FÚTBOL: Salvadoreño jugará en el Espanyol | VIRAL: Karol G hizo virales a los hermanos Arias | BALONCESTO: El Salvador arrancará ruta al Mundial 2027

Diogo Gama: “Un proyecto tarda, como mínimo, tres años para comenzar a ver cosas”

El director de selecciones nacionales de la Fesfut, Diogo Gama le cuenta a CANCHA cómo va su diagnóstico y en qué sectores se enfocará para buscar la mejora del fútbol nacional

Por Josué Navarrete | Twitter: @JNavarrete_EDH |

Foto EDH/ Jessica Orellana

El portugués Diogo Gama, director de selecciones nacionales de la Fesfut habló de varios temas con CANCHA, sobre sus primeros días en el cargo y cuáles son sus apuestas fundamentales en la generación de “legado, estructura y conocimiento para el medio y largo plazo” del fútbol salvadoreño.

Con experiencia en federaciones como Qatar, Arabia Saudita y la misma Portugal, Gama habló que es importante pensar en el largo plazo para sacar adelante los proyectos, pero que a la vez, debe haber una confianza en los trabajos que se hagan en el presente, sin importar los cambios dirigenciales que haya en el corto o mediano plazo.

Diogo Gama: "es muy importante crear orden"

Hace una semana fue nombrado oficialmente, ¿qué tal han sido estos primeros días?

Este es un título, no soy más ni menos, lo que tengo son responsabilidades, es todo muy prematuro, estoy en un momento en que tengo que empaparme de información, ahora más que ser un director de selecciones estoy tratando de entender lo que hay, ¿por qué llegamos hasta aquí?, ¿cómo llegamos hasta aquí?, eso no tiene que ver con mi puesto, sino con la forma en que encaro las cosas y la vida. Yo podría ser un coordinador técnico, en otra posición un director de medios, siempre iba a hacer esto.

En mis primeras impresiones, es un país que tiene mucha pasión por el juego, me encantó bastante poder ir a ver partidos diferentes y el factor común era la afición, vi la selección mayor, la femenina, Sub-22, fútbol playa y lo que fue constante en todos los partidos fue la pasión y la afición, eso es algo muy bueno. Me creo bastante que hay potencial en el jugador y por eso acepté el reto, porque creo que se pueden hacer cosas bonitas en El Salvador.

Ahora hay que estructurar y ordenar, en el diagnóstico que estoy haciendo veo que la gente está muy abierta y disponible, la gente quiere cambios internamente, alguien que les venga a ayudar y eso es positivo.

Los aficionados llevaron diferentes mensajes de apoyo a la selecta. Foto EDH/Jonatan Funes

¿En qué etapa va el diagnóstico?

Para poder hacer un diagnóstico que sea preciso y fiel hay varias fases, esta primera es asegurarme que tengo la capacidad de recoger la información como yo creo que es importante, mucho de eso pasa por hablar con las personas, debo hacer una relación, que sientan lo importante que es el diagnóstico y su honestidad, independientemente las interpretaciones, lo que necesito es saber lo que se está haciendo, cómo se está haciendo y por eso debo crear este vínculo. En esta primera fase escucho a las personas y a partir de allí estoy seguro que me darán la información como necesito.

El diagnóstico tiene varios momentos, como la recogida de información cuantitativa, estadística, que no hay parte emocional y luego la parte cualitativa, para garantizar que sea de calidad debo crear esta primera relación.

La Fesfut tiene empleados y todos son importantes, tienen un papel activo en la organización y todos tocan en el jugador y la competición, por eso debo hablar con todos. A manera de reconocimiento, las primeras personas son los utileros, ¿por qué hablo con ellos? Porque suelen ser personas con muchos años con la organización, tienen un contacto muy cercano con todas las personas, suelen ser el grupo de personas que todos quieren y eso me da acceso a información, pero ellos deben confiar en mí.

Hotel Villa Selecta en las instalaciones de la FESFUT. Foto EDH / Archivo

Ya hablé con el gabinete jurídico, porque me es importante saber qué podemos y qué no podemos hacer, las reglas nos determinan lo que está bien y necesito saber eso. No he hablado de forma exhaustiva con los cuerpos técnicos, ya hablé con algunos de forma informal, me intercambio mensajes con ellos de lo que voy necesitando en el momento, pero aún no les he pedido planificaciones, roles. Estoy queriendo hablar con personas que normalmente no tienen la atención debida.

¿En cuánto tiempo estaría?

En situaciones normales me tardaría de mes y medio a dos meses en el interno, que pasa por las fases de la recolección de información, análisis de información y generación de informe con conclusiones, es más o menos el pronóstico en el interno, luego hay que hacer el externo, que son las personas e instituciones que hacen parte del ecosistema del fútbol, pero que no están bajo la responsabilidad como empleados de la Fesfut, como la Liga, clubes, ADFAS, entrenadores, estos agentes externos de impacto fundamental en el desarrollo del juego.

¿Todavía sigue firme la idea de dejar un legado con lo que ha escuchado?

Tengo las ideas claras, no tengo personas tipo que las llevo conmigo, mi concepto, mi responsabilidad es dejar un legado, una estructura y conocimiento, tengo que trabajar con las personas de El Salvador y no hay otra. Lo que puede que pase es que identifique para ganar tiempo es mejor tener a alguien que tenga la experiencia y que pueda ayudar al salvadoreño a tener el conocimiento, eso es parte del plan, pero no puedo decir sí o no, porque estoy evaluando procesos, personas y encantado me quedo si no hay que traer a nadie de afuera, porque al final el conocimiento se debe quedar en El Salvador.

"La educación del entrenador no se está moviendo como se debería mover y eso impacta mucho en el niño, si el niño no está trabajado de la misma forma, la distancia competitiva va a incrementar"

Diogo Gama, director de selecciones nacionales

Yo soy muy claro y sé que mi trabajo en El Salvador no es para toda la vida, porque en el fútbol no pasa, yo quiero que cuando me vaya, el proyecto que estábamos implementando sigue siendo implementado y que tenga éxito, esta es la diferencia entre enfocarnos solo en lo deportivo o solo en la parte estructural. Hay un momento de corto plazo y uno de largo plazo, yo de verdad me quiero enfocar bastante en el medio y largo plazo, pero sé que podría no estar cuando tengamos los éxitos sobre ese trabajo.

Un proyecto a medio o largo plazo tarda para comenzar a ver cosas, mínimo, tres años, para tener sistemas unos cinco años y para estar fluidos, siete años, eso en fútbol es mucho tiempo, pero todo mi trabajo será para dejar la estructura, el conocimiento, para que de aquí a 3, 5, 7 o 10 años se continúe teniendo éxito sobre el plan que se definió.

Uno de los dilemas del fútbol son los sistemas de gobernanza, soy muy transparente y por eso puede que haya gente que se asuste conmigo, porque estos sistemas son el peor enemigo del fútbol, porque como hay sistemas electorales, cada vez que hay elecciones se para un proyecto y comienza uno nuevo y estos necesitan un tiempo para respirar y vivir, pero si estamos cambiando la dirección, visión y personas, esto lo que pasará es que los proyectos nunca llegan donde tienen que llegar, con algo muy negativo, porque aquellas personas que trabajan y tienen 5, 10, 15 años en las organizaciones, pero no son creyentes.

Porque vienen unos y empiezan a hacer unas cosas, las hacen, pasados tres o cuatro años cambia todo y ahora hay que hacer lo otro, ellos mismos que se involucraron, que comenzaron a crear la identidad y tenían la ambición de lograr un objetivo, se los cambian y se quedan sin suelo para andar, esto hace mucho daño a las organizaciones, porque no hace a las personas parte de ellas y eso es algo que voy a intentar cuidar y ahora por eso tengo la intención que todos sientan que son importantes y que el proyecto no es de Diogo, porque quienes me darán las soluciones serán ellos, yo los ordenaré, les ayudaré a que podemos estar unidos, que podamos estar en una misma dirección.

Juan Sánchez de El Salvador disputa el balón en la semifinal del fútbol masculino de los Juegos Centroamericanos y del Caribe San Salvador 2023 en el estadio Las Delicias de Santa Tecla. Foto EDH / Jorge Reyes

¿Cómo lograr dejar en la mente el proyecto y que deba seguir?

A mí lo que me corresponde es trabajar, y si la gente que venga reconoce el trabajo y ve que está teniendo éxito creo que son los primeros que deberían decir que está bien, no me preocupa quién está o no, sé que hay un problema, porque se pierde tiempo, dirección, pero ya lo viví, eso no tiene que ver con Comité Ejecutivo, porque día a día siempre hay, tenemos que hacer las cosas y caminar con el objetivo, la misión y visión de la Fesfut es algo fácil de entender, desarrollar el juego en el país, tener más jugadores, una responsabilidad social y por consecuencia lograr objetivos competitivos, al final del día esta es la misión de cualquier federación, ¿cómo lo hacemos? Allí sí que puede ser de formas diferentes.

Creo que mucho de mi mensaje es de medio y largo plazo, por eso no me escuchan decir primer equipo o ganar, claro que es importante, pero todo es importante, no me enamoro por estar cerca del primer equipo, entiendo la importancia de todos los equipos en su momento, así como entiendo la importancia del entrenador principal de la mayor, como del utilero de la Sub-15. Lo que quiero dejar claro es que haré mi trabajo todos los días, el Comité me deberá aprobar las cosas y si lo hace es porque coincide con ellas y si hacemos ese camino, es lo que necesitamos y si al final viene gente que cree que este no es el camino, que lo digan y ya está, la gobernanza dice quién manda.

Foto EDH/ Jessica Orellana

¿Qué tenía de conocimiento del fútbol salvadoreño?

Antes de llegar al proceso de reclutamiento por medio de un par de entrevistas a través de una empresa, sabía que El Salvador era un país que tenía tradición futbolera, que sacaba buenos jugadores, aunque si me preguntaban por uno en específico, no tenía capacidad de decir uno, pero sí sabía que era un país que vivía mucho el fútbol y que como muchos países de América Central, la distancia iba incrementando mucho con respecto a Europa y lo notaba al ver partidos.

La educación del entrenador no se está moviendo como se debería mover y eso impacta mucho en el niño, si el niño no está trabajado de la misma forma, la distancia competitiva va a incrementar, porque si el niño no es tan bueno, claro que la liga no será tan buena, a partir de allí empiezan a perder capacidad competitiva, no internamente, porque los equipos siempre deben hacer una plantilla, sean buenos o malos jugadores, pero sí cuando deben competir de manera internacional se empieza a ver la distancia entre los equipos y eso es algo que debemos empezar a disminuir. Yo lo tengo claro es que debe ser una prioridad, el desarrollo del entrenador, para tener a los mejores jugadores, ligas, selección y por aquí pasa el camino.

Cuando comencé el camino comencé a estudiar la historia de El Salvador, ya en el proceso, a mi hijo le encanta la historia y se me acerca y me dice que El Salvador tuvo una guerra a causa del fútbol, allí me fui enterando más de la historia, no solo de la futbolera, sino también veo que hay un cambio de mentalidad en el país, es un país muy abierto al cambio, debemos hacer ese cambio también en el fútbol salvadoreño, porque es la cosa más importante para las personas, porque disfrutan o no, porque obtuvieron en un par de horas algo diferente.

Alineación de la Selecta ante México en el partido del Octogonal Final de Concacaf en el Estadio Cuscatlán. Foto EDH / Jonatan Funes

¿De qué manera el fútbol se debería ir uniendo al cambio?

Utilizaste la palabra y es la unión, el cambio que debe haber pasará por la unión entre todos, para entender que hay un objetivo común y todos se benefician de eso, federación, gobierno, clubes, ligas, jugadores, entrenadores, afición, queremos tener un fútbol mejor y no solo competitivamente, no solo ganar, sino tener una identidad.

Ya sabemos que vamos a perder, eso hace parte, ganamos o perdemos, es imposible ganar todos los partidos, pero aún así, una derrota debe hacer parte del camino y eso lo tenemos que hacer todos juntos, si estamos en un momento de cambio nos debemos alinear a que esto es lo más importante, vamos a hacer otras cosas para ser mejores, porque si unos cambian y otros no, habrá piedras en el camino, esto es dinámico y hay que hacerlo, podemos agarrarnos de que esta actualidad es más cómoda, pero debemos cambiar.

REGRESAR A PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Comité De Regularización De FESFUT Deportes Diogo Gama FESFUT Fútbol Redes Sociales Selecta Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Sigue a CANCHA en

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad