VIDEO: Juan Ramos, el peluquero del penal de Mariona

Ramos fue uno de los reos que participó como peluquero durante el mercadito penitenciario desarrollado en la plaza Salvador del Mundo. Durante el evento hubo música, gastronomía, pintura, entre otros productos y servicios

Por Jonathan Tobías

Dic 29, 2019- 17:29

Por unas horas, la plaza Salvador del Mundo se convirtió en la peluquería de Juan Ramón, un recluso del centro penitenciario La Esperanza, conocido como el penal de Mariona, que el sábado 28 de diciembre pudo salir de prisión y dedicarse al oficio que tanto ama y añora en sus días tras las rejas.

La Dirección General de Centros Penales realizó, en esa plaza, el tercer mercadito penitenciario y los capitalinos pudieron encontrar variedad de productos y servicios elaborados por reos de distintos penales del país.

Más de 150 reclusos exhibieron al público, desde horas de la mañana, sus habilidades en la cocina, pintura, música y tallado de muebles, oficios que aprendieron durante el tiempo que han permanecido en la cárcel.

Juan Ramos fue uno de los que, junto a otros tres compañeros, dedicó parte de la mañana y tarde a cortar el cabello de decenas de ciudadanos, convirtiendo parte de la plaza en una verdadera peluquería y barbería. “Estoy agradecido porque es por medio de estos programas que he podido salir adelante”, manifestó.

Juan relata que hace 26 años comenzó a realizar sus primeros cortes, y aunque al principio no estaba tan convencido de dedicarse a eso, fue mediante la práctica que su deseo de seguir aprendiendo lo llevó a perfeccionarse en el oficio. “Comencé practicando con mis hijos, aunque les dejaba mal el corte”, recordó, mientras sonreía.

Ahora, el privado de libertad expresa que puede hacer todo tipo de corte desde aquel que es considerado el más fácil hasta el más complicado. “Con todo lo que he aprendido puedo pensar en mi libertad y darme cuenta que ahora tengo una manera de ganarme la vida”, reflexiona, mientras comenta que uno de sus sueños es volver a estar con sus hijos y cortarles el cabello como lo hacía cuando estaba aprendiendo.

Familiares visitaron a reos

Familiares y amigos de reos aprovecharon la oportunidad para poder estar por un par de horas con ellos, no tras las rejas, sino en una plaza pública de San Salvador y siendo los principales clientes de los productos y servicios ofrecidos durante la jornada.

Para Elmer Mira, subdirector general de Centros Penales, el desarrollo de estas actividades buscan rehabilitar a la gran mayoría de reos, preparándolos para ser reinsertados en la sociedad y que por medio de los oficios aprendidos puedan generar sus fuentes de ingreso.

“Todo lo que se vende se utiliza para invertir en los diversos talleres y que de esta forma los internos puedan seguir creciendo y descubriendo para aquello que pueden ser muy buenos”, indicó.

FOTOS:

Mercadito Penitenciario, estos son los productos que se elaboran en las cárceles salvadoreñas

Con la participación de los centros penales de Apanteos, La Esperanza, Granja Penitenciaria Izalco y Granja Santa Ana dio inicio el tercer Mercadito Penitenciario en la Plaza Divino Salvador del Mundo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones