Albergados en el INTI sin cumplir distanciamiento y protocolos contra COVID-19

Habitantes de la comunidad Nuevo Israel, una de las zonas más golpeadas por las lluvias de Amanda, se encuentran refugiados en el Instituto Nacional Técnico Industrial, donde no se cumplen los protocolos contra la propagación del COVID-19, como el distanciamiento físico.

Por Óscar Portillo

Jun 02, 2020- 16:37

Hasta las 10 de la mañana de este martes 02 de junio, el Instituto Nacional Técnico Industrial (INTI) albergaba a 170 habitantes de la comunidad Nuevo Israel, en San Salvador, una de las zonas más afectadas por las lluvias de Amanda el pasado domingo. Las primeras personas llegaron ese día por la tarde, tras los estragos que provocó en sus viviendas el desbordamiento de la quebrada Arenal de Monserrat.

Ahora, las aulas, que hasta hace unos meses albergaban estudiantes, lucían llenas de familias afectadas por las lluvias. Los pupitres fueron cambiados por colchonetas y los cuadernos por sábanas que resguardan a las personas damnificadas del frío.

Dos enfermeras del Ministerio de Salud tomaban la temperatura de todos al interior de los salones de clase en busca de posibles casos de COVID-19, y un promotor se hacía cargo de preguntarles a las personas si recibieron sus alimentos o sus kits de higiene.

Más de 170 personas están albergadas en el INTI. Foto EDH/ David Martínez

A pesar que las condiciones de higiene en los pasillos y aulas cumplen con las medidas establecidas para resguardar de la lluvia a los albergados, no se están cumpliendo del todo los protocolos relacionados a evitar la propagación del coronavirus. Todos están en la obligación de portar mascarilla; sin embargo, el hacinamiento en esos espacios es notable, irrespetando el distanciamiento físico. Las colchonetas no guardan la distancia recomendada de 1 metro y hay goteras cerca de los lugares donde las personas duermen.

TE PUEDE INTERESAR: MOP identifica 65 puntos de alto riesgo provocadas por las lluvias en El Salvador

Hasta el martes, uno de los espacios más grandes que han sido habilitados para las personas es el auditorio del instituto, con condiciones similares al resto de aulas.

Los albergados manifiestan sentirse seguros dentro del albergue, a diferencia de sus hogares en peligro y vulnerabilidad. “Nos dan comida los tres tiempos”, dice Rosa Lidia Fuentes, que llegó al refugio desde el domingo en la noche. Ella y las personas con las que está conviviendo en un aula perdieron totalmente sus viviendas en la comunidad Nuevo Israel.

Foto EDH/ David Martínez

Aunque por el momento Rosa Fuentes y el resto están seguras en el albergue, la incertidumbre los invade, pues la pérdida de sus viviendas y pertenencias hace que su futuro sea incierto y aún no saben a dónde irán una vez la emergencia termine.

LEA ADEMÁS: Alerta: Depresión tropical se convierte en tormenta Cristóbal causando fuertes lluvias en El Salvador

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones