Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ascensores siguen dañados

La empresa que los reparó el año pasado se declaró en quiebra. Rehabilitarlos les costará $18 mil.

El problema con los ascensores del hospital San Rafael sigue sin resolverse. El año pasado dos de ellos permanecieron varios meses sin funcionar. Una cinta amarilla alertaba a los visitantes que debían usar las gradas.

Yeerles Ramírez, director del establecimiento, manifestó que cuando él tomó la administración del hospital, en abril de este año, dos de ellos fallaban.

Sostiene que el año anterior, la institución canceló $160 mil para que los repararan, pero se dañaron en menos de un año.

"En la última semana de abril (2013, los elevadores) empezaron a presentar fallas; notamos unos movimientos oscilatorios y por esa razón decidimos no utilizarlos, por el riesgo que representa", comentó Ramírez.

Agregó que cuando se llamó a la empresa para que los reparara, esta se declaró en quiebra, por ello se busca otra manera de hacerla efectiva.

"También se empezó a conseguir la plata para rehabilitar los ascensores, pero si los rehabilitamos perdemos la garantía", añadió.

Los elevadores que no funcionan son los "camilleros", los que se usan para el traslado de los pacientes. Están ubicados en las torres, hay dos más que están en la parte trasera del edificio que sí están buenos.

"Sí se nos dificulta el movimiento de los pacientes; tenemos que desplazarnos 25 metros más con el paciente en camilla", acotó el director.

La empresa que hizo el diagnóstico de los ascensores detalla que repararlos tiene un costo de $18 mil.

En julio del año pasado, Alfredo Galán, entonces director del San Rafael, manifestó que se comprarían dos nuevos y los otros dos se modernizarían.

La inversión proyectada fue de $176 mil, una parte eran fondos propios y otra otorgada por el Ministerio de Salud (Minsal).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación