Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fuego consume 804 hectáreas de bosque en dos días

El fuego ha sido fruto del descuido o provocado, según Bomberos

Provocados o fruto del descuido, el 100 % de los incendios forestales ocurridos en los últimos dos días tuvo su origen en acciones humanas. Así lo que cree el director general del Cuerpo Bomberos, Joaquín Parada Jurado.

En las últimas 48 horas, 200 bomberos se han distribuido para atender 24 incendios en terrenos con maleza seca, 10 en bosques y 8 en basureros, vehículos, viviendas y negocios. Aunque no ha habido pérdidas humanas, sí se han perdido 804 hectáreas de bosque. La pérdida casi iguala la ocurrida el año pasado, cuando hasta el 6 de marzo habían sido afectadas por incendios 1,105 hectáreas de Áreas Naturales Protegidas, según el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Una de las áreas que mantenía ocupados a los bomberos ayer era el parque Deininger, en La Libertad. El director de Bomberos denunció que muchas veces "se da la quema intencional para efectos de caza para que salgan los animales que habitan en esos sectores".

Uno de los incendios que ha dejado mayores estragos, según Parada Jurado, ha sido el ocurrido en el cantón Cara Sucia, de Ahuachapán. Ahí 196 hectáreas de árboles de teca y maleza seca fueron consumidos. El humo y la velocidad con la que se propagaba el fuego obligaron a evacuar a los habitantes de 5 comunidades aledañas el miércoles.

En otros puntos del país, el fuego abrasó 90 hectáreas de árboles maderables en el caserío Palo Alto, de San Antonio del Monte, Sonsonate; y 400 hectáreas de árboles, cultivos y maleza en la hacienda Sigualapa, en La Libertad.

Hasta las 2:00 de la tarde de ayer seguían activos 4 incendios forestales localizados en: el área protegida de Cumayla, en el kilómetro 67 de la carretera El Litoral; el cerro La Burrera, en Chalatenango; el cantón Las Mesas, de Jujutla; y en San José Villanueva, La Libertad.

El miércoles, Protección Civil declaró alerta amarilla en seis departamentos, ante el peligro de que los vientos "nortes" contribuyeran a la rápida expansión de nuevos incendios.

El director general de Bomberos aclaró ayer que "el viento no provoca incendios", sino que la acción humana, sea por descuido o intencional.

Por eso pidió nuevamente a la población que no haga fogatas, ni queme basura o rastrojos. También pidió no lanzar colillas de cigarro en las carreteras ni en los terrenos donde hay maleza seca.

Además, Parada Jurado pidió a las alcaldías que se sumen a las acciones para controlar y extinguir incendios. También instó a las municipalidades a emitir ordenanzas que tengan como objetivo prevenir incendios y establecer que las alcaldías tengan cómo atender los incendios cuando inician.

Esto es necesario, según él, porque no hay estaciones de bomberos en todas las cabeceras departamentales y las que hay están lejos de las áreas donde suelen ocurrir incendios durante la época seca.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación