FÚTBOL: Salvadoreño jugará en el Espanyol | VIRAL: Karol G hizo virales a los hermanos Arias | BALONCESTO: El Salvador arrancará ruta al Mundial 2027

ESPECIAL: Los 100 años del maestro del fútbol salvadoreño, Hernán Carrasco Vivanco

PARTE I: Hernán Carrasco Vivanco cumplirá el 29 de marzo 100 años, dedicados en gran parte, al fútbol y la docencia. Formador de varias generaciones de jugadores y técnicos, el fútbol salvadoreño lo saluda

Por Gustavo Flores | Twitter: @Gusflores21 |

Hernán Carrasco Vivanco cumplirá este 29 de marzo, 100 años de vida. Foto EDH / Jessica Orellana

En su pequeña casa de la colonia San Mateo se suelen escuchar los goles del cercano Estadio Cuscatlán en alguna noche cálida del fútbol salvadoreño. Él, como todos los días, se ubica en su sillón de frente a una TV encendida con algún partido que disfruta pese a algunas imperfecciones en la pantalla de tanto uso. “Veo un partido e inmediatamente te digo, este tiene escuela de fútbol o este no. Hay detalles como la pelota rasante, el centro atrás, la técnica individual y colectiva, la defensa individual o zonal. Y eso que veo todos los partidos, los de acá de El Salvador y los del exterior”.

El que habla con una lucidez sorprendente para el que no lo conoce, es don Hernán Carrasco Vivanco, el maestro del fútbol que ya celebra sus primeros 100 años. El hombre centenario que respiró fútbol toda su vida y en gran parte de ella se dedicó a enseñarlo y amarlo en El Salvador, su país adoptivo, pese a que las condiciones estaban lejos, muy lejos, de ser las óptimas para un desarrollo acorde a su capacidad docente.

Hernán Carrasco Vivanco, 94 años de pasión en El Salvador

-100 años, Don Hernán, qué me cuenta…

-Qué le puedo contar (risas), nunca pensé cumplir los 100 años y en este hermoso país. Tanto mi tierra (Chile) como este país donde nacieron mis hijos, son mis países los dos, me han tratado muy bien y sigo feliz.

-Y cien años mirando fútbol…

Siempre. Últimamente, el Mundial de Qatar. El Mundial me hizo ver más grata la vida. Vi tanto fútbol, oiga. Y se pudo apreciar lo bueno y lo malo que tiene el fútbol moderno. Y eso me llevo.

-Hace algunos años, usted me dijo que el secreto de la vigencia es la actividad. Y siguió enseñando fútbol hasta hace muy poco. Así también se entiende su lucidez y su vigencia.

-Siempre pensé que con la Escuela (Academia Futuro) podía entregar conocimiento y hacer una labor también de prevención de la delincuencia con el desarrollo de un deporte. El niño aprende fútbol y a ser persona. Le enseñamos a los niños a tener aspiraciones. Me entretiene mucho. Pero en este deporte y en este país es muy difícil que aquí puedan campeonar en algo.

-¿Por qué?

-Porque hay que tener no solo la formación individual, sino a nivel equipo.

-Remontémonos 100 ó 90 años atrás, ¿cómo empezó su relación con el fútbol?

-Era bien deportista porque tenía un primo que era atleta nacional chileno, vivía en nuestra misma casa en Santa Juana (ciudad de 15 mil habitantes, cerca de Concepción, Chile). Hice la primaria en una escuela que tenía un gran gimnasio y cancha de fútbol. Ahí empecé a jugar, después en Concepción hice la secundaria, ahí hacía salto con garrocha (pértiga), todavía tengo el récord juvenil en Concepción, las garrochas eran de bambú. Además era seleccionado de fútbol y de básquetbol, un deportista completo.

Hernán Carrasco Vivanco en su llegada a territorio salvadoreño. Foto EDH / Jessica Orellana

-¿Y por qué eligió el fútbol?

-Terminé la secundaria y jugamos contra el Instituto Nacional de Educación Física de Santiago. Le ganamos y un profesor de apellido Martínez, me dice: ‘Hernán te queremos llevar y te damos una beca para poder ser profesor’ . Ahí fui, entonces, quedé de alumno y tuve el contacto con las divisiones inferiores de la U, donde fueron mis inicios como entrenador con un tremendo equipo en la U de Chile.

Su memoria prodigiosa para marcar todos y cada uno de los hechos trascendentales de su vida desmiente esos 100 años que cumplirá el 29 de marzo, con detalles y pormenores que uno ni siquiera puede recordar del mes pasado. Aunque algunas publicaciones y hasta Wikipedia dan a 1928 como el año de su natalicio, su familia corrige el año exacto (1923) y el centenario que lo celebrará con sus amigos y alumnos, algunos también se consideran hijos del maestro.

Hernan Carrasco Vivanco cumplirá 100 años de vida, con todo un legado en el fútbol salvadoreño. Video EDH / Eduardo Alvarenga

Como entrenador de divisiones inferiores pasó por la U de Chile, Audax y tuvo un exitoso paso por el Colo Colo donde quedó a cargo de la primera División y lo sacó campeón en 1960. También fue asistente de la Selección chilena que se preparaba para el Mundial 62. Además, con menos de 40 años, ya era el presidente de la Asociación de Entrenadores chilenos y también presidía el movimiento de técnicos de Sudamérica. Hasta que un día llegó un telegrama que cambió su vida… Y la del fútbol salvadoreño.

“A la Asociación de entrenadores llegó un telegrama de El Salvador que necesitaban un técnico. Mandaron telegramas a varios países, parece. Y a las tres semanas, llegó otro que decía que había sido elegido por el currículum para dirigir la Selección de El Salvador. Me vine un 21 de diciembre de 1964 y empecé a trabajar para el Campeonato Norceca (Norte, Centroamérica y Caribe) en Guatemala 1965, nos fue bien, le ganamos a Costa Rica”.

-¿Conocía algo de El Salvador?

- No conocía nada del país, pero cuando me eligieron me puse a estudiar. Tenía poco más de 30 años, soltero, mucho por aprender.

Hernán Carrasco Vivanco: “Es falta de respeto comparar a la Orquesta Alba con el Alianza de hoy”

-¿Con qué se encontró?

-Muchos problemas. Teníamos un solo uniforme, le debían 20 dólares de viáticos a los jugadores y no teníamos donde entrenar. Eliminamos a Cuba y me voy a hablar con el presidente de la Federación para solucionar estos problemas. No he visto persona más nefasta para el fútbol que aquel presidente de Fesfut, Mario Guerrero, porque no sabía absolutamente nada.

¿Cómo un presidente después de haber ganado el primer partido y estar bien, no iba a comprar otro uniforme? Entrenábamos en el Flor Blanca y nos echaban porque tenían que lanzar el disco y la bala, y era lógico. Le dije que si no se solucionaban las cosas, iba a dar un paso al costado. Y el “pelotudo” agachado me dijo: “delo, pues”. Con permiso, le dije, y le pedí un papel al secretario para hacer una renuncia, aunque sea a mano. Y ahí mismo le hice la renuncia por falta de apoyo.

Hernán Carrasco Vivanco comparte una de sus fotos en su faceta de formador. Foto EDH / Jessica Orellana

-Enseguida “se enteró” Alianza que se quedaba sin trabajo.

Ahí me pescó Alianza (risas)...

Lee en elsalvador.com, la segunda parte de esta nota.

REGRESAR A PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Deportes Entrenadores De Fútbol Fútbol Hernán Carrasco Vivanco Técnicos De Fútbol Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Sigue a CANCHA en

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad