5 puntos clave para entender qué ha ocurrido con los decretos durante la pandemia de COVID-19

Estos son los principales puntos para entender la "decretitis" en el marco de la emergencia sanitaria.

Habitantes de los mesones del barrio La Vega, en San Salvador, demandan falta de ayuda gubernamental y municipal para aliviar la falta de alimentos durante la cuarentena. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Por R. Tejada - Mario González

May 24, 2020- 11:37

Desde el inicio de la pandemia por coronavirus en El Salvador, ha habido numerosos cambios en la legislación que da vida a las medidas restrictivas del gobierno para controlar la enfermedad. Es por ello que surgen las dudas entre la población sobre qué está vigente y qué no, y cómo les afecta.

Recientemente, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia revivió la ley de emergencia decretada por la Asamblea y suspendió dos decretos presidenciales. ¿Qué implica revivir el decreto 593?

Tras revivir por una semana el Decreto Legislativo 593, que sustenta el Estado de Emergencia, se mantienen grandes lineamientos administrativos como la prohibición de despidos, suspensión de clases, de espectáculos públicos y reuniones, así como de obligaciones financieras y contractuales, pago de servicios, fijación de precios, el establecimiento de cordones sanitarios y circulación en zonas afectadas por la pandemia y la autorización de compras y contratación directas, pero teniendo el Ejecutivo que rendirle un informe a la Asamblea.

Leer más: Sala de lo Constitucional suspende decreto que usurpó funciones legislativas y revive Estado de Emergencia

¿Sigue vigente la restricción al transporte público y las compras según DUI? Las restricciones a la movilidad, la discrecionalidad para enviar a las personas a centros de cuarentena, suspensión del transporte público y la disposición de comprar según número de DUI están contenidas en el Decreto Ejecutivo 26, que sustenta la cuarentena domiciliar obligatoria y se encuentra en estudio en el Tribunal Constitucional, pero todavía no hay una orden para congelarlo o anularlo. Por lo tanto, estas medidas continúan vigentes.

Te presentamos cinco puntos clave para entender la “decretitis” en torno al manejo de la pandemia

SUSPENDIDOS DECRETOS PRESIDENCIALES DE EMERGENCIA

La Sala de lo Constitucional suspendió los efectos del Decreto Ejecutivo n° 18, de 16 de mayo de 2020, que contiene el Estado de Emergencia Nacional de la Pandemia por COVID-19.

TE PUEDE INTERESAR: “Torticeros valladares” ¿a qué se refiere el Gobierno con ese término incluido en el decreto 19?

En seguida, el Gobierno emitió el Decreto Ejecutivo 19, que es prácticamente una copia del 18, por lo cual la Sala también lo congeló mientras emite una resolución en definitiva sobre si ambos son constitucionales o no.

FALLA DE ORIGEN DE AMBOS DECRETOS

El Gobierno emitió el Decreto Ejecutivo 18 con el argumento de que era para cubrir el vacío por la expiración del primer decreto que la Asamblea Legislativa emitió el 14 de marzo, el 593. Sin embargo, como en aquella ocasión, no le competía al Ejecutivo hacerlo, sino a la misma Asamblea, por lo cual se denunció que el Gobierno invadió la competencia del Legislativo en contra de lo que manda la Constitución. Como la Sala congeló el Decreto 18 para estudiar si es constitucional, el Gobierno emitió el Decreto Ejecutivo 19, similar al otro y, por tanto, con la misma falla de origen.

TAMBIÉN: Gobierno “disfraza estado de excepción” en nueva ley presentada a la Asamblea

SE REACTIVA PRIMER DECRETO DE ESTADO DE EMERGENCIA

Para superar el vacío en la regulación del Estado de Emergencia mientras resuelve en definitiva, la Sala ordenó que se reactivara el Decreto Legislativo 593 y le dio hasta el 29 de mayo al Gobierno y la Asamblea para que preparen una nueva Ley de Emergencia Nacional por la pandemia.

¿REGULA EL DECRETO ORIGINAL Y EN QUÉ CAMBIA LA SITUACIÓN DE LOS SALVADOREÑOS?

Prácticamente en nada, porque el Estado de Emergencia regula aspectos administrativos del manejo de la lucha contra la pandemia, entre ellos la prohibición de despidos, suspensión de clases, de espectáculos públicos y reuniones, así como de obligaciones financieras y contractuales, pago de servicios, el establecimiento de cordones sanitarios y circulación en zonas afectadas por la pandemia y la autorización de compras y contratación directas, pero teniendo el Ejecutivo que rendir informes a la Asamblea.

EN ESTUDIO DEMANDA CONTRA DECRETO DE CUARENTENA

Los aspectos restrictivos de movilización, retención de personas y envío a centros de retención y salidas y compras según DUI se regulan en el Decreto Ejecutivo 26, que regula la cuarentena y las obligaciones derivadas de ella y aún está en estudio de la Sala después de recibir varias demandas.

VEA TAMBIÉN: ¿Qué efecto tiene la vigencia del decreto legislativo 593 que revivió la Sala de lo Constitucional?

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad