Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fusades pide debatir y consensuar más ley de agua

Hay cuatro puntos en los que coinciden los tres proyectos en manos de los diputados

Todos los días cientos de familias deben comprar agua a las pipas que visitan sus colonias. Tienen chorro en su casa, pero no les cae agua.

Todos los días cientos de familias deben comprar agua a las pipas que visitan sus colonias. Tienen chorro en su casa, pero no les cae agua.

Todos los días cientos de familias deben comprar agua a las pipas que visitan sus colonias. Tienen chorro en su casa, pero no les cae agua.

Nadie duda que el país necesite con urgencia una ley que, además de regular el uso de los recursos hídricos, garantice que las futuras generaciones tengan agua en la cantidad y con la calidad necesarias. De ello están seguros el Ministerio de Medio Ambiente (MARN), la Asociación de Regantes, Fusades y las ONG que integran el Foro del Agua.

Aunque en las últimas semanas se ha hecho énfasis en las diferencias que hay entre los proyectos de ley que apoyan unos y otros, existen también coincidencias.

Estas coincidencias, según el investigador senior de Fusades, Leopoldo Dimas, pueden permitir "sentar las bases para un diálogo y consenso".

Él considera necesario que los actores mencionados se sienten alrededor de la mesa, hablen sobre los proyectos de ley presentados y retroalimenten con ese diálogo a los diputados de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático. Incluso cree que un organismo de las Naciones Unidas como el PNUD podría propiciar ese diálogo. Pero esto último es solo una idea.

Los puntos en los que según el análisis de Dimas coinciden los proyectos son considerar el agua como un bien nacional de uso público; reconocer el derecho humano al agua potable; la convicción de que el Gobierno debe regular los recursos hídricos; y el dar prioridad al uso del agua para consumo humano.

La propuesta de los regantes afirma esto último en su artículo 4: "El agua es un bien nacional de uso público, inalienable, inembargable e imprescriptible; su dominio pertenece a la Nación y su uso y goce a todos los habitantes del país; en consecuencia, corresponde al Estado la regulación, gestión y control de dicho recurso, de acuerdo con lo establecido en la presente Ley".

Esta propuesta cuenta con el apoyo de Camagro y, por ende, de la ANEP. Desde varias ONG ha sido tachada como una propuesta "privatizadora". Pero su contenido no es acorde a ese calificativo.

El artículo 4 del proyecto del Foro del Agua se refiere al agua casi en los mismos términos: "El agua es un bien nacional de uso público, inalienable, inembargable e imprescriptible; su dominio pertenece a la Nación y su uso y goce a todos los habitantes del país; en consecuencia, corresponde al Estado la regulación, gestión integral y administración de la misma, de acuerdo con lo establecido en la presente Ley".

En este punto, la propuesta del Foro y la del MARN agregan: "Se exceptúan las aguas lluvias directamente recolectadas y almacenadas artificialmente por particulares".

El investigador senior de Fusades considera que la búsqueda de diálogo y consenso en torno a la ley de aguas sería una buena oportunidad para que el presidente Salvador Sánchez Cerén lleve a la práctica la voluntad de diálogo que expresó el 1 de junio, cuando tomo posesión de su cargo.

Ese día, el mandatario afirmó en su discurso: "Queremos ampliar el diálogo y mantener una negociación permanente hacia la búsqueda de acuerdos con todas las fuerzas de la sociedad. Porque unidos crecemos todos. Esa es mi convicción. Solo unidos podemos crecer, solo juntos podemos sacar adelante a El Salvador".

Anteproyecto del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales
Publish at Calameo or read more publications.

Anteproyecto Foro Nacional del Agua (Noviembre 2013)
Publish at Calameo or read more publications.

Proyecto ley sobre gestión integral de los recursos hídricos
Publish at Calameo or read more publications.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación