatura ha ido adquiriendo en el pasado, para la conservación. Estamos promoviendo que empresas responsables adquieran estas tierras bajo una figura que ellos puedan dar al Estado, incorporarlas al Sistema de Áreas Naturales Protegidas para un legado a las futuras generaciones. De tal manera que nosotros nos oxigenamos con esos fondos para poder seguir con la labor que desarrollamos. Salvanatura nunca va a acabar, porque tenemos acciones muy positivas, muy rentables pero que están paleando otras que no son muy rentables.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación