Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

“El miedo de chocar otra vez le queda escrito a uno en la mente”, víctima de accidente

Los accidentes en los que se han visto involucradas las mototaxis ya han dejado víctimas con daños de gravedad.

Mototaxi Atiquizaya

Herlinda García quedó lisiada después de sufrir un accidente en una mototaxi hace casi cuatro años, aseguró que en el percance vial el conductor perdió la vida. | Foto por Jorge Reyes

Herlinda García quedó lisiada después de sufrir un accidente en una mototaxi hace casi cuatro años, aseguró que en el percance vial el conductor perdió la vida.

A Herlinda García, de 56 años, nunca se le olvida el momento en que quedó lisiada para toda su vida después de sufrir un accidente de tránsito  cuando iba en una mototaxi.

Aunque no culpa al motorista de la unidad, por usar ese medio de transporte local sufrió lesiones permanente. Ahora camina con mucha dificultad, a pesar de las continuas terapias de rehabilitación que ha hecho en Funter.

El accidente sucedió el 26 de febrero de 2012, y recuerda que ese día la acompañaba su empleada, Mercedes Chacón, hacia la cooperativa El Jícaro, En San Lorenzo.

“Eran como las 5 de la tarde, íbamos sobre un puente y vimos un vehículo que venía, cuando sentimos nos pegó”, indicó la señora.
Incluso, el vehículo que les golpeó (un pick up rojo) de inmediato escapó del lugar del accidente, recordó.

Doña Herlinda asegura que viajar en el transporte alternativo local es muy riesgoso porque no son seguros “y un golpe, ahí nomás termina uno. No hay de donde agarrarse más que de unas barillas”, lamentó.

Después de la numerosas terapias de rehabilitación, hace un año comenzó a caminar. “Yo no podía pararme, pero hace una año que logré hacerlo por las terapias; ahora voy cada tres meses”, explicó.

La señora contó  que un médico de Santa Ana le dijo que la podía operar nuevamente a un costo de $4,600. “Pero no era tan seguro de que pudiera caminar”, comentó.

Aunque lamenta haber quedado lisiada, también es consciente de que corrió con algo de fortuna porque en ese accidente murió el conductor de la mototaxi.
Agregó que durante el choque no perdió el conocimiento; pero las lesiones fueron tan graves que la tuvieron que operar de emergencia.

El mayor daño que le dejó el accidente es una cadera lisiada que la obliga a caminar con muletas. “Me han dado una plantilla (para el zapato) que me ayuda a caminar un poco”, explicó.

Además, tiene una operación en la rodilla en donde fue necesario colocarle varios claves de platino.

La otra pasajera, Ana Mercedes Chacón, también corrió con suerte. Aunque ella se golpeó el rostro con una barilla de hierro que le provocó una lesión cerca del ojo derecho, ahora le da gracias a Dios por no haberlo perdido.

El miedo de subirse

Tiempo después de haber sufrido el accidente en la mototaxi, la necesidad llevó nuevamente a doña Herlinda García a subirse otra vez a un vehículo de ese tipo.

“A veces lo he tomado (abordado) por necesidad; pero tengo miedo, le queda a uno escrito en la mente”, opinó.

Y aunque la necesidad la lleve a subirse una vez más en el transporte local, ella dice que “si por mí fuera, yo las quitaría todas”.

La señora justifica su opinión en el hecho de que las mototaxis son muy inseguras para viajar y porque han provocado un elevado número de accidentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación