NOTICIAS | El Chaparral ESPECIAL | Mes del orgullo LGBTIQ+ NOTICIAS | Megapenal San Vicente EEUU | Prohibición del aborto DEPORTES | Selecta Sub-20

Medidas de Bukele recuerdan manos duras de presidentes anteriores

Desde la Mano Dura de Flores (2003), la Súper-Mano Dura en el de Saca (2004), la ley antimaras y la tregua “facilitada” por el de Funes (2009) y otras medidas como las de ahora, han pasado casi 20 años, sin acabar con el flagelo de las pandillas.

Por Mario González | Abr 01, 2022- 21:00

Francisco Flores, Ex presidente de la República, durante la implementación de la segunda fase del plan Mano dura en el departamento de Sonsonate. En esa fecha Flores dijo que los jueces no tienen que defender a los delincuentes y que ya aprobada la ley, lo que hay que hacer es aplicarla. Foto EDH/ archivo

“Este es el momento”, declaró con vehemencia el entonces presidente Francisco Flores, enfundado en una chumpa oscura de cuero y flanqueado por su ministro de Defensa, general Juan Antonio Martínez Varela, y el director de Policía, Mauricio Menesses.

Ese 24 de julio de 2003, Flores anunció que se declararía el Estado de Excepción y se emitirían leyes para castigar a personas por la sola pertenencia a las pandillas, algo como lo que ahora está haciendo el régimen de Bukele y que en su momento también fue retomado por sus predecesores Antonio Saca, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, sin lograr el propósito de erradicar ese flagelo.

El presidente de El Salvador, Francisco Flores, acompañado del Vice-ministro de Defensa General Álvaro Rivera y el Director de la Policía Nacional Civil, Ricardo Meneses, anunció el 20 de octubre de 2003 la segunda fase del plan anti delictivo "Mano Dura", frente a un grafiti de la mara salvatrucha" en la Ciudad de Sonsonate, El Salvador, 70 Kms al oeste de la capital. Foto EDH/ AFP Yuri Cortez

Flores desplegó así el primer plan Mano Dura desde la colonia Dina, un sector del sur de San Salvador asediado por la pandilla 18. Para entonces, al menos 100 personas morían al mes a manos de pandilleros, que llegaban al sadismo de torturar y descuartizar a sus víctimas.

“He instruido a la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada a que juntos rescaten estos territorios y pongan bajo las rejas a los líderes de estas pandillas”, declaró Flores, quien sentenció que ni los menores de edad pandilleros escaparían a la represión.

Te puede interesar | TESTIMONIOS: Así se vive en colonias y barrios bajo el acoso de las pandillas

Pero el plan enfrentó la condena y cuestionamientos de organismos de derechos humanos, por excesos tales como hacer capturas masivas en barrios y colonias y por detener a personas por tener tatuajes o expresarse por señas, por lo cual hubo un caso de un sordo al que las fuerzas de seguridad apresaron por hacer lenguaje de señas.

El plan de capturas masivas se estrelló en los tribunales a la hora de “individualizar” o probar reo por reo que realmente habían cometido delitos, porque no se podía sustentar la acusación y el delito que se les atribuía finalmente, que era asociaciones ilícitas, tampoco se fundamentaba.

Al final, el plan limpió varios barrios y colonias, pero no tuvo el éxito esperado en otros y, sobre todo, en el área rural.

En agosto de 2004 el entonces presidente Elías Antonio Saca, observa las armas decomisadas a lideres de pandillas, capturados durante el lanzamiento del nuevo Plan Super Mano Dura en el Cuartel central de la PNC. Foto EDH/ archivo

Al año siguiente, al llegar su sucesor, Antonio Saca, al poder, prometió un plan de Súper Mano Dura para reprimir a las pandillas, pero también una Mano Amiga para ayudar a reinsertarse en la sociedad a quienes quisieran desertar de tales grupos, además de fundar la Policía Montada para patrullar el campo.

Los salvadoreños siguieron sufriendo el flagelo de las pandillas, que dispararon los casos de extorsiones y hasta secuestros. La Policía fundó unidades élite como el Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) para hacerles frente, pero necesitaba armas legales más drásticas.

Personas capturadas durante el plan Súper Mano Dura del entonces presidente Elías Antonio Saca, en agosto de 2004. / Foto EDH Archivo

El entonces ministro de Seguridad, René Figueroa, y el director de la Policía, Rodrigo Ávila, propusieron declarar “terroristas” a las pandillas, pero recibieron el rechazo de jueces y de organismos de derechos humanos, que alegaron que la calificación de terrorista tenía una raíz política. Diez años después, la Sala de lo Constitucional terminó haciéndolo.

Atención | Bukele arremete contra Human Rights Watch tras críticas de abuso de poder

En 2007, se fundaron tribunales antimafia o contra el crimen organizado para juzgar a clicas enteras, pero esto no frenó el engrosamiento de las filas pandilleras.

Para entonces, se decía que había 30,000 pandilleros, a los que había que sumar a sus familias, otras 60,000 personas, que también colaboraban en sus crímenes de una u otra manera.

El exministro de Justicia, David Munguía Payés ordenó que facilitaron el ingreso de los mediadores y colaboradores de la tregua en los penales, pero aclaró que hay pedido que no fueran registrados. La defensa dice que la tregua empató con el plan de pacificación que el expresidente Mauricio Funes se proponía para bajar los homicidios. Foto EDH / archivo

En 2009, al asumir el gobierno de Mauricio Funes, se relajan las medidas contra pandilleros y se permite trasladar al “Sirra” del Penal de Máxima Seguridad al de Gotera, con restricciones más laxas. Esa misma noche, pandilleros de las clicas de Santa Tecla desatan una serie de robos de autos, secuestros y violaciones, que costaron la vida a una ingeniera en sistemas, una licenciada en laboratorio clínico y un estudiante de medicina.

Pero lo que más golpeó a la sociedad fue el incendio de un bus con pasajeros en la colonia Jardín, en Mejicanos, obra de pandilleros de la 18, al año siguiente.

En 2010, Pandilleros desviaron el micro bus de la ruta 47 a la entrada de la Colonia Jardín, en Mejicanos, donde quemaron y dispararon a sus pasajeros.
Foto EDH/ Archivo

El gobierno de Funes emitió una tímida ley antimaras e intervino los penales con la Fuerza Armada.

En 2012, anunció que se convertía en “facilitador” de una “tregua” entre las pandillas que, si bien redujo las listas de homicidios, no evitó que los pandilleros siguieran matando y enterrando a sus víctimas en fosas clandestinas.

En marzo de 2012, las pandillas MS-13 y 18 pactaron una tregua en la que se comprometieron a reducir los homicidios a cambio de mejoras en las condiciones carcelarias. Foto EDH / Archivo
En marzo de 2012, las pandillas MS-13 y 18 pactaron una tregua en la que se comprometieron a reducir los homicidios a cambio de mejoras en las condiciones carcelarias. Foto EDH / Archivo

La “tregua” se vino abajo y, en 2014, a llegar Salvador Sánchez Cerén al poder, es recibido con ataques de pandilleros a delegaciones de policía, a lo cual el gobierno responde con fuego y se reporta la muerte de centenares de pandilleros en diferentes “enfrentamientos”, pero tampoco esto acabó con el flagelo de las pandillas.

Te puede interesar | “Podrían matarme, y yo me dije, ‘si hoy es, ni modo’”: Joven sufre los castigos de la pandilla por no acatar sus reglas

En la actualidad, funcionarios del gobierno de Bukele han sido acusados por Estados Unidos de pactar con las pandillas y, como en tiempos de Funes, se redujeron los homicidios, pero se siguen descubriendo cadáveres en fosas clandestinas y se evita extraditar a cabecillas de maras, como lo ha solicitado el gobierno estadounidense.

Como en la gestión de Flores y Saca, hoy se emplea la “mano dura” y, como durante Flores, Saca y Funes, se lanzan leyes o paquetes legislativos antimaras.

La gran pregunta ahora es: ¿funcionarán las medidas que prácticamente se están reciclando, o quedarán como “más de los mismos de siempre”?

REGRESAR A LA PORTADA

KEYWORDS

Elías Antonio Saca  Francisco Flores Lucha Contra Las Pandillas Mauricio Funes Nayib Bukele Negociación Con Las Pandillas Pandillas Regimen De Excepción Salvador Sánchez Cerén Sucesos Vínculos Con Pandillas Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad