Militares prevén que Fuerza Armada tendrá el doble de generales que en la guerra

En las filas castrenses se baraja que cinco coroneles serán ascendidos en la orden del próximo 31 de diciembre; si así fuera, la Fuerza Armada salvadoreña tendría aproximadamente 18 generales, una cantidad que representa el doble de los que hubo en algún momento del conflicto armado.

Foto EDH/Cortesía

Por Jorge Beltrán Luna

Dic 26, 2018- 22:07

Entre 25 coroneles de la Promoción LXI de la Escuela Militar evaluados en el último semestre de este año para ascender a General de Brigada, cinco podrían recibir 2019 enfundados en sus nuevos uniformes y estos con sus insignias de una palma y dos estrellas.

Si los cinco fueran ascendidos y ninguno de los que están en servicio activo pasará a retiro, la Fuerza Armada de El Salvador tendría 18 generales, el doble de los que en algún momento llegó a tener durante la guerra de los años 80, cuando la institución castrense tenía unos 70 mil efectivos, en tanto que hoy solo tiene aproximadamente 20 mil, aseguraron fuentes castrenses que pidieron el anonimato.

Además, de ser así, esta sería la tanda más grande de coroneles que son ascendidos al generalato salvadoreño; incluso, ni con La Tandona, la promoción más grande que ha graduado la Escuela Militar en toda su historia, hubo tantos ascensos de una sola vez.

Foto EDH/Archivo

Sin embargo, hasta el momento los funcionarios de Defensa no han confirmado nada, por lo que habrá que esperar hasta que se divulgue la Orden General de la Fuerza Armada, el 31 de diciembre próximo. El coronel Salvador Hernández Vega, jefe de la Dirección de Comunicaciones y Protocolo del Ministerio de Defensa, se limitó a decir que “no tenía ese dato”.

“No dejan de ser rumores hasta que sale la Orden General; por ahora, solo lo saben el Tribunal de Selección, el Ministro de Defensa y el de la República quien al la vez es el Comandante General de la Fuerza Armada”, dijo un coronel de esa misma promoción.

La Ley de la Carrera Militar (LCM) dice en su artículo 57 que el ascenso de un coronel o su equivalente a la jerarquía de oficial general constituye una honra para la Fuerza Armada y una distinción honorífica para el oficial.

“Será otorgado al oficial que posea una trayectoria profesional sobresaliente, demostrada durante el ejercicio de su carrera, además de condiciones éticas y morales destacadas que le permitan reflejar sus cualidades en beneficio institucional”, reza la misma ley.

Eso es lo que dice la LCM. Sin embargo, uno de los coroneles consultados sobre la posibilidad de que cinco de sus colegas sean ascendidos asegura que “desde hace 10 años, los ascensos a generales ha tenido una connotación distinta. Algunos de los ascensos dependen de si se está alineado o no”.

El informante explicó que estar alineado significa estar de acuerdo con la ideología del partido en el gobierno y del ministro de la Defensa, y no por cumplir con los requisitos y méritos establecidos en la LCM.

Leer más

Los dos soldados condecorados en Estados Unidos por el atletismo que llora la Fuerza Armada

Ambos militares recibieron la condecoración con la medalla “Legión de la Libertad" por su participación en el extranjero. Amigos y atletas lamentaron los asesinatos.

No obstante, una de las fuentes hizo la salvedad de que, por supuesto, hay coroneles que se ganan el ascenso a general por su trayectoria profesional. Entre los cinco nombres que suenan fuerte para ser ascendidos en la orden del último día de diciembre, si acaso habrá dos, indicó.

“Si se lo merecen, no veo cuál es el problema de que asciendan cinco coroneles”, afirmó otro alto jefe militar, quien incluso cuestionó el ascenso mismo al generalato de David Munguía Payés, actual ministro de Defensa, argumentando que se violó la LCM.

Por su parte, Mauricio Ernesto Vargas, general retirado y diputado del partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), sostiene que “en el momento actual con el señor Munguía ha habido muchos actos arbitrarios en los ascensos correspondientes no solo con los generales. Desde subteniente a coronel existen parámetros que no se cumplen, indicó .

“En el caso de los generales hay un tribunal de ascensos a general que normalmente está compuesto solo por generales entre activos y en retiro, pero éste ha sido manipulado por el ministro de Defensa permanentemente y ha ascendido a gente incondicionales con su persona y complacientes con el gobierno; se ha ascendido a personas cuestionadas, no todas por supuesto, que responden a una línea específica del ministro, lo cual ha generado malestar bastante fuerte en la institución”, añadió.

¿Promociones no meritorias?

Otras fuentes castrenses, en activo y en reserva, señalaron que entre los cinco que supuestamente serán ascendidos, hay uno que al 31 de diciembre, cuando se lee la Orden General, habría cumplido 55 años, con lo cual estaría incumpliendo la ley.

La LCM manda que cuando un coronel cumple los 55 años debe retirarse del estamento militar. “Por ejemplo, si alguien cumple 55 años el 30 de diciembre y la Orden General otorga el ascenso a partir de 1 de enero, no podrá asumirlo, ya que de pleno derecho ha pasado a la situación de reserva y con ello pierde el derecho a ser ascendido a general”, explicó un coronel y abogado.

De acuerdo con fuentes militares, uno de los oficiales propuestos para el ascenso cumple 55 años el 30 de diciembre, según revelan sus mismos documentos de identidad, a los cuales se tuvo acceso.

VIDEO

El ex sargento mayor de la Fuerza Armada que es parte de la caravana de salvadoreños

Guillermo Rivas, originario del departamento de La Paz, asegura que así como él, 300 afectivos militares también son parte de la caravana de salvadoreños que van hacia Estados Unidos.

El documento Directiva No. C-I-002-2018, del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada indica que el ascenso de 2018 sería el 31 de diciembre: “Procedimiento a seguir durante el proceso de evaluación de oficiales y suboficiales propuestos para ascender al grado inmediato superior el 31DIC018 y 30JUN019…”.

Sobre ese punto, es decir, sobre la posibilidad que ese oficial sea ascendido a general de brigada un día después de que haya cumplido los 55 años, Vargas dijo que cuando un coronel cumple los 55 años, tiene que irse. La Ley de la Carrera Militar así lo manda que cuando un coronel llega con ese grado a los 55 años pierde el derecho a ascender a general. “Pudiese tomarse como un fraude de ley porque sabiendo que va a salir (retirado) lo ascienden”, señaló Vargas.

“Alguien podría recomendar una salida salomónica, emitir la Orden General antes de la fecha de cumpleaños para obviar la limitación de edad y por ende la situación de reserva -que no se puede ascender-, pero las órdenes generales que conllevan ascensos deben ser emitidas el 30 de junio o el 31 de diciembre, como siempre se ha hecho y así lo considera el espíritu de la Ley de la Carrera Militar. Además los ascensos llevan relaciones y consecuencias administrativas, por eso la misma orden establece que surte efectos hasta el primer día junio o enero, según sea el caso. Por ende la asunción del nuevo grado se da hasta el primer día del mes siguiente. Por lo tanto, tampoco es viable y podría ser constitutivo de otra ilegalidad, arbitrariedad o de fraude de ley”, explicó un capitán de navío (equivalente a coronel), quien también conoce el caso.

Vargas añadió que cuando se va a ascender a un coronel al grado de general, el tribunal de selección no evalúa sólo los cinco años que ha estado con el grado de coronel, sino toda su carrera, desde que entra a la Escuela Militar.

“Ha habido casos en los que hasta un divorcio ha incidido para que un coronel no fuera ascendido a general”, explicó Vargas.

Otra fuente militar citó como ejemplo el caso de un coronel que perdió el derecho de ascenso sólo porque había tenido en su familia un problema de infidelidad matrimonial, cuando fue comandante de la Tercera Brigada de Infantería, de San Miguel.

¿Se necesitan tantos generales?

Además de los cuestionamientos sobre los ascensos de coroneles, algunas fuentes se preguntan para qué tantos generales en una Fuerza Armada que fue diezmada después de los Acuerdos de Paz y que actualmente está empeñada mayormente en funciones de seguridad pública.

El diputado Vargas considera que la cantidad de generales en la Fuerza Armada Salvadoreña no debería de andar arriba de seis o siete generales. Recordó que durante la guerra de 1980 a 1992, en algún momento hubo nueve generales como máximo.

“Munguía Payés ha llegado a ascender más o menos a 14 o 15 generales, lo cual está fuera de contexto”, señaló.

Sobre la promoción de cinco coroneles a generales, el militar retirado considera que es demasiado. “Normalmente lo dividen: tres en un período y dos en el siguiente. Lo que pasa es que (Munguía Payés) es medio autoritario y está haciendo una serie de cosas; lo que pasa que les tiene la cola pateada al Frente”, afirmó, siempre en referencia al ministro Munguía Payés.

La mayoría de militares consultados, en servicio activo y en reserva, coincide con el general Vargas. Consideran que no es necesario tantos generales en una Fuerza Armada con pocos elementos.
Sobre este punto, Vargas también se preguntó para qué se necesita tantos generales de brigadas si la Fuerza Armada solo tiene seis brigadas que, para rematar, no están configuradas como tal, como debería ser, es decir, con la cantidad de personal que debe tener una unidad de esas.

El veterano de guerra y ahora diputado explicó que ahora se tiene brigadas pero solo de nombre, es decir, que no tienen la cantidad de elementos que, por ejemplo, tenían durante la guerra.

Considera que si las circunstancias y las necesidades exigieran tener tantos generales, estaría bien, pero ahora la Fuerza Armada está empeñada en ejercer labores de seguridad pública. “Todo el entrenamiento y la mística (militar) se está perdiendo”, acotó.

Te puede interesar

Fuerza Armada investiga caso de cadete que habría sido violada por varios militares

Fuentes allegadas a la investigación han relatado que la agresión presuntamente fue a mediados de este mes dentro de un cuartel de San Salvador.

Otro militar, recién retirado, respaldó lo dicho por Vargas en cuanto a que durante la guerra llegaron a haber nueve generales para una Fuerza Armada que tenía 65 mil hombres más los tres cuerpos de seguridad pública (Guardia Nacional, Policía de Hacienda y Policía Nacional).

El oficial considera que en la actualidad no se justificaría esa cantidad (nueve generales) y menos 18, pues ahora la Fuerza Armada tiene brigadas de 400 hombres, cuando se supone que una brigada la componen dos o más batallones (entre dos mil y 4 mil hombres).

“Ahora tenemos una Fuerza Armada de 20 mil hombres”, afirmó el coronel, que por cierto es de la misma promoción LXI.

El mismo oficial hizo una analogía respecto de la cantidad de elementos que actualmente tiene la Fuerza Armada y la cantidad de generales que hay en ella: “Es como si usted tuviera una empresa con 10 empleados y le pagara 10 mil dólares a un gerente”.

“Un general tiene muchas prestaciones: un sueldo arriba de los tres mil dólares, más gastos de representación, vehículo a su entera disposición, seguridad, y solo el uniforme de gala que vistan vale tres mil dólares, mientras las tropas andan con botas rotas. Por favor, pongamos los pies en la tierra”, apuntó.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Padre e hija salvadoreños mueren ahogados en el río Bravo, México, al intentar cruzar hacia EE. UU.
Noticias Mitos y verdades sobre el orgasmo
Noticias La propuesta de otorgar 40 % de espacio en radios para música nacional aviva el debate en redes sociales