Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Funes se une al Parlacen pese a prohibición de CSJ

Ayer acudió a la sede en Guatemala, donde directiva de ese foro le tomó la protesta

Funes es juramentado como diputado por Paula Rodríguez, presidenta del Parlacen. Foto EDH/Mauricio Cáceres

Funes es juramentado como diputado por Paula Rodríguez, presidenta del Parlacen. Foto EDH/Mauricio Cáceres

Funes es juramentado como diputado por Paula Rodríguez, presidenta del Parlacen. Foto EDH/Mauricio Cáceres

Pese a una prohibición expresa de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y en medio de cuestionamientos por la adquisición de mansiones y propiedades onerosas por parte de sus amigos más cercanos, Mauricio Funes juró ayer por la tarde como diputado al Parlamento Centroamericana (Parlacen), el organismo que se atribuye a Funes haber definido una vez como "un cementerio de exfuncionarios".

El expresidente se presentó con retraso de una hora al acto de juramentación en la sede del foro regional en la Ciudad de Guatemala, donde le tomó protesta la presidenta de ese ente, Paula Rodríguez.

"Continuando con esa tradición no me queda más que asumir, no solo por el derecho que me asiste como (ex) Presidente de la República, desde el momento que fui elegido por mandato popular podía integrar este foro regional", declaró Funes tras el acto.

El Tribunal Constitucional salvadoreño ordenó que Funes no se incorporara al Parlacen ni se le dieran credenciales con ese propósito hasta emitir sentencia definitiva en un juicio al respecto.

Señoras miembros de la Cruzada Pro Paz y Trabajo promovieron el proceso en mayo, argumentando que la Constitución solo permite ser diputados a los que han ido a elecciones para ese fin.

Las demandantes afirmaron que el mismo Funes en el pasado denigró al Parlacen. "Tenemos declaraciones de él (Funes) que ha dicho que el Parlacen es el cementerio de los funcionarios corruptos y no entendemos por qué ahora quiere abocarse", cuestionó Sulen Ayala, una de las demandantes.

La respuesta pareció tenerla el rector de la Universidad Centroamericana (UCA), Andréu Oliva, quien en recientes declaraciones a la publicación digital La Página dijo: "Funes quiere buscar una protección, que se la da ser miembro del Parlacen y que también le permite alejarse un poco de la política nacional, pero sin perder ese estatus de impunidad que le da ser miembro de este órgano".

"Se puede proteger que haya cosas en su gestión que no hayan sido correctas...", abundó el académico.

La misma UCA determinó que "a pesar de que el texto es clarísimo (Artículo 80 de la Constitución), ningún juez se dio cuenta de que los presidentes y vicepresidentes no podían incorporarse al Parlamento de un modo automático al dejar su cargo, hasta que Funes decidió hacerlo".

Pero Funes desestimó la medida cautelar de la Sala y alegó el Tratado Constitutivo del Parlacen, que en su artículo 2 dice que los presidentes de la región al final de su mandato podrán incorporarse como diputado de pleno derecho, pese a que la Sala dejó suspendido su efecto.

Dijo que los exgobernantes Alfredo Cristiani y Armando Calderón Sol y la exvicepresidenta Ana Vilma de Escobar ejercieron ese derecho.

Funes cumplió su agenda en Guatemala, aunque por la mañana no se presentó a un acto de donativo de Taiwán para erigir un monumento en memoria de Monseñor Óscar Romero. Los asistentes lo esperaban, pero no asistió, a pesar de que siempre dijo que Romero era "su guía".

Sus argumentos

Tras la juramentación, Funes citó también el reciente fallo de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), conocida como "la Corte de Managua", que dijo que no violaba ninguna ley al ser juramentado en el Parlacen.

Ante la pregunta de los periodistas salvadoreños sobre si no cometía delito de desacato al no obedecer la resolución de la Sala que le dictaba no juramentarse mientras estudia la demanda, el exmandatario adujo que él no es ningún delincuente.

"Cuando yo busqué un curul dentro del Parlamento Centroamericano no lo hice con el propósito de evadir la justicia. La justicia la evaden aquellos que han cometido un ilícito penal y tienen el suficiente poder económico y político para ponerse por encima de la ley, este no es mi caso... no he cometido ningún delito; por lo tanto, busco el Parlamento, no como un refugio para evadir la justicia salvadoreña", enfatizó.

Sin embargo, dijo que acudiría a los tribunales salvadoreños si lo citan, porque es una obligación de todo ciudadano.

Funes, quien llegó a la sede del Parlacen, acompañado del diputado al Parlacen y miembro del FMLN, Leonel Búcaro, y de su exsecretario privado Francisco Cáceres, dijo que desde ayer mismo se pondría a trabajar en ese foro.

Y aunque no tiene definido a qué comisiones del Parlacen trabajará, dijo tener especial interés por dos de ellas: la de integración y la de seguridad, ya que, según dijo El Salvador es uno de los países más afectados por la delincuencia tanto común como organizada, lo cual dijo le otorga un "conocimiento pleno de ese problema".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación