Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muere niño que se quemó 50% del cuerpo con un volcancito

En el H. Bloom está ingresada una niña, de ocho años, con quemaduras en el 50 % de su cuerpo; Mientras, Protección Civil reporta 15 casos de menores de 18 años que se han quemado con pólvora, ente el  1 de noviembre y el 15 de diciembre

NI?S QUEMADOS MA

 Las quemaduras con pólvora tienden a dejar secuelas, por ello las autoridades piden a los padres no comprar pólvora a sus hijos o vigilar cuando la manipulen. | Foto por Archivo

  Las quemaduras con pólvora tienden a dejar secuelas, por ello las autoridades piden a los padres no comprar pólvora a sus hijos o vigilar cuando la manipulen.

Un niño de ocho años  murió a causa de las quemaduras que sufrió con pólvora, otra  niña lucha por su vida en Cuidados Intensivos con el 50% de su cuerpo quemado,  un niño perdió sus dedos y dos más con otro tipo de amputaciones no especificadas,  reportó ayer Protección Civil.
El infante que murió tenía quemaduras en el 50 % de su cuerpo y el incidente ocurrió cuando manipulaba un volcancito sin supervisión de un adulto, explicó la jefa de cirugía plástica de la Unidad de Quemados del Hospital Bloom, Patricia de Calderón.
El fuego le alcanzó la cara, piernas y brazos del menor después que su ropa se incendiara con las chispas que arrojó el pirotécnico. El niño que era originario de la comunidad El Progreso cantón La Paz, del municipio El Carmen, en Cuscatlán, fue ingresado en el Bloom el domingo a las 9:20 p.m. y murió el lunes.
Amigos y familiares resientes aún no se explican cómo una mala jugada le cegó la vida del pequeño.
“Es que un volcancito se dio vuelta y ese fue que incendio los otros que tenía en las manos”, comentó la hermana de 12 años, quien en ella estaba del cuido de sus dos hermanitos pequeños.
Según lo manifestado por las autoridades de Salud, el niño murió a causa de las quemaduras; sin embargo,  su madre expresó que médicos del Bloom le manifestaron que había agarrado un bacteria.
“Estoy conforme porque mí niño ya esta con Dios. De qué me sirve ponerme mal si tengo que seguir luchando por lo otros dos”, comentó la madre, quien sola saca adelante a sus hijos lavando y planchando.
El director de Protección civil, Jorge Meléndez, dijo que “nosotros estamos preocupados, que no hemos llegado a las celebraciones más importantes y tenemos lesionados, y un fallecido”. Luego añadió:“¿Quién iba a decir que una criatura iba a perder la vida por un acto pequeño?”.
En el Hospital Bloom también se encuentra una niña, originaria de San Miguel, que fue ingresada el lunes con quemaduras en el 50 % de su cuerpo.
La menor se quemó la  cara, piernas y brazos  después que arrojó a un basurero que contenía thinner y otros productos inflamables,  una estrellita encendida.
Dentro de los nueve niños atendidos en el Bloom, entre el 1 de diciembre y ayer,  a uno se le tuvieron que amputar los dedos de la mano derecha.
 En el mismo lapso,  Protección Civil reportó 19 personas quemadas, de las cuales 15 son niños o adolescentes.
“Todos los años contamos las mismas historias, realmente es lamentable”, dijo  de Calderón.
Menéndez destacó que dentro del total de menores de 18 años que resultaron quemados con pirotécnicos, solo uno  de  ellos era supervisado por sus padres.
“Hacemos un llamado intenso a los padres para que redoblen los controles de sus hijos y evitar la manipulación de cualquier tipo de pólvora”, insistió;hizo énfasis en que El Carmen, en Cuscatlán,  se han reportado  la mayoría de menores de 18 años quemados con pólvora.

Niños con amputaciones

Cuatro personas resultaron amputadas a causa de la pólvora, entre el 1 de noviembre al 15 de diciembre de este año, reportó la representante del Fondo Solidario para la Salud  (Fosalud), Claudia Pitín.
Del total de amputaciones se reportan a tres niños de 6, 7 y 12 años que perdieron partes de su cuerpo por las explosiones provocadas por los pirotécnicos. El único adulto dentro de esta estadística tiene 27 años.

“Tenemos un niño fallecido,  un niño quemado por un volcancito es difícil de explicarlo “ ', Jorge Meléndez, director Protección Civil
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación