Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cicatrices, parálisis facial y gastos extras

En busca de seguir valiéndose por sí misma, una septuagenaria pagó por una cirugía correctiva de párpados. El médico le hizo otros procedimientos.

La liposucción no solicitada le dejó esta cicatriz. Foto EDH /

La liposucción no solicitada le dejó esta cicatriz. Foto EDH /

La liposucción no solicitada le dejó esta cicatriz. Foto EDH /

Ella no era una mujer en busca de belleza, sino en busca de independencia. La piel flácida de los párpados le dificultaba ver. En el afán de seguir valiéndose por sí misma buscó ayuda médica.

En agosto de 2011, tras pagar cinco mil dólares, Margarita (nombre ficticio), de 74 años, fue sometida a una cirugía plástica que le provocó parálisis facial derecha.

Ella asegura que el cirujano plástico nunca le hizo fotografías para planificar la operación quirúrgica, pese a que ella se lo solicitó varias veces.

Según sus hijos, el cirujano hizo una incisión desde el párpado superior derecho hasta el puente de la nariz de la paciente. "Corte que otros médicos nos han explicado que es innecesario", afirma la denuncia presentada en octubre de 2011 ante la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica.

Ese corte dejó una cicatriz, "un nudo en la piel", que le impide leer de forma sostenida y por lo que tendrá que someterse nuevamente a cirugía, según un oftalmólogo.

El cirujano le ofreció otro procedimiento, según él necesario para corregir la flacidez de la piel de los párpados: estirar la piel de la cara.

Además, sin previo aviso, le hizo otro procedimiento. Según la denuncia, ella lo supo un día después de la cirugía, cuando el cirujano reconoció que había "aprovechado para quitarle grasa del cuello por medio de liposucción".

Ese procedimiento, realizado sin el consentimiento de la paciente, le dejó una cicatriz bajo el mentón.

Debido a la parálisis facial, ella se vio en la necesidad de consultar a un neurólogo-internista y pagar por sesiones de fisioterapia.

Dos años después de denunciar lo ocurrido, Margarita y su familia siguen a la espera de la resolución de la JVPM.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación