Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carlos Vaquerano, reflejo de la migración salvadoreña en EE.UU.

El sexto y último capítulo de la serie "Latino Americans" de PBS usó la historia de un inmigrante salvadoreño.

El documental señala que desde 1994 Vaquerano ayudó a los refugiados salvadoreños. Foto EDH

El documental señala que desde 1994 Vaquerano ayudó a los refugiados salvadoreños. Foto EDH

El documental señala que desde 1994 Vaquerano ayudó a los refugiados salvadoreños. Foto EDH

"Hijo, usted se tiene que ir". Con esa sentencia materna, Carlos Vaquerano, apenas siendo un adolescente en Apastepeque, San Vicente, entendió que su vida en realidad estaba en peligro y que debía buscar la manera de sobrevivir.

Era apenas el inicio de la locura, del conflicto armado en El Salvador. Como él, cientos de miles de salvadoreños vieron en el Norte la única salida posible para garantizar un mejor porvenir. Lo mismo para guatemaltecos y nicaragüenses que huían de los conflictos en sus países.

Vaquerano ya había visto morir a amigos y compañeros de estudios, por eso no dudó en emprender la odisea para llegar, indocumentado, a Estados Unidos.

Se le quiebra la voz y le brotan las lágrimas al recordar el sufrimiento de dejar a su familia y la zozobra que vivió en los 40 minutos que el "coyote" tardó en hacerlo pasar, escondido junto a otros dos jóvenes, en un camión GMC de Tijuana a San Diego.

"Yo quería gritar ¡'Aquí estoy, aquí estoy!", cuenta. Al día siguiente fue llevado a una casa de seguridad y luego a Los Ángeles, y la primera comida que tuvo fue en un McDonald's, recuerda.

El testimonio del salvadoreño es el plato fuerte de "Peligro y promesa", sexto y último episodio de "Latino Americans", un documental que ha sido estrenado este otoño por el Public Broadcasting Service (PBS) que esboza la diversidad de la experiencia latinoamericana en Estados Unidos.

Su relato ilustra las complejas circunstancias que obligaron a cientos de miles de centroamericanos que durante los años 80 dejaron sus hogares para salvarse de los enfrentamientos que asolaron pueblos enteros.

Se calcula que unos dos millones y medio de salvadoreños vive en EE.UU.; de ellos un poco más de 200 mil están amparados al Estatus de Protección Temporal (TPS).

La historiadora María Cristina García brinda luces sobre el contexto de esta época; porque el capítulo final de esta serie de PBS muestra el rol del gobierno de EE. UU. en el mapa geopolítico centroamericano, y las consecuencias de las leyes y medidas internas que pretendían frenar la inmigración masiva.

Desde la Amnistía general firmada por el Presidente Ronald Reagan en 1986, la conformación del escuadrón "Minute man" hasta la promulgación de leyes antiinmigrantes en el estado de Arizona, el capítulo da una perspectiva del momento crucial que ha vivido la población latina en EE. UU. en los últimos 30 años.

Además de la deuda pendiente de la administración Obama -por el entrampamiento que ha sufrido la reforma migratoria- los académicos entrevistados destacan que este momento histórico es crucial, pero que se requiere el empoderamiento de la población latina para demandar inversión social, especialmente en el área de educación.

Y es ese precisamente el rubro en el que Carlos Vaquerano dedicó su trabajo. El documental señala que a partir de 1994 ayudó a los refugiados salvadoreños y ahora es parte del directorio de la Salvadoran American Leadership & Education Fund (SALE), cuyo objetivo es promover la participación y representación de los salvadoreños y otras comunidades latinas en Estados Unidos, así como promover el desarrollo y la democracia en El Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación