Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buscan reducir quemaduras por pólvora

Salud atendió a 151 lesionadas por pólvora en el país durante los últimos dos meses del año pasado. 

El hijo de Dina Alvarado sufrió graves quemaduras el año pasado, ella compartió su experiencia para evitar casos similares.

El hijo de Dina Alvarado sufrió graves quemaduras el año pasado, ella compartió su experiencia para evitar casos similares.   | Foto por EDH

Solo durante los últimos dos meses del año pasado, entre el 1 de noviembre de 2014 y el 4 de enero de 2015, hubo 151 personas que se quemaron con pólvora en todo el país. 

Aunque la cantidad de casos se redujo en 19%, en comparación con el 2013, período en el que hubo 186 casos, aun es preocupante; la mayoría de los lesionados fueron niños menores de 18 años. 

La directora del Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), Verónica Villalta, dijo que la atención de todos los pacientes implicó un gasto de más de $78,000 para todo el sistema. Solo el Hospital Benjamín Bloom recibió 30 niños quemados con pólvora y gastó más de $39,337 en su atención. 

“Hacemos un llamado especial a todos los padres de familia que debemos cuidar a nuestros menores de 18 años, que ellos no deben comprar, vender pirotécnicos, mucho menos manipularlos para evitar tragedias graves”, dijo Patricia de Calderón, jefa del servicio de Cirugía Plástica del Bloom. 

De los 151 casos, 87 tenían edades de 1 a 18 años. Hubo 12 niños quemados que solo tenían de uno a cuatro años. 

Villalta señaló que el 81% de las lesiones ocurrieron entre el 24 de diciembre al 4 de enero, por lo que es necesario reforzar las medidas de precaución durante los principales días festivos. 

Calderón informó que entre los niños atendidos siguen viendo una tendencia de quemaduras con productos como cohetes pequeños, estrellitas, volcancitos. La mayoría de las lesiones son en las manos, pero también en el rostro ya que muchos niños sacan la pólvora de los productos y luego intentan quemarla. 

Calderón dijo que ese tipo de lesiones implica un largo proceso de rehabilitación, sobre todo si provoca la amputación de algún miembro o de un dedo.  

“Es la amputación completa de un dedo que le va a faltar el resto de su vida”, Calderón dijo que en estos casos la rehabilitación puede durar hasta más de dos años. 

La cirujana señaló que también recibieron casos de niños quemados con productos prohibidos como los silbadores y las buscaniguas. 

Además dijo que, en lo que va del 2015, han recibido al menos tres casos de niños quemados con pólvora durante las celebraciones de fiestas patronales. 

Dina Alvarado es madre de un niño de 11 años que sufrió graves quemaduras el año pasado cuando se incendió la cohetería en la que estaba.

Ella le había dado permiso de ir a comprar.

“Por favor esta navidad la pasemos bien, espero no la pasen como la pasé yo el año pasado”, comentó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación