Jabón, el principal enemigo del COVID-19

No hay ningún producto más efectivo para inactivar el coronavirus que el jabón. Su composición química es suficiente para eliminarlo.

Foto EDH / Shutterstock

Por Diana Orantes

Abr 01, 2020- 04:00

A medida que el coronavirus se expande a nivel mundial, el hábito de lavarse las manos correctamente cobra más seriedad.

Algunos bromearon sobre el tiempo que debía durar el lavado —20 segundos sugerido por la Organización Mundial para la Salud (OMS)— lo que tarda rezar un Ave María, cantar dos veces el “Feliz cumpleaños” o recitar un poema. Lo cierto es que esos 20 segundos son cruciales.

Los expertos dicen que una gota de jabón común es extremadamente destructiva para matar bacterias y virus como el COVID-19. Y el secreto está en la estructura híbrida del jabón.

Este producto está formado por moléculas que interactúan con otras y se ensamblan. Al lavarte las manos se introducen a la fuerza en las envolturas lípidas de los microbios y virus y desestabilizan, dañan o rompen sus enlaces químicos.
No obstante, hay virus que no son fáciles de eliminar como las bacterias que provocan meningitis, neumonía, diarrea, hepatitis A, infecciones de la piel, polio y rinovirus, por mencionar algunas.

El profesor de química de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Palli Thordarson aseguró que el jabón aniquila el COVID-19 porque disuelve la membrana de grasa. El virus se vuelve inactivo.

El jabón, continuó, contiene sustancias similares a la grasa llamadas anfifílicas, sus estructuras son parecidas a los lípidos en la membrana del virus, entonces las moléculas del jabón compiten con dichos lípidos y ganan. Pero esto solo puede pasar si se empapan bien las manos con jabón y se frotan mucho. Cuando se enjuagan todos los microorganismos son arrastrados por el agua y eliminados.

En realidad esta práctica es la mejor forma de evitar la propagación del virus y deben hacerla todos, incluso quienes gocen de buena salud para asegurar la protección comunitaria.

Jabón vrs. antibacteriales

Durante el día, todo tipo de virus se adhieren a nosotros, y para desinfectarnos el jabón es ideal.

Respecto a otros productos antibacteriales, Thordarson subrayó que muchos de ellos son básicamente “una versión costosa de jabón en términos de cómo actúan con los virus”.

“Los desinfectantes, jabones líquidos, toallitas con alcohol, geles y cremas que contengan alcohol o jabón tienen un efecto similar, pero no son realmente buenos. Aparte del alcohol y el jabón, los agentes antibacteriales en estos productos afectan muy poco a la estructura del coronavirus”, explicó.

El jabón es lo mejor, insistió, pero las toallitas con alcohol son buenas cuando solo eso se tiene a la mano. El investigador instó a no desmeritar los beneficios del jabón común y generar una buena dosis de espuma en el lavado.

UNICEF asegura que no importa si usas agua fría o caliente, ambas son efectivas para limpiar. Luego hay que secar las manos muy bien, porque los virus sobreviven en la humedad y se quedarán en todas las superficies que toques.

Después de este rito higiénico hay que humectar las manos para reconstruir la capa exterior de la piel que protege el cuerpo y conserva la humedad. El dermatólogo de NYU Langone de Nueva York, Evan Rieder, aconseja humectantes y emolientes grasosos, luego aplicar cremas y lociones que tengan mayor porcentaje de agua.

La responsabilidad de detener la propagación del virus está al alcance de una barra de jabón y no olvides hacerlo adecuadamente.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad