EE.UU. | Huracán IanNOTICIAS | Régimen de ExcepciónBukele | Reelección inconstitucional NEGOCIOS | Compra de bonos

Con tan solo 8 años, niño de Sensuntepeque publica su primer libro

El niño, que estudia tercer grado en casa, recibe mucho estímulo y apoyo de sus padres. El evento de presentación de su poemario se realizó en junio pasado.

Por Susana Joma | Jul 31, 2022- 22:02

El pequeño Emerson Guillermo Lacayo Martínez, presentó su libro "El color de mi poesía", el pasado 4 de julio en el Museo David J. Guzmán. FOTO EDH Cortesía

Sumamente vivaz y alegre. Así es Emerson Guillermo Lacayo Martínez, el niño residente en Sensuntepeque, Cabañas, que con solo ocho años ya lanzó su primer libro bajo el título “El color de mi poesía”, que contiene una recopilación de 15 poemas y dibujos propios inspirados en sus primeras experiencias de vida.

Emerson, nacido en el hogar de Carlos Lacayo e Ingrid de Lacayo, es un niño con mucha capacidad de aprendizaje que comenzó a escribir en 2020, a los seis años, cuando sorprendió a su madre con uno de sus dos primeros poemas “Mujer bella” y  “La mujer que me trajo al mundo”, el primero describe su admiración por una desconocida y el segundo a su progenitora.

Ese poema habla cómo ve a su madre, la fuerza del cariño que ella le tiene y como eso lo hace sentirse protegido, feliz, apoyado en sus momentos difíciles.

“Mi libro es hermoso, las páginas también, me gustan los colores (que tiene) y dibujos que han incluido”, comentó el pequeño quien presentó su creación el pasado 4 de julio, en el Museo Doctor David J. Guzmán, de la capital, gracias al apoyo de sus padres y de la Fundación Altas Capacidades que siempre los orienta qué camino seguir.

Entre los poemas contenidos en su libro, además del que dedicó a su madre, también están los titulados: “Mujer bella claramente”, “Solecito caliente”, “Ajedrez”.

El pequeño, quien aprendió a leer a muy temprana edad, cursa tercer grado de Educación Básica en casa, bajo la orientación de su madre, tal como ocurre con otros pequeños de la Fundación que debido a su capacidad de asimilar información  y de ver el mundo no logran que los centros educativos del sistema regular satisfagan su sed de conocimientos, ni potencie el desarrollo de sus habilidades, su sensibilidad.

Ingrid aclaró que para efectos de cumplir con los requerimientos del Ministerio de Educación (MINED) el niño está inscrito al Colegio Adventista, en donde le realizan evaluaciones periódicas para certificar sus avances académicos: “La verdad ha tenido 10 en las evaluaciones que le hicieron”.

LEA ADEMÁS: Fernando da a El Salvador la primera plata en una Olimpiada Internacional de Matemática

La madre de Emerson explica que el poemario se editó tratando de plasmar la esencia del niño. Foto / Cortesía

A estas alturas del año escolar, en lo relacionado a Matemática, él ya puede dividir, que es algo que según el programa de estudios de tercer grado se ve hasta finales de año; también ya estuvo viendo fórmulas matemáticas relacionadas con las medidas; y cada vez profundiza más. En lenguaje ya redacta sobre temas que a él le interesan y está avanzando en Ortografía y Gramática, dice su madre.

“Una educación que lo desafiara no la teníamos (en la escuela). En cambio aquí en casa, completa el programa y cubre otros temas, por ejemplo a él le gusta la Historia, la Geografía, la Física, el dibujo, las reflexiones, poemas, está yendo a clases de ajedrez. Son cosas que no podría ver de otra manera, ni superar el aburrimiento que le genera estar en la misma clase, en la misma repetición que se acostumbra en las aulas regulares y ellos aprenden rápido”, advierte Ingrid.

También explicó que la idea de publicar una recopilación de los poemas surgió durante una conversación con la directora de la Fundación, algo que entusiasmó muchísimo a su hijo y que los llevó a hacer un esfuerzo económico para lograr su publicación bajo la sombra de Casa Azul Editores, la cual da impulso a publicaciones infantiles en el marco de la promoción de la lectura.

“Emerson está feliz; se siente motivado. Algo que me dice bastante es “Mami yo no creía que esto fuera a pasarme, no creía que esto fuera posible”. Yo dije (un día) vamos a ir guardando los poemas, (pero) nunca se me cruzó por la mente hacer este poemario, estos libros, porque después de estos él ha seguido escribiendo; tiene otros seis poemas, ahora está también haciendo reflexiones”, comentó Ingrid algunos días previos al evento de lanzamiento del libro que se llevó a cabo en el Museo Doctor. David J. Guzmán.

“Solecito caliente” y “Ajedrez” son mis favoritos, comentó el pequeño poeta, quien como todo niño está muy contento porque su voz, sus ideas, siempre  fueron tomadas en cuenta  durante todo el proceso editorial, esto con el fin de que su libro refleje su esencia.

La joven madre, quien dedica todo el tiempo para poder ayudar a su hijo, explica que el proyecto del libro no es algo al azar, sino que es parte de la formación del niño, es algo que lo ha llevado a sentirse pleno por haberlo realizado, a que emocionalmente se sienta bien, que ha llenado su corazón.

LE PUEDE INTERESAR: ¿Qué significa ser el padre de un niño con altas capacidades en El Salvador?

Según expone el interés de Emerson por la poesía es constante, siempre quiere escribir poemas, algo que disfruta hacer cuando hay silencio en casa y en la calle, o en algunas ocasiones con música suave de fondo.

Este niño sensuntepecano es un ávido lector, entre los libros que ha leído están los de los escritores salvadoreños Alfredo Espino y Claudia Lars, incluso Andanzas y malandanzas; también se inclina por el dibujo, habilidad que ha quedado plasmada en su libro El Color de mi poesía.

“Se inspira cuando no hay ruido en la calle, ahí es cuando él se siente tranquilo, él me dice que le fluyen mejor sus pensamientos”, subrayó.

De acuerdo a lo que cuenta su madre, el infante puede jugar ajedrez desde que tenía cinco años, así que en la actualidad para que él siga disfrutando de su pasión por esta disciplina han hecho el esfuerzo de ponerlo a recibir clases con un veterano profesional que vive en su localidad.

Otros de sus intereses están enfocados en el aprendizaje de idiomas, entre ellos el inglés y mandarín. Al respecto, gracias al apoyo de una tía, en junio pasado estaba por iniciar un curso de inglés, mientras con el mandarín tiene la idea de aprender con vídeos de Youtube.

Entre sus actividades extracurriculares están aprender a tocar el piano guiándose con vídeos de Youtube; jugar al fútbol con sus primos, jugar videojuegos con su papá o ver algún programa que le guste.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Altas Capacidades Ministerio De Educación Niños Política Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad