Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Del Seguro Social

La PDDH investiga denuncias de pacientes renales

Pacientes con insuficiencia renal terminal del ISSS denunciaron el cambio de terapia.

Pacientes con insuficiencia renal terminal del ISSS denunciaron el cambio de terapia.  | Foto por Jorge Reyes

Pacientes con insuficiencia renal terminal del ISSS denunciaron el cambio de terapia. 

Las investigaciones sobre las denuncias de los pacientes con insuficiencia renal, del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) sobre la reducción de las sesiones de diálisis, continúan por parte de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDDH).

La Procuraduría confirmó que hay abierto un expediente desde noviembre de 2014 sobre los inconvenientes para recibir el tratamiento presentada por 45 derechohabientes.

Los pacientes renales interpusieron una demanda, luego que en el hospital Médico Quirúrgico les quitarán un turno semanal, en lugar de recibir terapia dos veces por semana les daban una.

La diálisis es un procedimiento médico por medio del cual les limpian los tóxicos del cuerpo, una función que los riñones, cuando están dañados, ya no pueden hacer.

“La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos tiene abierto un expediente en su sede de San Salvador, ante el caso presentado por un grupo de aproximadamente 45 personas... quienes expresan estar siendo afectados en el tratamiento”, detalló la institución a través de la unidad de comunicaciones.

La PDDH informó que se considera realizar nuevas diligencias, como estudiar expedientes médicos de pacientes seleccionados y solicitar nuevos informes a las autoridades del Seguro Social.

La institución detalla que a partir de la denuncia de los enfermos renales, le requirieron a las autoridades del ISSS un informe y ellos manifestaron que estaban implementando el nuevo programa de diálisis ambulatoria, y que con ello se garantiza mejor la vida a los pacientes.

“El proceso de investigación ha implicado comunicación con algunos pacientes para dar seguimiento a la problemática generada con la DPCA y dijeron haber experimentado algunas ventajas con la nueva modalidad de tratamiento; y otros, expresaron algunos inconvenientes”, detalló la Procuraduría.

Pacientes en diálisis han denunciado que prácticamente los obligaron a trasladarse de la diálisis hospitalaria a la ambulatoria, y una forma de presionarlos fue reducirles las sesiones de una a dos semanales, con lo que atentaban contra sus vidas.

Según datos de la Oficina de Información y Respuesta, en 2013, en promedio, 194 personas con daño renal recibían diálisis dos veces por semana. Entre enero y agosto del año pasado fueron 191, en promedio, pero a partir de septiembre de 2014 hasta el 15 de septiembre de este año a ningún paciente se le brindaba la terapia dos veces por semana, solo una.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación