Hemos aplicado actualizaciones al sitio; si no has iniciado sesión nuevamente, te invitamos a hacerlo.
NOTICIAS | Hospital RosalesDEPORTES | Liga ConcacafNEGOCIOS | Bitcoin INTERNACIONAL | Dictadura de Nicaragua

Hicieron colecta para salvar vida de joven con tumor, pero alguien robó el dinero

Karen Estrada tiene un tumor cerebral y necesita dos frascos de un medicamento que no se vende en el país. Pidió apoyo para reunir los $2,000, pero le abrieron las alcancías.

Por Roberto Montano | Jun 08, 2022- 04:30

Karen García en una camilla del Hospital Rosales (Izq.). Su vida ha cambiado desde que le detectaron el tumor en la cabeza. / Foto EDH cortesía

Ante la necesidad de dinero para comprar unos medicamentos y ser operada de un tumor cerebral, Karen Estrada puso una alcancía en un bar para recaudar fondos. Días después, “el dueño me escribió y me dijo que pasara a traer la alcancía porque ya estaba llena. Cuando le dije a mi encargado que la fuera a traer, la alcancía no venía ni a la mitad, solo venían $25. Se notaba que le habían sacado dinero”, narra.

El caso de Karen Estrada, de 40 años de edad, comenzó hace tres meses, cuando pasó por un control médico por unos dolores de cabeza que no cesaban.

Después de todos los exámenes que le realizaron en el hospital Rosales, le descubrieron un tumor cerebral. Le dijeron que sí se lo podían quitar con operación, pero que necesita dos frascos de un inmunomodulador llamado ONYX 015, que vale mil dólares cada frasco y que el hospital no tiene. Todo esto, después de comprar un kit de $300.

“La cita para ver si me podían quitar el tumor me la hicieron el 13 de mayo, para eso fue que me pidieron un kit. Pedí ayuda para comprarlo porque soy de escasos recursos. Pensé que ese iba a ser un solo proceso. Cuando me dijeron lo de los frascos me agarró tan feo, que me agarró de gritar que me dieran el alta. Llegaron los doctores y yo les dije que los frascos valen mil dólares, eso es caro y yo no tengo esa cantidad”, explica Karen.

Lea también: Seguro Social construirá nuevos hospitales Médico Quirúrgico y 1° de Mayo

“El doctor me dijo que estuviera ahí hasta que me operen con tal de no perder el espacio de la camilla. Pero yo pedí que me dieran el alta, porque ahí me estaba poniendo peor. En cinco días que estuve ahí, dos personas murieron. Tuve que firmar un papel que yo me hacía cargo si me pasaba algo, no iba a comprometer al hospital”, agrega.

Problemas para recaudar fondos
“Varios conocidos trataron de ver si los frascos se pueden conseguir más baratos, pero ya vieron que no se puede. El medicamento es un pegamento para los huesos del cerebro. Hablé con la empresa que lo vende y los frascos me quedaron en $910 cada uno y va incluido un catéter, sale $2,400 en total. Ya le dijeron del hospital a mi encargado que cuando tenga los frascos que de una vez me van a ingresar”, narra la mujer.

Para recaudar fondos, Karen logró dejar una alcancía en un bar de Santa Tecla, con ayuda de un amigo, hace un mes y medio. El amigo le ayudó a hacer todo porque en esos días se puso muy mal, porque el tumor le estaba presionando los dos ojos. El ojo izquierdo es el que se le ha dañado más, y no puede salir sola a la calle.

Fue entonces que ocurrió el incidente con la alcancía dejada en el bar, cuando Karen descubrió que el recipiente estaba prácticamente vacío.

“Le escribí al dueño para que viera la cantidad de monedas y en visto me dejó, ya no me respondió nada. Yo le dije que quizás sus empleados le sacaron, porque la alcancía traía tapón abajo. La estuvieron llenando y sacando porque el tapón estaba mal puesto”, agrega.

“Han pasado tantas cosas. Mis amigos me cuentan que hay tanta gente pidiendo dinero a mi nombre y a mí no me han entregado nada, solo la gente que directamente ha puesto dinero a mi cuenta”, confirma la paciente.

Le puede interesar: Hospital de Nejapa: mucho diseño y cero construcción

Viralización
El caso se viralizó en Twitter después de que un amigo de Karen le pidiera ayuda al presidente Nayib Bukele y al ministro de Salud, Francisco Alabí: “Mientras el presi compra Bitcoin, hay una persona que no puede ser operada de un tumor cerebral porque en el Hospital Rosales no tienen un inmunomodulador llamado ONYX 015. Francisco Alabí debería donarle esos frascos y darle una oportunidad de vida. Solo recuerdo la compra de hidroxicloriquina que jamás ocuparon para el covid”, escribió el amigo e el tuit, que alcanzó 564 me gustas y más de 200 retuits, pero que no tuvo respuesta de ningún funcionario.

El tipo de tumor que tiene Karen se llama: Mav Occipital Derecha. Son malformaciones arteriovenosas cerebrales que se le formaron a Karen desde el nacimiento, pero que ya no debe estar ahí porque ya creció mucho y es una bomba de tiempo para su vida.

De 10 pacientes con este padecimiento seis fallecen y en muchas ocasiones se desconoce la razón, porque no obtuvieron un diagnóstico, de acuerdo con especialistas en neurocirugía endovascular.

Al llamar al centro de Neurocirugía del Hospital Rosales sobre el caso y sobre la disponibilidad del medicamento, se nos dijo que no podían dar información y se tenía que hablar directamente al Hospital Rosales. Al llamar al hospital, solo se dijo que no se tenía ese medicamento y no podían decir nada más.

Los familiares y amigos quieren hacer una campaña formal para ayudar a Karen en este momento de desesperación.
La paciente tiene una cuenta de ahorro en el Banco Agrícola con número: 3450657000 a nombre de Karen Guadalupe García Estrada, disponible para recibir ayuda.

KEYWORDS

Comunidades Francisco Alabí Hospital Rosales Salud Tumores Cerebrales Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad