Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud paga a OPS la mitad de la deuda por vacunas

El 25 de agosto y el 1 de septiembre ingresarán las dosis contra neumococo y pentavalente

Una enfermera vacuna a un bebé de tres meses en una unidad de salud. foto edh / ARCHIVO

Una enfermera vacuna a un bebé de tres meses en una unidad de salud. foto edh / ARCHIVO

Una enfermera vacuna a un bebé de tres meses en una unidad de salud. foto edh / ARCHIVO

Solo el 20 por ciento de las unidades de salud en el país dispone de las vacunas contra el neumococo y la pentavalente, y en los centro del Seguro Social no hay, informó ayer el director de Enfermedades Infecciosas del Minsal, Eduardo Suárez Castaneda.

Desde hace más de cuatro meses los biológicos comenzaron a escasear; en lugar de la pentavalente, que protege a los niños contra cinco enfermedades, les aplican la DPT, pero esta no cubre haemophilus influenza B ni hepatitis B.

Suárez Castaneda dijo que el mayor problema ocurre en San Salvador, en las unidades de la región paracentral y oriental hay "un poco".

En el primer nivel de atención tampoco tienen BCG, que protege a los recién nacidos contra la tuberculosis.

Pero en los hospitales sí están vacunando a los bebés. En este caso, como los frascos son de múltiples dosis, si solo se inmuniza a un niño, el resto se debe botar, pero dada la escasez, se trata de reunir la mayor cantidad de infantes.

"Tenemos una disminución importante de la cantidad de vacunas, no hay un desabastecimiento total", expresó Suárez Castaneda.

El director de Enfermedades Infecciosas del Ministerio de Salud (Minsal) dijo que ya se hizo el nuevo pedido de biológicos, estos llegarán al país el 25 de agosto y el 1 de septiembre, luego se distribuirán a los Sibasis, eso tarda una semana.

Antes de las vacaciones de agosto, el Minsal solicitó a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) una compra rápida de 50 mil dosis de BCG, 90 mil de pentavalente, 130 mil de poliomielitis y 16,200 de neumococo 13 valente por un monto de $607 mil, que era el único crédito que tenían a ese momento.

Salud adquiere los biológicos a través del al Fondo Rotatorio de la OPS, ellos otorgan un crédito de cinco millones en un plazo de 60 días.

Pero el Minsal tenía pendiente de pagar 4.4 millones de dólares según lo confirmó a finales de julio el representante de la OPS, José Ruales; eso limita a las autoridades a realizar otras compras.

La ministra de Salud, Violeta Menjívar, dijo ayer que entre el viernes pasado y ayer se cancelaron 2.5 millones de dólares y que pronto tendrían las vacunas.

Pero Salud mantiene una deuda de dos millones de dólares aproximadamente que deben ser cancelados a través del Ministerio de Hacienda.

Suárez reconoció que la deuda con la OPS afectó el proceso de pedido del producto.

El Minsal pagó la factura del 16 de mayo que venció el 16 de julio, pero sigue adeudando la del 6 de junio que venció el miércoles pasado.

"Teníamos un saldo pendiente de pago, se emitieron los cheques, pero los cheques no estaban acorde al monto entonces lo devolvieron de OPS y eso tuvo que entrar a Hacienda, para que los emitiera nuevamente, eso ha retrasado un poquito el pago", acotó el director de Enfermedades Infecciosas.

Suárez Castaneda expresó que, al cancelar una parte del crédito, tienen capacidad para hacer una nueva solicitud de vacunas, la cual ya se hizo para el tercer trimestre.

A finales de julio, Ruales informó que el Minsal hizo un cuarto pedido por 3.9 millones de dólares, pero el crédito al momento solo es de 2.5 millones de dólares.

Suárez Castaneda agregó que cuando reciban las dosis se cubrirá a los niños que no recibieron la pentavalente y se buscará a los que no se les aplicó la del neumococo.

"Todos esos pacientes que no han sido vacunados tenemos que buscarlos, o sea que nosotros recibiendo la vacuna tenemos que desarrollar campañas en busca de los niños que no fueron vacunados y terminar el año con coberturas superior al 90 por ciento", acotó Suárez Castaneda.

Al momento las coberturas de vacunación tendrían que ser del 50 por ciento, pero se estima que andan por el 40 por ciento.

Mientras que Giovanni Escobar, subdirector del Seguro Social, dijo que la escasez se debió a un retraso en la solicitud de compra.

"La escasez se debió a que como estas se compran como un fondo rotatorio, cada uno de los países está insistiendo que le entreguen sus vacunas; al parecer, el Ministerio de Salud de El Salvador, como se va programando las entregas, al parecer no fuimos los primeros. Todos los países de América Latina lograron adquirirlo y hemos quedado en la lista de espera", expresó Escobar.

Añadió que el ISSS no tiene problemas con las dosis de fiebre amarilla y la rabia, porque esas las compra el Seguro.

El ISSS proporciona las jeringas, termos y cartillas de control y depósitos para verter las dosis y el Minsal les provee las vacunas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación