NOTICIAS | Ley de compras públicasNOTICIAS | Multas de tránsitoNEGOCIOS | PensionesDEPORTES | Primera División

"Va a cuidar la cruz casi todos los días". Perrito visita el lugar donde murió atropellada su dueña en Usulután

"Negrito", el fiel compañero de Rosa Lina Rivera, fue captado sobre la carretera de Nueva Granada, en el lugar donde murió su dueña hace tres meses.

Por María Navidad | Ago 21, 2022- 09:29

Negrito visita la cruz donde fue atropellada su dueña hace tres meses en Usulután. Foto EDH/Cortesía- Jonatan Funes.

Como un vínculo muy especial describe Mateo Rendón la relación que tenía su madre Rosa Lina Rivera con su mascota "Negrito".

Y es que mamá Chita, como era reconocida, murió el 16 de junio, tras ser atropellada por un vehículo en la carretera de Nueva Granada en Usulután.

Han pasado tres meses de la muerte de su dueña, pero "Negrito", un perrito criollo, visita cada tarde la cruz que fue colocada en el lugar donde su dueña murió.

El accidente ocurrió sobre la carretera a Nueva Granada, en Usulután. Foto EDH/Cortesía.

“Va a cuidar la cruz casi todos los días”, relató Mateo Rendón, hijo de doña Rosa.

Según relata don Mateo, un conductor a toda velocidad arrolló a Rosa Lina, de 87 años, cuando caminaba a un lado de la vía. Del impacto, la anciana se golpeó la cabeza con una de las vigas que sostenían una champa.

FOTOS: Perrito regresa al lugar donde murió su dueña en Usulután

A los minutos del accidente, Mateo llegó al lugar y la encontró con vida, pero debido a los fuertes golpes, cuando fue recibida en el hospital ya no tenía signos vitales.

Rosa-Linda-Rivera-Negrito-Perrito-duerma-cruz-anciana-nueva-granada-usulutan
Según relata don Mateo, un conductor a toda velocidad arrolló a Rosa Lina, de 87 años, cuando caminaba a un lado de la vía. Del impacto, la anciana se golpeó la cabeza con una de las vigas que sostenían una champa.
Foto EDH/Jonatan Funes

Mamá Chita fue velada en su vivienda, ubicada en el barrio San Antonio, donde cientos de personas del municipio llegaron para despedirse y acompañar a sus hijos y nietos.

“Todo esto (la casa) estaba repleto, porque mi mamá era la abuela del municipio, porque ella era bien popular”, contó su hijo.

Rosa-Linda-Rivera-Negrito-Perrito-duerma-cruz-anciana-nueva-granada-usulutan
Y es que mamá Chita, como era reconocida, murió el 16 de junio, tras ser atropellada por un vehículo en la carretera de Nueva Granada en Usulután.
Foto EDH/Jonatan Funes

Como es tradición en Nueva Granada, sus familiares levantaron el espíritu de Rosa, el cual consiste en colocar una cruz bajo el ataúd, hasta que se cumplan los nueve días. “Ponen una cruz abajo de la caja, en el suelo, esa cruz se respeta los nueve días, cuando ya los cumple busca el último hijo de la señora y la levanta y ella canta y la ponen cerca de la foto, mientras tanto no la pueden mover”, contó Mirna, quien se encargaba de cuidar a Rosa.

Esta es la cruz que fue colocada en el lugar donde murió Rosa Lina Rivera. Foto EDH/Jonatan Funes.

“Nosotros levantamos el espíritu aquí y la gente cree que debimos hacerlo en el lugar donde la atropellaron”, señaló Rendón.

Durante la vela, no hubo un minuto que "Negrito" dejara de cuidar el féretro de su dueña. La tristeza en sus ojos era notable ante la ausencia de su dueña. Sin embargo, siempre se mostró tranquilo ante la cantidad de personas que llegaban a la casa, según explicó Mateo.

TE PUEDE INTERESAR: DUI para mascotas: así es el documento de identidad peluda

La familia Rendón no encuentra una explicación de cómo el perro encontró el lugar donde sufrió el accidente su dueña, ya que el día del accidente no estaba con ella.

"Negrito", un perro de talla mediana con su pelaje negro y sus patitas blancas, solía acompañar a doña Rosa todo el tiempo, sobre todo cuando salía a hacer mandados cerca de su vivienda. Sin embargo, ese día del fatal accidente él no la acompañó, ya que ella se subió a una mototaxi para visitar a unas amigas.

Negrito tiene nueve años aproximadamente, según el hijo de doña Rosa. Foto EDH/Jonatan Funes.

La amistad entre Mamá Chita y "Negrito" comenzó, cuando su hermano Ricardo Rivera adoptó el perro, quien apenas era un cachorro.

A los tres años de vida, "Negrito", perdió a su primer dueño, quien murió a causa de una enfermedad. Fue así como doña Rosa quedó a cargo del animal.

"Negrito" se convirtió en el fiel compañero de Mamá Chita, al punto de que ella creía que el espíritu de su hermano estaba en el perro.

“Mi mamá decía que ella sentía que su hermano andaba en el perro, porque se le queda viendo, venía a comer y se iba, pero los últimos cinco años se quedó con mi mamá”, recordó.

VER: Perrita esperó un año afuera de hospital a su amo fallecido por covid-19

A pesar de que su antiguo dueño murió, "Negrito" siempre visitaba la casa, la cual estaba ubicada frente a la de doña Rosa. “Mi tío pidió que lo enterraran en su terreno, entonces el perro se iba a quedar al las del palo”, explicó Rendón.

Ese mismo comportamiento ha demostrado tras la muerte de doña Rosa. “El perro siempre estaba cerca de la caja, ahí se mantuvo durante la vela”, dijo Mateo.

Desde ese día, las personas que cuidaban a doña Rosa se han quedado al cuidado de "Negrito", quien después de visitar la cruz llega a la vivienda para comer.

Personas que lo han visto dicen que el "Negrito" ya no camina a la orilla de la vía, como solía hacerlo; ahora para llegar hasta el lugar transita en medio de los matorrales.

¿Qué explicación tiene su comportamiento?

Según el veterinario Manuel Rodríguez, este tipo de comportamientos se debe al estrecho vinculo que desarrolla el perro con los humanos, en este caso con su dueña.

“Los perros son los animales más leales, desarrollan un vínculo con los humanos”, detalló.

Para Rodríguez, la mascota es la que "adopta" al humano, ya que su fin es proteger a su dueño en todo momento. Es capaz de percibir nuestras emociones.

“Los animales tienen la capacidad de sentir, por ejemplo si se muere la persona con la que vive, siente la ausencia física”, añadió.

Los perros identifican a su dueño a través del olfato, ya que su nariz tiene cuatro veces más la capacidad que un humano para reconocer un olor.

“En su momento, el perrito se acercó y sintió el olor característico de la dueña, el lugar donde reposó por última vez”, comentó el veterinario sobre el comportamiento de "Negrito".

Así como la familia pasa por un duelo ante la pérdida de un ser querido, las mascotas sienten la muerte de su dueño. “No se llama un duelo como tal, pero sufren depresión por la falta de la persona”, explicó.

Existen varias características que te pueden indicar que el perro está pasando por un situación similar. Una de ellas es la desesperación por estar cerca de la persona, visitan los lugares donde solían estar con su dueño; en ocasiones, dejan de comer y tomar agua. Asimismo, se observan tristes, no juegan como solían hacerlo.

Este proceso puede durar desde una semana hasta tres meses, según explica el veterinario. Para estos casos, Rodríguez recomienda estimular al animal para que regrese a su rutina diaria, jugar con él y sacarlo a pasear.

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Mascotas Nueva Granada Perros Sucesos Usulután Víctimas De Accidentes Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad