Asamblea acuerda reducir cuotas escolares y universitarias de padres y trabajadores por cuenta propia

La medida consiste en una disminución del 50% de los pagos que realizan los padres de familia que tienen negocio propio que han resultado afectados por la pandemia. Igual para los estudiantes que trabajan en lo propio para sostener sus estudios.

La Comisión de Cultura y Educación durante la sesión de este 6 de julio. Foto: Cortesía

Por Eugenia Velásquez

Jul 06, 2020- 16:34

Los diputados de la Comisión de Cultura y Educación de la Asamblea Legislativa acordaron emitir este lunes un dictamen favorable para ayudar a los padres de familia y estudiantes que trabajan por cuenta propia, para que solo paguen la mitad de sus cuotas escolares o universitarias.

“Que ante la crisis generada por el COVID-19, es imperativo ofrecer medidas que alivien la grave situación económica de las familias que subsisten con el producto del trabajo por cuenta propia, pequeños emprendedores y comerciantes, lo que les imposibilita cubrir la totalidad de sus gastos de vida, entre estos la colegiatura de sus hijos, por lo que es procedente que mientras dure la suspensión oficial de clases, estas personas cancelen únicamente el 50% de la colegiatura mensual, siempre y cuando la cuota no exceda del valor de ciento cincuenta dólares de los Estados Unidos de América”, reza el dictamen acordado este lunes.

La diputada de ARENA, Martha Evelyn Batres, informó que la suspensión de la mitad de las cuotas no contempla dejar de pagar salarios a los docentes y tampoco pretende afectar la estabilidad económica de los colegios y universidades privadas, por lo que exhortó al Ministerio de Educación a subsidiar ese 50% de algunas partidas que considere conveniente, pues recordó que el Gobierno dispuso de fondos de Educación para pagar los salarios de empleados de la ANDA.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Ya consultaste? Entérate si eres beneficiario del pago diferido de la factura de energía eléctrica ante la emergencia por COVID-19

“Esta decisión en ningún momento, quiero ser enfática, afecta a los colegios y a los maestros, lo que se busca es precisamente que se pueda dar el pago, incluso se le da la facultad al Ministerio de Educación para que ellos puedan subsidiar el 50% de estas cuotas de las partidas que ellos consideren adecuadas de donde puedan sacar los fondos, recordemos como hemos visto que del Ministerio de Educación se han sacado fondos incluso para el pago de salarios de ANDA y de otras instituciones y en dos ocasiones esta Asamblea ha votado para redireccionar fondos de Educación para otras instituciones, por qué no hacerlo ya con los mismos estudiantes quienes tienen derecho con el tema de educación, quienes la están pasando mal o sus padres la están pasando mal”, manifestó Batres.

Añadió que para acceder al beneficio los alumnos que se vean directamente afectados y los padres deberán comprobarlo. Esta medida viene aparejada a otras que ha aprobado la Asamblea en cuanto a diferir los pagos de servicios de agua, energía eléctrica y cable e Internet.

Reacciones sobre el acuerdo

Según el presidente de la Asociación de Colegios Privados (Acpes), Javier Hernández, la medida acordada por la Asamblea se implementará siempre y cuando el padre de familia haya cancelado el 50% de las cuotas atrasadas y que haya demostrado fehacientemente que no tiene capacidad económica para saldarlas, solo así tendría derecho al subsidio del otro 50% de su mensualidad.

De acuerdo con Hernández, cuando iniciaron los movimientos para aplicar dicha medida, se le consultó al Ministerio de Hacienda y la entidad respondió que financieramente no era posible asumir un costo tan millonario. Según dijo, la Asamblea estaría violando la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Mientras que el catedrático Óscar Carlos Picardo Joao, investigador y docente de la Universidad Francisco Gavidia, calificó de “medida electorera, popular y sin análisis financiero” lo acordado por los diputados. El experto calcula que si se aplica el subsidio del 50% serán millones los que el Gobierno tendrá que erogar.

Por ejemplo, en las universidades privadas hay 179,000 estudiantes que cancelan $23 millones anuales en cuotas; mientras que en la Universidad de El Salvador hay 50,000 estudiantes, lo que representa $70 millones anuales de cuotas universitarias, algo que sería insostenible para las universidades operar hasta que el Gobierno les retribuya ese dinero, sin embargo, el dictamen establece que el beneficio es únicamente para padres que trabajan por cuenta propia y estudiantes que sostienen sus estudios con negocio propio afectados por la pandemia.

“Ponen en riesgo la operación de las instituciones. No creo que se apruebe, creo que el presidente la vetará por falta de fondos, mientras se resolverían los trámites de reembolso muchas universidades podrían estar en problemas porque las fuentes no pueden estar diversificadas, dependen de las cuotas”, explicó Picardo.

TE PUEDE INTERESAR: Ministerio de Educación: el regreso a las aulas será por grupos y de manera gradual

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad