Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno debió incluir a comunas en el Sitramss, dice Quijano

El jefe edilicio aseguró que el problema del transporte público debió abordarse con todos los alcaldes del AMSS

El proyecto del Sistema Integrado del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) continúa generando polémica tanto por la tala de 140 árboles en el Parque Infantil de Diversiones, como por la forma como se ha ejecutado el proyecto.

El edil capitalino Norman Quijano criticó que el Gobierno haya excluido a las comunas del megaproyecto de modernización del transporte en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

Mientras el Sindicato de Secultura (Sitrasec) opinó que el daño en el parque es irreversible. Y ante el escepticismo del sindicato sobre la oferta de rapar el daño, informan que vigilarán la ejecución de los trabajos de "compensación".

El edil de San Salvador, quien el martes retomó su funciones, expuso que "el Gobierno no nos toma en cuenta", y apartó a las municipalidades del proyecto Sitramss. Las declaraciones fueron dadas ayer en una entrevista radial.

Quijano aseguró que en los proyectos relacionados al transporte público de pasajeros y al de carga deben participar activamente las alcaldías afectadas, según dicta el artículo 4 del Código Municipal.

"El Gobierno dijo: 'Este proyecto es del Gobierno y punto'", expresó el alcalde.

En 2008, Quijano buscó implementar un sistema rápido de transporte público masivo, conocido como "metrobús".

El proyecto consistía en diseñar un sistema de buses articulados que recorrieran los tramos de Soyapango-Santa Tecla y Apopa-San Marcos. Para ello se habilitarían carriles exclusivos para descongestionar el centro de la capital. Aunque en un inicio obtuvo el apoyo, el proyecto no prosperó.

"Al Gobierno le pareció el proyecto de Norman Quijano, de metrobús; le cambió nombre, le puso Sitramss y cambió algunas cosas", expresó

El jefe edilicio aseguró que el problema del transporte público debió abordarse con todos los alcaldes del AMSS.

Debido a esa falta de coordinación y trabajo conjunto se derivaron problemas como la depredación que está sufriendo el Parque Infantil de Diversiones, opinó Quijano.

Desde la semana pasada las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) iniciaron la tala en ese lugar. Para resarcir el daño ambiental causado en el lugar, el titular del MOP, Gerson Martínez, declaró el martes pasado que sembrarían mil 960 árboles en el área donde actualmente hay edificios abandonados.

Quijano recordó que cuando la comuna taló árboles en la fuente Beethoven fue duramente criticado y él fue tildado como "alcalde depredador".

"Y ahora resulta que el Gobierno está cortando 300 árboles de un lugar tan histórico", comentó el edil.

Según Quijano, para no dañar el parque debió considerarse la compra de un terreno donde, actualmente, hay talleres mecánicos y galeras viejas que no son patrimonio histórico. Lamentó que no se aprovechara la oportunidad de adquirir esos predios para "no tocar ese patrimonio tan bello de la ciudad, que es el Parque Infantil".

El alcalde afirmó que el Gobierno no podrá sembrar las especies de árboles taladas.

"Cuando siembras un árbol y no le das el seguimiento, no lo cuidas de las plagas, de los arbustos que lo cubren, en el verano no los riegas, eso termina siendo inútil", sostuvo.

El Sindicato de Secultura (Sitrasec) sigue lamentando que el proyecto de modernización del actual Gobierno destruyera árboles y que, incluso, haya mutilado parte de la historia del parque, ubicado en el corazón de San Salvador.

Basilio Ayala, secretario de Sitrasec, manifestó que ellos buscarán que lo prometido por las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) se cumplan al pie de la letra.

Una de las promesas del ministro Martínez fue demoler los edificios ubicados en un extremo del parque, los cuales están abandonados desde el terremoto de 1986, dijo Ayala, quien estimó que estos inmuebles ocupan un poco más de una manzana de terreno.

Añadió que las autoridades estudian la posibilidad de destruir unos salones de usos múltiples donde reciben clases deportistas del Instituto Nacional de los Deportes (Indes) y que abarcan un área entre 40 y 50 metros de ancho.

Según Ayala, las autoridades del Indes no quieren abandonar las instalaciones que le fueron prestadas mientras arreglaban las instalaciones que fueron dañas por el terremoto de 1986, y aseveró que las instalaciones no son ocupadas de forma permanente.

"Ya se le envió notificación (al Indes) que se necesita recuperar ese espacio, pero hay resistencia, porque después de 10 años (de ocupar ese espacio) los dominios de las propiedades se vuelven absolutas, entonces no lo quieren entregar... La justificación es que le están dando uso", explicó Ayala.

Ayer se consultó al Indes, a través de correo electrónico, su postura al respecto. Al cierre de esta nota, el departamento de Comunicaciones de esa institución no había dado respuesta.

Según Ayala, la madera de los árboles talados será procesada en el parque Arqueológico Joya de Cerén, en San Juan Opico, La Libertad, para darle un "buen uso" en otros parques, principalmente en el Infantil. Posiblemente sirvan para inmobiliario rústico (mesas, sillas)

Entre las especies taladas en el Infantil hay conocaste, Teca, Cedro y Ceiba.

Ante la propuesta del ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, de que los usuarios no paguen los $0.75 centavos para ingresar al Infantil, Basilio Ayala estimó que el Gobierno deberá absorber los más de $30 mil dólares que ingresan anualmente por pago de tarifa.

El sindicalista manifestó que el nuevo Gobierno hereda una "deuda pendiente" con el parque, que asegura ha estado abandonado en cuanto a inversión para mejorar la infraestructura y darle mantenimiento a juegos históricos, como el tren mecánico que, desde hace más de un año, no funciona, entre otras ruedas.

Ayala lamentó que uno de los juegos preferidos por los estudiantes y niños que visitan el parque esté abandonado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación