Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Deshidratación, un mal que ataca en época de verano

Atletas, niños y adultos mayores son los más propensos en sufrirla

Para los deportistas, las soluciones hidratantes son muy efectivas porque contienen azúcar y electrolitos, asegura Gutiérrez. Foto EDH

Para los deportistas, las soluciones hidratantes son muy efectivas porque contienen azúcar y electrolitos, asegura Gutiérrez. Foto EDH

Para los deportistas, las soluciones hidratantes son muy efectivas porque contienen azúcar y electrolitos, asegura Gutiérrez. Foto EDH

La llegada del verano invita a sacar las sandalias, los pantalones cortos y la ropa fresca para disfrutar del sol; sin embargo, es importante recordar que además de la vestimenta se debe cuidar el nivel de hidratación del cuerpo.

Cuando el organismo se encuentra en un ambiente con exceso de calor o de humedad, ha realizado ejercicio físico intenso o no ha consumido líquido por un buen tiempo, puede sufrir deshidratación. Esto significa que ocurre una alteración en los niveles de agua y las sales minerales en el organismo.

"Estar deshidratado puede causarle desde molestias menores como dolores de cabeza, boca seca y mareo, cuando es en un nivel leve; hasta letargo, somnolencia, desvanecimiento, ojos hundidos y falta de volumen sanguíneo que podría producir infartos cardíacos, daño cerebral permanente e incluso la muerte, si se trata de deshidratación moderada o grave", asegura Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife.

"Aunque para muchos puede parecer sencillo, algunas personas no saben cómo identificar el nivel de hidratación de su propio cuerpo. Por esta razón, es importante que conozca cuáles son las señales que le dará su organismo si se encuentra deshidratado", destaca la especialista.

El aumento de la sed es una señal inequívoca de que el organismo necesita hidratarse. También se presenta la boca reseca o pegajosa, mientras que en casos extremos la persona se siente mareada, fatigada, hasta el grado de sufrir dolor de cabeza.

Por otro lado la concentración disminuye, baja la diuresis (secreción de orina), se dejan de producir lágrimas y la piel se reseca.

Atención urgente

Si nota que usted o alguien cercano está en esas condiciones debe ingerir suficiente agua de inmediato. Si se trata de un niño lo mejor es darle a beber con una jeringa o con una cucharita, ya que el agua u otra bebida en grandes cantidades podría causarle vómito.

Para los deportistas, las soluciones hidratantes son muy efectivas, ya que contienen azúcar y electrolitos.

Si los signos le indican que la persona tiene deshidratación moderada o severa, lo mejor es que busque atención médica de forma rápida.

Todos somos propensos a deshidratarnos; sin embargo, hay algunos grupos más propensos que otros.

Entre estos se encuentran los atletas por el nivel de actividad física que realizan. Asimismo los adultos mayores, quienes pueden experimentar una sensación de sed disminuida lo que provoca que no beban suficientes líquidos.

Los niños también pueden deshidratarse, especialmente si realizan deportes organizados como el fútbol o el atletismo.

Por otro lado, "las mujeres, especialmente las embarazadas, son propensas porque tienen una respuesta urinaria rápida a dosis pequeñas de líquidos. De ahí que muchas veces evitan tomarlos en gran cantidad para no frecuentar tantas veces los servicios sanitarios", asegura la profesional.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación