Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falsas creencias sobre alzhéimer afectan a pacientes

En el país cada día se detectan más casos de esta enfermedad

La Asociación de Familiares Alzheimer de El Salvador lleva a cabo reuniones de apoyo el último sábado de cada mes. Más información: 2223-4256, 2237-0787, 2268-8720, 2264-4076.

La Asociación de Familiares Alzheimer de El Salvador lleva a cabo reuniones de apoyo el último sábado de cada mes. Más información: 2223-4256, 2237-0787, 2268-8720, 2264-4076.

La Asociación de Familiares Alzheimer de El Salvador lleva a cabo reuniones de apoyo el último sábado de cada mes. Más información: 2223-4256, 2237-0787, 2268-8720, 2264-4076.

Los mitos que rondan el alzhéimer pueden llegar a afectar o impedir los tratamientos contra la misma enfermedad.

Aunque es un padecimiento común, todavía se habla poco al respecto.

Una de las principales falsas creencias es que el alzhéimer no es frecuente en El Salvador y que afecta mayormente a los países desarrollados. Una grave equivocación porque de hecho, afecta más en países en desarrollo, según explicó el doctor Ricardo López Contreras, director del comité científico asesor de la Asociación de Familiares Alzhéimer de El Salvador.

Según datos de la Asociación Internacional de Alzhéimer, en el año 2005 en el país había 27,500 personas con esta dolencia. La cifra aumentará a 46,000 para el año 2020.

"El país debería crear toda una política integral y prepararse para afrontar esta epidemia que se viene", afirmó el Dr. López Contreras.

Otro de los mitos es que los fallos de la memoria son normales para ciertas edades. Muchos justifican sus olvidos diciendo "ya me estoy poniendo viejo". Sin embargo, esto no es normal.

"Ningún trastorno de memoria ni cognitivo debe considerarse normal y debe de consultarse con un médico. La pérdida de la memoria, aunque sea leve, puede ser un síntoma de alzhéimer. Lo ideal es que la edad no afecte el desempeño de una persona", afirmó el neurólogo López Contreras.

Cuando un paciente es diagnosticado con la enfermedad muchas veces se cree erróneamente que todo está perdido y se hace muy poco por recibir un tratamiento.

Aunque hasta la fecha no se ha encontrado una cura, los distintos tipos de tratamiento ayudan considerablemente al retraso de la enfermedad y a conservar la calidad de vida del individuo.

Las terapias sin fármacos suelen ser de las más efectivas y recomendadas por los especialistas. Estas van enfocadas a mantener la actividad cerebral e intelectual muy activa. Se recomiendan tareas como aprender un nuevo idioma, tocar un instrumento musical o realizar artesanías, por ejemplo.

La demencia que provoca el alzhéimer tiene síntomas como pérdida de memoria, problemas con el pensamiento y la planeación, dificultades con el lenguaje, fallo al reconocer personas y objetos y un cambio de la personalidad.

"Actualmente existen varios medicamentos en fase experimental, que todavía no están a la venta al público, que pretenden detener la evolución de la afección, o en personas que se les ha diagnosticado en etapa temprana aún sin desarrollar síntomas ver si este fármaco es capaz de detener el alzhéimer. Aún están en curso", agregó el doctor Ricardo López Contreras.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación