Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Entregarán dinero a cambio de buses viejos

La mayoría de buses fueron elaborados en 2005.

La mayoría de buses fueron elaborados en 2005.

La mayoría de buses fueron elaborados en 2005.

De los ingresos que se perciban del Fonat el 25 % será destinado al proyecto de "chatarrización". Con esto, el Viceministerio de Transporte (VMT) pretende sacar de circulación las unidades que hayan cumplido o estén por cumplir 20 años de vida útil.

Según lo comentado por las autoridades del VMT, se entregará una cantidad de dinero aún no determinada a los transportistas que entreguen sus unidades viejas "para que puedan renovar la flota".

Juan Pablo Álvarez Dueñas, representante de Acopatt, piensa que es "un deber del mismo transportista" invertir en el cambio de unidades.

"El gobierno no tiene por qué estar dando dinero para que el empresario cambie los buses", expresó Álvarez.

El viceministro de Transporte, Nelson García, comentó que, dos meses después de que entre en funcionamiento el fondo, tendrán elaborada la propuesta que se les presentará a los transportistas.

Sin embargo, para Álvarez no existe una explicación técnica en la Ley del Fonat que justifique la chatarrización.

En el Área Metropolitana de San Salvador se han contabilizado 1,600 unidades del transporte colectivo y unas 10 mil a nivel nacional.

Con el Fonat los dueños de unidades deberán cancelar 150 dólares por unidad anualmente al renovar la tarjeta de circulación de cada unidad.

Según el estudio realizado por el consorcio ACCIONA INGENIERÍA-TTC-ESCALLÓN para el primer tramo del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), solo en el sector de Soyapango existen 33 buses que ya cumplieron los 20 años de vida útil y nueve microbuses. Además, 473 buses y 193 microbuses tienen entre 15 a 19 años de antigüedad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación