NOTICIAS | Ley de compras públicasINTERNACIONAL | Terremoto TurquíaNACIONAL | Desalojo vendedoresNACIONAL | Multas de tránsitoDEPORTES | Primera División

Carta a los veteranos de la guerrilla: Nosotros no nos ahuevamos

.

Por Paolo Luers
Periodista

Queridos amigos:


Me recuerdo como si hubiera sido ayer, pero fue hace exactamente 14 años, que me senté en la terraza de La Ventana para escribir mi primera carta. Había prometido a Fabricio Altamirano inventarme para en MAS! un formato novedoso de columnas de opinión, en lenguaje coloquial e irreverente, llegando al grano sin tantos rodeos. Lo que hoy hago en unas horas de la mañana para mandarlo en la tarde y verlo publicado el día siguiente, en aquel inicio lo comencé a elaborar tres días antes. Tenía que cumplir con la promesa de crear algo novedoso. Me senté el 10 de enero 2009 para escribir la primera carta, que se publicaría martes 13 de enero. Fue dirigida a Violeta Menjívar, en aquel entonces alcaldesa de San Salvador. Critiqué su gestión y con la frase “¿Y no es su alcaldía que llenó nuestras aceras de champas, basura, y caca?” quería marcar el estilo de mi nueva columna de opinión. De paso sea dicho que 12 años después me tocó exigir públicamente la libertad para Violeta Menjívar, arbitrariamente detenida. Porque criticar a una funcionaria es una cosa, y perseguir y destruir a una adversaria es otra...

Pero todo esto no es mi tema hoy. Mi tema es el 10 de enero. No es cualquier fecha para mi. Un 10 de enero, en el año 1981, llegué a El Salvador. Este mismo día estalló la guerra que iba a cambiar la vida del país – y la mía, porque me convirtió de espectador en protagonista. Me hice guerrillero.

En varios años he usado mis cartas para reivindicar el legado del 10 de enero 1981. Hoy, que un presidente salvadoreño ha decretado que el país borre de su memoria la insurrección, la guerrilla, los acuerdos de paz y la transición democrática, voy a dedicar cada enero una carta o columna a este día.

Los que escribimos la historia, no vamos a permitir que se borre.

En los recuerdos de Facebook me salió ayer la carta que publiqué para el 10 de enero del 2021. Voy a citar la parte más importante:

“Lo que realmente me motivó a quedarme en El Salvador no fue la guerra sino la manera en la que logramos hacer la paz. A una guerra uno se va, y al terminar se regresa a su casa. Pero la paz no es un punto final, es un punto de partida, una tarea inconclusa. Me quedé para concluir y defender la paz. Y esto voy a seguir haciendo, hoy que tenemos un presidente que declara que el proceso de paz fue una farsa".

Esta carta la titulé: “Divididos en la guerra, unidos por la paz”. Y esto es, para mi, un valor que durante la transición todo el país compartió – y que ahora hemos perdido. Por más ingenuo que parezca: Hay que recuperar y mantenerlo vivo, y los llamados a hacerlo son los veteranos del movimiento guerrillero, los que hicieron la guerra e hicieron la paz.

Celebremos el 10 de enero, no para celebrar la guerra, sino el proceso que nos llevó a la paz, que solamente es posible en democracia.

Celebremos la fecha gemela del 10 de enero: el 16 de enero 1992, día de la firma de la paz, inicio de una nueva República – la que ahora están tratando de desarmar y sustituir por una supuesta ‘refundación de la patria’, basada en supuestas nuevas ideas. Pero son viejas recetas de militarización, culto a la personalidad y poder concentrado en una persona – tan concentrado que necesitan que se reelija, lo que sería el clavo final al ataúd de la República.

Así, estimados amigos quienes juntos logramos derrotar al militarismo una vez, no permitamos que renazca. Ya somos viejos, así que solos no podremos enrumbar el país. Pero si nosotros dejamos de honrar el 10 de enero, ¿cómo vamos a esperar que los jóvenes, que son los únicos que pueden enfrentarse a la dictadura, comiencen a movilizarse?

Son los veteranos que han puesto multitudes en las marchas de los últimos años. Son los veteranos que pueden recuperar la calle, si se unen a todos los sectores afectados por el régimen de Bukele.

Saludos...

Paolo Lüers

KEYWORDS

Acuerdos De Paz Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad