Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La acupuntura alivia los malestares de la quimioterapia

Un experimento científico probó los beneficios mentales y físicos de la acupuntura

La acupuntura alivia los malestares de la quimioterapia

La acupuntura alivia los malestares de la quimioterapia

La acupuntura alivia los malestares de la quimioterapia

Los sofocos y otros efectos secundarios que provoca la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama pueden disminuir con acupuntura, ya sea auténtica o falsa.

Un grupo de científicos del Centro Greenebaum del Cáncer, de la Universidad de Maryland y del Centro Kimmel de Cáncer de la Universidad Johns Hopkins realizaron una investigación para saber si la acupuntura podía reducir la gravedad de los efectos secundarios vinculados con los inhibidores de aromatasa.

Estos compuestos son usados para evitar que el cáncer de mama vuelva a aparecer después de la cirugía, es decir, bloquean la síntesis de la hormona estrógeno en pacientes postmenopáusicas.

Estas mujeres son por lo general quienes padecen sofocos moderados y graves.

Para la investigación, los científicos seleccionaron a 47 mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama con receptor positivo de hormona, en las fases 0 a III, que habían recibido la quimioterapia al menos por un mes.

El grupo fue dividido en dos. Veintitrés pacientes recibieron acupuntura real y 24 tuvieron acupuntura que no era auténtica o falsa.

Las mujeres que recibieron acupuntura real tuvieron una mejora significativa en aspectos como la depresión, la gravedad y frecuencia de los sofocos, entre otros.

Por su parte, quienes recibieron una terapia falsa de acupuntura también mejoraron su calidad de vida, la interferencia de los sofocos y los síntomas menopáusicos. Las que participaron en la investigación reportaron una reducción promedio de la gravedad de los sofocos del 31 y el 54 % ciento, respectivamente, según dijeron los médicos.

Las agujas usadas en la acupuntura falsa producen la sensación de un pinchazo en la piel, aunque no la penetran, de manera que las mujeres no podían saber si recibían tratamiento real o no.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación