Exjefe del GRP ligado a crimen será restituido al cumplir sanción

Deberá de cumplir con la sanción disciplinaria de la Policía y del Tribunal Disciplinario Nacional, dijo el Director de la Policía.

En abril de 2018, el subcomisionado Julio César Flores Castro, quien era subjefe de la Delegación de Soyapango, fue suspendido indefinidamente de sus funciones. Foto EDH / Cortesía

Por Jaime López

Sep 21, 2019- 04:30

El director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza Chicas afirmó ayer que el subcomisionado Julio César Flores Castro, exjefe del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP), procesado en libertad por orden judicial en el caso del asesinato de la agente Carla Ayala, podrá regresar a la Corporación hasta que cumpla las sanciones impuestas por el Tribunal Disciplinario Central.

Flores Castro es procesado por el delito de incumplimiento de deberes en el caso de desaparición y asesinato de la agente Ayala, un hecho cometido en la madrugada del 29 de diciembre de 2017.

La decisión judicial que benefició al exjefe del exGRP fue tomada con base en el informe del Consejo Criminológico; y por los resultados de un examen psicosocial que le practicaron forenses.

Este reveló que el subcomisionado sufre “de ansiedad” y otros padecimientos a causa de su detención.

Junto a él, otros nueve policías, fueron detenidos en junio de 2018, seis meses después del crimen en contra de Ayala. “Nosotros respetamos las decisiones del Órgano Judicial y él está en un régimen de medidas sustitutivas -alternas- a la detención, está en su casa”, detalló el comisionado Arriaza Chicas.

Las medida que el subcomisionado deberá cumplir son presentarse cada 15 días al tribunal que lleva su caso y no salir del país.

“El va a ser reinstalado siempre y cuando haya resuelto su situación administrativa de suspensión disciplinaria que tiene de la PNC y del Tribunal Disciplinario Nacional”, afirmó el director de la Policía.

En todo caso, será el Juzgado Especializado de Instrucción para una Vida Libre de Violencia contra la mujer que determinará la responsabilidad penal al jefe policial.

El hecho
Las investigaciones indican que Flores Castro invitó a la agente Ayala a la fiesta de fin de año que se realizó la noche el 28 de diciembre de 2017. El festejo, en el que los asistentes tomaron licor, fue en la base donde funcionó el GRP, en la residencial San Fernando, al sur de San Salvador.

En la madrugada, el policía élite, Juan Josué Castillo, (a) “Samurái” -prófugo-, y dos compañeros recibieron la orden de llevar a la víctima a su casa, en Apopa.

En el trayecto, según la Fiscalía, Castillo le disparó en la cabeza a Ayala, sin que sus colegas lo detuvieran; después los dejó en el GRP y huyó con el cuerpo de Ayala.

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad