Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Protestas se extienden a nueve centros de salud

Sigesal impulsó ayer un paro de labores en diferentes áreas administrativas

Protesta en el Hospital Psiquiátrico, de Soyapango, ayer. Hubo ocho establecimientos más en protesta.

Protesta en el Hospital Psiquiátrico, de Soyapango, ayer. Hubo ocho establecimientos más en protesta.

Protesta en el Hospital Psiquiátrico, de Soyapango, ayer. Hubo ocho establecimientos más en protesta.

Al menos nueve centros de salud públicos amanecieron ayer con una reducción de labores en el área administrativa, las protestas fueron impulsadas por el Sindicato General de Empleados del Ministerio de Salud (Sigesal).

El paro laboral afectó a los hospitales Psiquiátrico, Zacamil, Rosales, Cojutepeque, Chalatenango, San Vicente y San Miguel, además la unidad de salud de la colonia Santa Lucia, en Ilopango, informó el sindicalista Mario Arévalo.

Arévalo expresó que las protestas se deben a que el director del Rosales, Mauricio Ventura, negó la jefatura a la persona que ha estado en el cargo en funciones por cuatro años y ha hecho un concurso externo, además de despidos de médicos que tenían plazas de residentes en varios hospitales, entre ellos Chalatenango y Psiquiátrico.

Respecto a la jefatura de la farmacia del Rosales, Wilber Aquiles Amaya, quien ha desempeñado el cargo de forma interina, ha expuesto que el ganó en dos ocasiones cuando se puso esa plaza a concurso interno; pero en vez de otorgarle el puesto las autoridades optaron por lanzar la plaza a concurso externo.

Aquiles Amaya dijo que ayer fue notificado para dejar el cargo a partir de hoy. Añadió que debido a las violaciones a sus derechos laborales puso, hace una semana, una demanda ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

También expuso que él fue quien pidió que se investigara a través de la Fiscalía la pérdida de frascos de medicamento a finales de 2010; así como solicitó un sistema de seguridad en el área de farmacias para evitar robos de medicamentos.

Ayer la reducción de labores se mantuvo en las áreas de Recursos Humanos, la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucional (UACI), La Unidad Financiera Institucional (UFI) y Dirección, entre otros.

La atención en la consulta externa, el área de hospitalización, el despacho de medicamentos y la Emergencia no fue interrumpida, dijo Arévalo, de Sigesal.

Por su parte, Julio Robles Ticas, director General de Hospitales, dijo que se interrumpieron los procesos administrativos, pero eso también afecta a la población. En el Rosales las protestas se mantienen desde el lunes.

"No basta cerrar la emergencia, ni la consulta externa de un hospital para interrumpir la atención, si cierro los archivos, la lavandería, cualquier parte administrativa se interrumpe todo el proceso y eso repercute en la misma atención del paciente", comentó Robles Ticas.

El director de hospitales expresó que los sindicalistas piden que se les otorgue plazas de residentes a personas que obtuvieron bajas notas; y algunos permisos sindicales del 100 por ciento para los directivos.

De acuerdo con Robles Ticas el personal seleccionado para las plazas fueron los que tuvieron las mejores notas y evaluaciones psicológicas.

En respuesta a ese señalamiento anterior, los médicos Edwin Gerson Paz Sánchez y Walter Ricardo Avelar Aguilar, quienes laboraban en el hospital de Chalatenango, expusieron que se sometieron a los exámenes para optar a las plazas de residentes; pero las pruebas fueron alteradas, por lo que denunciaron el hecho al Ministerio de Salud.

"Salud dijo que las pruebas sí estaban viciadas", dijo Paz Sánchez. Pese a ello, ambos doctores dicen que están sin trabajo desde el 3 de enero y han puesto demandas ante el Tribunal del Servicio Civil y la organización Internacional del Trabajo.

Referente a los permisos sindicales, Robles Ticas expresó que de acceder a las peticiones significaría que 11 personas nunca laborarían en el hospital, una situación que no pueden conceder.

"Los directores de los hospitales lo que tienen que hacer es establecer las sanciones administrativas como a todos los empleados del ministerio. Si nosotros no llegamos a trabajar tenemos nuestras repercusiones laborales", añadió.

El director del Psiquiátrico, Arturo Carranza, declaró que el sindicato Sigesal reclama por un médico con plaza de residente al que no se le renovó el contrato por no cumplir con los requisitos.

El médico dijo que se siguieron los procesos legales que manda la norma del Ministerio de Salud. Carranza comentó que en las áreas de atención se trabajó normalmente, solo el área administrativa fue cerrada. Arévalo, de Sigesal, manifestó que las protestas continuarían.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación