La cuarentena también pone a prueba la vida en pareja: 5 consejos para evitar la tensión

La crisis sanitaria mundial también desgasta y deteriora las relaciones de pareja. Ante los altibajos y el incremento de casos de violencia doméstica, los psicólogos brindan recomendaciones para convivir con respeto y paz en época del coronavirus.

Foto Por EDH-Shutterstock

Por Sara Castro

May 01, 2020- 22:00

La pandemia de coronavirus ha llevado al límite la vida humana. El cambio ha sido tan drástico, que no ha habido más opción que adaptarse, y hacerlo de manera súbita. Si se habla de los niveles de fatiga y cansancio de los médicos, de la carrera contra el tiempo de los científicos, de la zozobra de los grandes y pequeños empresarios o de la desesperación de los niños, también es importante agregar la inevitable tensión que se incuba en una pareja o matrimonio frente al confinamiento.

Sí, es inevitable. Es una rutina 24/7 y ya va más de un mes de dicha dinámica. Es lógico que la paciencia se agote y la relación sufra tensiones y altibajos, a pesar de que esté sometida al cuidado mutuo, al amor y, por supuesto, al respeto.

De acuerdo con el diario oficial de China, Global Times, los divorcios se dispararon en el país asiático, pues las oficinas de registro civil alcanzaron cifras récord en solicitudes de divorcio luego de que la pandemia dejara atrás su momento más crítico. Ello es una muestra de lo complejo de la convivencia en un contexto de completo encierro, en una época de incertidumbre y tensión.

“Las parejas están sometidas a una doble o triple situación de estrés debido al confinamiento derivado de la pandemia de coronavirus. Al estar encerrados en casa es más difícil relativizar las pequeñas cosas que pasan en el día a día. La mochila se va cargando y no hay paseos ni salidas para vaciar el equipaje”, explicó a la BBC Cecilia Martín Sánchez, psicóloga especializada en terapia de pareja y directora del Instituto de Psicología Psicode en España.

Para el psicólogo y director de la red de telepsicología de la clínica Psicología Salvadoreña Integral (Psintegra), Carlos Escalante, las relaciones de pareja están en una “olla de presión” debido al constante estrés, no solo debido al virus, sino también por las preocupaciones ante una posible escasez de comida, por la situación laboral, por el balance que deben hacer entre el teletrabajo, los hijos y las tareas domésticas. Una lista que cada vez deja más fatigada a la pareja.

Según Escalante, esta situación podría provocar episodios de violencia, incluso, en “relaciones sanas”. Y es que las parejas no tienen un espacio para desconectarse de una convivencia “forzada” las 24 horas. Frente a ello, las maneras de expresar los problemas llegan con “alta emotividad, lo que hace muy difícil su solución”, de acuerdo con la terapeuta de pareja y docente de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de México, Noemí Díaz.

Pero ni hablar de aquellos hogares donde la tensión, la violencia y el abuso ha sido una constante. Algunos psicólogos y terapeutas han declarado a la violencia doméstica como una pandemia paralela al COVID-19. Y El Salvador no está exento.

En marzo pasado, ONU Mujeres alertaba sobre el aumento de casos de violencia contra las mujeres, “especialmente violencia doméstica, debido al aumento de las tensiones en el hogar y puede aumentar con el aislamiento de las mujeres”. Un mes después, la Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (Ormusa) presentó un informe que reflejaba el aumento de casos de violencia doméstica en el país en un 70 %.

El director de Psintegra reconoció que lo complejo de la violencia doméstica es que la víctima no siempre reconoce que está en una relación disfuncional y tarda mucho en reaccionar y, por consiguiente, en hacer una denuncia.

Y aunque el aislamiento represente para el agresor la posibilidad de tener el control de su pareja, para Escalante en este ambiente puede haber otros desencadenantes que, lógicamente, influyen en exabruptos.

“Saber que se está en riesgo es esencial. Buscar apoyo psicológico es ideal. Si estás en un entorno de violencia, tratar el tema y expresar las emociones con un profesional en psicología es de mucha ayuda. Simplemente el hecho de empatizar y comprender la situación permitirá a la persona tener más ánimo y estar atenta a cualquier situación de abuso”, explicó el especialista.

Tras las peleas o los episodios violentos también se ven afectados los niños o adolescentes, quienes deben presenciarlos porque el aislamiento los obliga. Sin escuelas abiertas, sin parques o las visitas a sus abuelos u otros familiares, ellos sufren más esta catástrofe y tienen secuelas.

Pero para evitar una atmósfera tensa, reducir alteraciones en la relación de pareja que luego terminen en un divorcio o para impedir que los maltratos se intensifiquen durante la cuarentena, Escalante brindó consejos importantes que construirán y fortalecerán a la pareja y a la familia.

Comunicación asertiva: el primer consejo del psicólogo Carlos Escalante es trabajar por una buena comunicación. Externar tranquilamente lo que preocupa, los deseos, las frustraciones o, simplemente, tener una conversación sobre la vida reforzará el respeto y la confianza. Además, será normal que los miembros de la familia estén irritables en esta crisis, entonces la paciencia con la pareja y los hijos será clave para crear un hogar en armonía.

Iconos por Flaticon.es

Distribución equitativa de tareas: el esquema de la cultura machista asoció las tareas domésticas con las mujeres. Y en tiempo de aislamiento las responsabilidades son más, como cocinar, lavar, cuidar a los niños o ayudarlos en su nueva dinámica escolar. Lo importante será repartir responsabilidades equitativamente, de esta manera bajará potencialmente la tensión en la pareja.

Intimidad: ante la avalancha de responsabilidades, el tiempo en pareja queda en segundo plano, y en algunos casos ni si quiera se toma en cuenta. Los expertos aseveran que estar encerrados “no debe matar el romanticismo”. Escalante recomendó para este tiempo redescubrir a la pareja, conversar relajadamente y tener momentos de intimidad, ello contribuyen a una dinámica respetuosa, a generar armonía y evitar muchas cosas negativas.

Espacios personales: según el psicólogo Escalante, es importante que cada miembro del hogar tenga un espacio para desconectarse, descansar y recuperar la energía. “Puede ser que hacer todos los oficios sean desgastantes pero todos tenemos derecho a ese espacio de desconexión, autocuido o entretenimiento, que ayuda a disminuir la tensión”, aseveró el experto.

 

Evitar escalar conflictos: si la primera regla (comunicación asertiva) no se cumple, las peleas y discusiones serán recurrentes, y no es recomendable dejar que estos conflictos crezcan o pasen a otro nivel. Es importante abordar los problemas o malentendidos cuando la rabia haya cedido.

Prevención: en caso de ser víctima de violencia física y simbólica o abuso psicológico, emocional y hasta sexual, Escalante recomienda denunciar. La Fiscalía General de la República (2593-7000) y la Procuraduría General de la República (7851-1215) han habilitado números telefónicos de atención, y Psintegra tiene espacios de atención gratuita online. El experto también sugiere que las personas vulnerables deben identificar los momentos de riesgo, tener a la mano números de emergencia, así como el contacto de algún familiar que pueda brindar apoyo inmediato, tener siempre saldo en sus teléfonos y no minimizar cualquier acto de violencia.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad