Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Baja 50% la migración infantil hacia EE.UU.

La reducción ha sido de 5,508 en julio a 10,000 en mayo y junio pasado

Un grupo de menores fue retenido en julio pasado en una estación de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas. foto edh /archivo

Un grupo de menores fue retenido en julio pasado en una estación de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas. foto edh /archivo

Un grupo de menores fue retenido en julio pasado en una estación de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas. foto edh /archivo

El Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, anunció complacido la notable reducción del 50% del número de niños centroamericanos que han atravesado la frontera sur hacia EE.UU.

Se trata de una reducción hasta los 5,508 casos en julio, frente a los más de 10,000 de mayo y junio.

Según la información del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el número de adultos acompañados de niños también ha experimentado una baja sustancial al haber capturado a 7 mil 410 adultos llevando consigo a menores de edad, muy distante de los 16 mil 330 que fueron detenidos en junio, y los 12 mil 774 en mayo.

Esos han sido los meses más críticos para la administración del presidente Barak Obama, debido a la ola migratoria infantil.

También, datos ofrecidos por la agencia federal del gobierno estadounidense indican que en lo que va del año fiscal 2014, que concluirá el 30 de septiembre, 14 mil 591 menores de edad retenidos en la frontera son salvadoreños, una cifra que casi triplica a los 5 mil 990 del año pasado y los poco más de tres mil que fueron retenidos en 2012.

"Aunque el descenso en julio son buenas noticias y refleja una tendencia positiva que esperamos continúe, las cifras actuales son todavía mayores que el número de aprensiones de niños en los pasados años", dijo Johnson.

Desde octubre, casi 63,000 niños, la mayoría procedente de Honduras, El Salvador y Guatemala, han sido detenidos tratando de cruzar en solitario a EE.UU. lo que ha generado una crisis humanitaria sin precedentes en la frontera sur que ha sobrepasado la capacidad de gestión por parte de las agencias federales.

En marzo la cifra fue de 7,176, en abril de 7,702, en mayo de 10,579 y en junio 10,628, de acuerdo a los datos de la DHS.

Planes funcionan

El secretario Johnson destacó que a la par de los planes agresivos que se han desarrollado en la frontera sur para impedir el paso de los inmigrantes indocumentados, también se ha robustecido el sistema operativo para la repatriación de personas que intentan ingresar de manera ilegal al país.

Explicó que han reducido drásticamente el tiempo de espera para la deportación de adultos acompañados de niños y han aumentado el número de vuelos para repatriar a los centroamericanos.

Además, explicó que parte del "éxito en esta sensible baja" obedece a los planes de reacción inmediata que ha puesto en marcha la administración Obama, aunque todavía espera el consenso entre el Senado y el Congreso para liberar los millonarios fondos para programas que frenen la migración indocumentada.

Debido a la falta de fondos, Johnson indicó que "no le ha quedado más remedio que reprogramas dinero destinado a otras misiones de seguridad doméstica" y ya ordenado emplear $405 millones para hacer frente a la situación en el valle de Río Grande, en el sur de Texas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación