Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

LG y Samsung enseñan sus nuevos relojes inteligentes

eL G Watch R y el Gear S son los dispositivos de las empresas surcoreanas. Se cree que Apple presentará el suyo el 9 de septiembre

LG y Samsung enseñan sus nuevos relojes inteligentes

LG y Samsung enseñan sus nuevos relojes inteligentes

LG y Samsung enseñan sus nuevos relojes inteligentes

Las compañías tecnológicas surcoreanas Samsung y LG revelaron, pocos días antes de la feria de tecnología IFA de Berlín, sus nuevas propuestas en dispositivos corporales: G Watch R, con pantalla esférica y apariencia de reloj tradicional, y Gear S, rectangular y con conectividad 3G.

LG ha enseñado el G Watch R, un reloj con pantalla esférica de 1,3 pulgadas que tiene una resolución de 320x320 píxeles y una estética semejante a la de un reloj clásico.

La compañía coreana ha asegurado en un comunicado que el material del que está compuesta la pantalla, OLED plástico, permite que se aproveche la totalidad de su superficie y que sea solvente en condiciones de alta luminosidad.

El G Watch R, que saldrá a la venta en el cuarto trimestre del año en color negro con correa de cuero y marco de acero inoxidable, es sumergible en agua (hasta una profundidad de un metro y durante unos 30 minutos).

Cuenta con un procesador de 1,2 gigaherzios, 512 megas de RAM, 4 gigas de almacenamiento y una batería de 410 miliamperios.

Equipado con Android Wear, el reloj avisará de llamadas entrantes y mensajes, recordará reuniones, informará de los pronósticos del tiempo y registrará la actividad física del usuario y su ritmo cardíaco, entre otras cosas.

"Nos hemos dado cuenta, en este año de dispositivos corporales, de que no es una categoría comparable a la de 'smartphones' y tabletas. También son accesorios y los consumidores querrán tener más de una opción para elegir", ha indicado el presidente de LG Electronics Mobile Communications, Jong-seok Park.

El G Watch R es el segundo reloj inteligente con esfera que hace acto de presencia, tras el pionero Moto G 360, que también funcionará con Android Wear.

Por su parte, Samsung ha anunciado también el Gear S, un dispositivo de pantalla curva de dos pulgadas que trabaja con el sistema operativo Tizen.

Su característica más destacada es que tiene conectividad 3G, de manera que el usuario podrá recibir y contestar a llamadas y notificaciones aun estando alejado de un teléfono inteligente, al que puede asociarse mediante bluetooth.

Cuenta con una pantalla rectangular superamoled de dos pulgadas con una resolución de 360x480 píxeles. Su teclado táctil permitirá contestar mensajes directamente desde la muñeca.

En las entrañas del Gear S hay un procesador de doble núcleo que trabaja a un gigahercio, 512 megas de RAM, cuatro gigas de almacenamiento y 300 miliamperios de batería.

Lo acompañan GPS, acelerómetro, giroscopio, brújula, barómetro, y sensor de ritmo cardíaco, destinados principalmente a registrar la actividad física del usuario. Otra de sus características es su resistencia al agua.

Se prevé que el Gear S se comercialice a partir del próximo octubre.

Ninguna de las compañías ha hecho público el precio al que pondrán a la venta los dispositivos anunciados el pasado jueves.

El anuncio de los dispositivos se dio pocos días antes de la esperada presentación del reloj conectado de Apple.

Los expertos del sector están divididos en cuanto al éxito de estos relojes inteligentes. Algunos estiman que son todavía un objeto minoritario y que solo una pequeña parte de los amantes de la tecnología sustituirá su smartphone por un smartwatch en los próximos cinco años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación