POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosSUCESOS: Casos de desaparecidos NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador ESPECIAL: Día Cero

¿Crees que tienes una buena higiene? Estos son cinco errores que cometes al bañarte

Exagerar en la higiene no siempre es bueno para la salud. Además, hay otros detalles que debes vigilar.

Por Mireya Amaya | Nov 17, 2020- 18:42

Los baños en exceso son malos para la salud de la piel. Foto Pixabay

De seguro consideras que tienes una buena higiene en general, pero hay algunos errores que quizá no te percatas a la hora de bañarte. Te despejamos esas dudas:

Exageras la frecuencia

Una ducha diaria es suficiente. Foto Unsplash

Ducharse a diario es un hábito saludable, pero a menos que estés muy sucio o sudado, no es necesario hacerlo más de una vez al día.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Guardas tu cepillo de dientes en el baño? Aquí te decimos por qué debes sacarlo de inmediato

De acuerdo con el portal de medicina WebMD, el baño elimina el aceite y las bacterias saludables de la piel, por lo que si se hace con demasiada frecuencia podría causar sequedad y picazón, además de permitir que las bacterias malas ingresen a través de la piel agrietada.

Cuando expones tu cuerpo a la suciedad y las bacterias normales, en realidad ayudas a fortalecer tu sistema inmunológico.

Usas el jabón incorrecto

Los jabones antibacteriales pueden no hacerle bien a tu piel. Foto Pixabay

Los jabones antibacteriales pueden matar demasiadas bacterias, incluidas las buenas. Por otro lado, los jabones fuertes pueden resecar la piel, así que lo mejor es que uses jabones suaves con aceites agregados, limpiadores suaves o geles de ducha que incluyan humectantes.

Si tienes eccema o piel sensible, los jabones perfumados pueden irritar tu piel, así que prefiere aquellos que no tengan fragancia.

No cambias la toalla

Las toallas húmedas acumulan bacterias. Foto Pixabay

Las toallas húmedas son un caldo de cultivo para bacterias, levaduras, moho y virus. WebMD advierte que una toalla sucia puede causar hongos en las uñas, tiña inguinal, pie de atleta y verrugas.

IMPERDIBLE: Para evitar desastres: el abc de los dibujos en las etiquetas de tu ropa

Esto sin embargo puede evitarse al lavarla por lo menos una vez a la semana, además debes permitir que se seque completamente entre cada uso. Colócala sobre un toallero para que se seque más rápido. Y si estás enfermo o hay demasiada humedad, lávala con más frecuencia.

No limpias la esponja de baño

Debes limpiar bien tu esponja de baño al menos una vez por semana. Foto Pixabay

Las esponjas de baño son ideales para limpiarte, pero los rincones de tu cuerpo son el escondite perfecto para los gérmenes. Por lo mismo debes limpiar tu esponja una vez por semana sumergiéndola en lejía diluida durante cinco minutos y enjuagando bien.

Si bien es conveniente guardarla en la ducha, es más seguro sacudirla y colgarla en un lugar fresco donde se seque más rápido. Si es de un material natural reemplázala cada 3 o 4 semanas y si es una de plástico cada dos meses.

Abusas del agua caliente

No uses agua caliente, tibia será mejor en todo caso. Foto Unsplash

Una ducha larga y caliente se siente muy bien, sobre todo en épocas frías, pero la alta temperatura del agua también puede resecarla y provocar comezón.

LEE TAMBIÉN: ¿Limpias con lejía? Esto es lo que no debes hacer

Una alternativa es utilizar agua tibia y reducir el tiempo a 5 o máximo 10 minutos de baño. Esto es especialmente importante si tiene enfermedades como eccema o psoriasis.

KEYWORDS

Cuarto De Baño Enfermedades De La Piel Salud Tips De Limpieza Trends Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad