Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Valentino pone el toque místico a la Semana de la Moda de París

La firma italiana sorprendió con su colección inspirada en las culturas mediterráneas

Valentino con un volumen muy restringido y un corte recio. FOTOs EDH / agencias

Valentino con un volumen muy restringido y un corte recio. FOTOs EDH / agencias

Valentino con un volumen muy restringido y un corte recio. FOTOs EDH / agencias

Una barroca y amplia mezcla de tejidos son los que propone Valentino para su colección primavera-verano 2014, la cual presentó ayer en la Semana de la Moda de París.

La inspiración de las culturas del Mediterráneo fueron las fuentes de inspiración para Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli, quienes concibieron una delicada colección que destaca el negro absoluto, mezclado con un rojo oscuro, un verde profundo y el coral.

Además en las prendas predominan los bordados, las aplicaciones y los estampados de estilo bizantino, griego o romano.

Teniendo como protagonista el vestido, se marcan las siluetas pulidas y muy limpias, apoyadas sobre mangas amplias y faldas que se articulan en tablas y quillas, dando movimiento al andar pero con una sensación de rectitud propia de las mujeres de la aristocracia de la época

Por otra parte, "los chalecos y abrigos estructurados respiraron aires étnicos y los vestidos de cuello cerrado y cintura ajustada modernizaron la historia. Mientras que, las sandalias planas y las alpargatas anudadas al tobillo fueron las propuestas para el pie de Valentino, que ensalzó con apliques dorados y combinó con unos collares de formas inesperadas como las langostas", detalla EFE.

Otra de las grandes casas de la moda que desfiló ayer fue Chanel, bajo la dirección del diseñador Karl Lagerfeld.

En esta ocasión el modisto alemán trasladó el arte contemporáneo a sus prendas, ofreciendo una silueta diferente y un patrón novedoso.

Así, "el tartán desgastado con flecos se contrapuso a una americana de corte definido y se convirtió en faja sobre unos pantalones, mientras que los hilos y las lanas se escaparon al telar para desplazarse en puntadas largas que les situaron paralelos entre sí, en una experimentación con la materia. Las pinceladas de la paleta del artista evocaron un estudio del color y de la consistencia de la pintura al óleo", publica EFE.

Mientras tanto, la casa Alexander McQueen optó por los colores azul, blanco y rojo, propios de la bandera del Reino Unido.

En esta colección las tiras se unen para cubrir el cuerpo, ciñendo la silueta femenina de corte futurista.

Otra propuesta que sobresalió fue la de la portuguesa Fatima Lopes, quien decantó por el blanco absoluto.

Su colección fue estival, con materiales delicados y románticos como lino, seda y encaje. "La monotonía quedó excluida por el contraste entre el mate y el brillante, la transparencia y la opacidad, las diferentes longitudes y texturas", según EFE. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación