Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dejan solo al FMLN en su plan de reformar la Constitución

Diputados de los partidos de oposición le dijeron "no" a Sánchez Cerén. Dos juristas advierten que las "democracias participativas" son ideas de sistemas socialistas

El vicepresidente de la República y candidato a la presidencia por el FMLN, Salvador Sánchez Cerén, habló de reformar la Carta Magna el 16 de enero pasado en el acto para conmemorar 21 años de la firma de los Acuerdos de Paz. foto EDH / Miguel Villal

El vicepresidente de la República y candidato a la presidencia por el FMLN, Salvador Sánchez Cerén, habló de reformar la Carta Magna el 16 de enero pasado en...

El vicepresidente de la República y candidato a la presidencia por el FMLN, Salvador Sánchez Cerén, habló de reformar la Carta Magna el 16 de enero pasado en el acto para conmemorar 21 años de la firma de los Acuerdos de Paz. foto EDH / Miguel Villalta

Ni los diputados de la oposición ni los entendidos en la materia constitucional ven con buenos ojos la intención del FMLN de reformar los llamados artículos pétreos de la Constitución de la República.

Desde que el FMLN ganó el Ejecutivo en 2009, el vicepresidente Salvador Sánchez Cerén y hoy candidato presidencial del partido oficial, así como los dirigentes efemelenistas Medardo González, Lorena Peña, Sigfrido Reyes y Nidia Díaz, entre otros, han insistido en que es necesario modificar algunos artículos de la Carta Magna.

Pero el más interesado es Sánchez Cerén, quien cada vez que se conmemora un año más de la firma de los Acuerdos de Paz trae a cuenta esa inquietud.

Para el 16 de enero de 2010, a menos de un año de gobierno del FMLN y Mauricio Funes, el candidato farabundista tildó de "aberración jurídica" algunos artículos de la Constitución, en especial los que se refieren al sistema de gobierno.

"Las normas pétreas son una aberración jurídica", expresó Sánchez Cerén en esa fecha, en clara alusión al artículo 248 de la Constitución que establece que su texto no podrá ser cambiado en lo que se refiere al sistema de gobierno, al territorio de la República y a la alternancia en el ejercicio de la Presidencia de la República.

Este año no fue la excepción y con mayor énfasis, dado que hoy es el candidato a la presidencia por el FMLN. Y aunque posterior a sus declaraciones, altos dirigentes del partido como Medardo González tratan de matizar sus palabras, siempre dejan entrever que es parte de sus aspiraciones en caso de que continúen gobernando al país después de 2014.

Pero desde ya los diputados de la oposición le advirtieron a Sánchez Cerén que no apoyarán ninguna reforma de la Constitución encaminada a cambiar el sistema de gobierno, ni los artículos que puedan dar pie a que eso ocurra.

Los diputados y dirigentes Roberto Angulo, del PCN; Donato Vaquerano, de ARENA; Walter Guzmán, de Gana, y Rodolfo Parker, del PDC, lo dejaron bien claro el pasado jueves en el acto especial realizado por la Asamblea Legislativa para conmemorar los XXI años de la firma de los Acuerdos de Paz.

"Estaremos vigilantes para que la Constitución nunca sea reformada", afirmó Angulo en su discurso oficial ante el pleno. "Necesitamos una revolución inteligente y no libertades confrontativas y apasionadas", expresó Parker.

"El FMLN busca el poder total. Hay que respetar la institucionalidad", esgrimió Vaquerano. "Debemos apoyar el proceso de reconciliación que calló las armas y creó una nueva Constitución de la República", aseveró Guzmán.

Ante esto, el abogado y exministro de Justicia y Seguridad, Francisco Bertrand Galindo, no duda que si el FMLN pretende reformar los artículos pétreos de la Constitución habrá momentos difíciles entre los partidos políticos.

"En el resto de artículos que son bastantes pudiera ser que el Frente tenga alguna idea y pudiera lograr alguna simpatía, pero habría que ver cuál es el proyecto, pero por una declaración política que hizo el vicepresidente yo interpreto que se refiere al sistema de gobierno. La forma de gobierno son los artículos pétreos, a la democracia representativa", aseveró Bertrand Galindo.

Y es que el jurista hace una diferenciación de lo que es la democracia representativa y una democracia participativa.

En la primera, dijo, no es problema, ya que se puede vincular a ciertos elementos participativos, pero que en el país lo que no se puede "concebir" es la democracia participativa tal como se vive en los sistemas socialistas como Cuba, Corea y China.

Sánchez Cerén se refirió a ese tipo de participación en el evento realizado en la noche del 16 de enero en Cancillería. Habló de darle más participación a la ciudadanía en la toma de decisiones de Nación.

Para esto anteriormente los dirigentes del FMLN, González, Reyes y Peña, han explicado que pretenden impulsar el referéndum para hacer consultas a la población.

Desde antes que tomara posesión la actual legislatura este año, Peña expresó su idea de que si lograban la correlación numérica suficiente en el Congreso impulsarían el referéndum.

En aquel momento dijo que buscan que los ciudadanos tengan voz y voto en los temas importantes de Nación.

De acuerdo con Bertrand Galindo, el referéndum en sí no es malo, pero considera que es una herramienta utilizada en los gobiernos de izquierda latinoamericanos, denominados sistemas socialistas del siglo XXI, como ha sucedido en Venezuela, para reformar artículos pétreos de las Constituciones.

Lo anterior se da cuando estos gobiernos socialistas consideran que existen algunos artículos que reflejan un modelo de gobierno con el que no están de acuerdo, explicó.

Precisamente por esta razón el jurista René Fortín Magaña rechazó totalmente la idea del FMLN de modificar la Constitución, pues lo atribuye a que es una manera de introducir en el país el llamado socialismo del siglo XXI.

Dijo que hay puntos específicos que se podrían analizar detenidamente, como es el caso del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la elección de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Añadió que la democracia participativa como la quiere ver el FMLN sólo aplica para la integración de la región y no como regla general.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación