Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El ISSS anunció que reanudaron los trasplantes, pero especialistas lo niegan

El miércoles realizaron un trasplante de riñón. Pero la falta de acuerdos habría llevado a paralizar de nuevo el problema entre especialistas y autoridades.

Las autoridades del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) informaron, ayer, a través de un comunicado de prensa, que se han reanudado los trasplantes renales. Estos habían sido suspendidos desde el 25 de febrero.

Sin embargo, el Simetrisss advirtió ayer que los trasplantes de riñón están suspendidos, debido a que los médicos contratados por la autónoma no tienen la experiencia para realizar dicho procedimiento.

En el comunicado, las autoridades del ISSS exponen que hay acuerdos con el equipo multidisciplinario de programa de trasplante; los cuales favorecen y mejoran la atención de los pacientes del servicio de Nefrología.

Además, expone: "El equipo responsable realizó un trasplante el pasado miércoles y se espera intervenir a 8 pacientes más entre abril y mayo; mientras que otros 53 están en estudio de compatibilidad para ser intervenidos posteriormente".

Pero el Simetrisss informó que el trasplante realizado el miércoles fue "como muestra de buena voluntad, en el entendido que las negociaciones se retomarían".

Añaden que "debido a que las negociaciones no ocurrieron el equipo tomó la decisión de suspender los trasplantes a partir de este día (viernes)".

A través de un vocero, Simetrisss explicó que, a raíz del comunicado publicado por el ISSS, contactaron a los médicos que formaban el equipo de trasplantes.

Los especialistas expusieron al sindicato que ninguno de ellos tiene un acuerdo con las autoridades del ISSS y que "en estos momentos está desintegrado el equipo y a partir de esta fecha el trasplante está nuevamente suspendido indefinidamente, mientras no se llegue a un arreglo con la administración".

El equipo de trasplante del Seguro Social ha estado formado por cuatro urólogos y dos cirujanos vasculares periféricos.

El conflicto entre las autoridades del ISSS y los especialistas se debe a que los médicos solicitaron que se les pague por realizar los trasplantes, ya que por ese tipo de cirugías no reciben pago alguno, sino que dicha labor queda "como parte del resto de sus funciones".

En respuesta, el ISSS anunció que contrataría urólogos. Sin embargo, el Simetrisss advirtió que el nuevo personal no tiene la capacidad y la experiencia necesaria para realizar los trasplantes, lo cual pone en riegos a los pacientes.

En el comunicado de ayer, el ISSS recordó que el programa de trasplante renal inició en 1985 y que a la fecha han sido beneficiados con un trasplante 666 pacientes.

Al final del documento el ISSS expone: "La reanudación del programa de trasplante renal es muestra del compromiso que tiene la actual administración por defender el derecho humano de la salud y beneficiar al derecho habiente con un servicio oportuno y de calidad".

El programa de trasplante del ISSS había sido el único que funcionaba en el sistema de salud de país, ya que en los hospitales públicos Bloom y Rosales los trasplantes han sido suspendidos desde hace varios meses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación