Diputados FMLN restan importancia a informe de EE.UU. sobre Merino

Los parlamentarios cuestionaron la potestad del gobierno de Estados Unidos para hacer señalamientos al dirigente de este partido.

José Luis Merino cuenta actualmente con inmunidad dado su cargo de viceministro de Inversión Extranjera y Financiamiento para el Desarrollo del Ministerio de Relaciones Exteriores. Foto EDH / archivo

Por Magdalena Reyes / Eugenia Velásquez

May 23, 2019- 21:30

Ante la inclusión del dirigente del partido José Luis Merino, en la “Lista Negra” del Departamento de Estado de Estados Unidos, por supuesto lavado de dinero, la fracción Legislativa del FMLN restó importancia a la medida.

Esta lista la elabora el gobierno estadounidense y añade a funcionarios o exfuncionarios vinculados a narcotráfico, corrupción o financiamiento ilícito de campañas electorales.

Merino, vinculado a la empresa de capital mixto Alba Petróleos, es señalado junto con su hermano de desviar $400 millones en empresas ficticias (offshore) en Panamá.

Ante la inclusión de Merino en tal lista, el y jefe de la fracción Legislativa del FMLN, Schafik Handal, mencionó que no es la primera vez que la nación norteamericana hace señalamientos a Merino.

“Que yo sepa Estados Unidos no es el santo del mundo y corrupciones ellos tienen un montón también, a cada rato les salen”, dijo Handal.

El jefe de fracción efemelenista además cuestionó quién es Estados Unidos para erigirse como el juez moral para el resto del mundo.

Ante los señalamientos del Departamento de Estado de EE. UU. hacia Merino, pide que la nación del norte “muestre las pruebas (del presunto desvío de fondos) si es que las tiene”.

Esta no es la primera vez que Estados Unidos incluye a Merino en su nómina de funcionarios cuestionables. Handal mencionó que ubicar a este dirigente partidario es una insistencia de parte de Estados Unidos y el senador republicano Marco Rubio.

En una carta enviada por Rubio en 2016 al exsecretario del Tesoro, Jacob Lew, afirma que “numerosas publicaciones e informes creíbles en los Estados Unidos, Europa y América Latina han publicado crónicas de la colaboración de Merino con narcotraficantes y contrabandistas en el lavado de cientos de millones de dólares anualmente en nombre de entidades sospechosas. La economía dolarizada de El Salvador ha facilitado a Merino la explotación del sistema financiero y la moneda EE.UU. para sus actividades ilícitas”.

Tras años de acusaciones, Handal añade que los estadounidenses “siguen y siguen y nunca le han encontrado nada, ellos creen que por ser la primera potencia a nivel mundial, todos los demás tenemos que rendirle pleitesía y hacer todo lo que diga”.

La diputada Karina Sosa por su parte dijo que se debe dejar actuar a las instituciones del Estado y si hay algo que juzgar sobre alguien en el país están las instancias para realizarlo.

“Quien debe actuar en este caso si hay algún indicio de un hecho ilícito, pues, son las autoridades de nuestro país”, enfatizó la diputada.

El también diputado Carlos Ruiz le restó importancia al caso y dijo que Estados Unidos debe tener como prioridad meter presos a sus propios corruptos.

Por su parte, el legislador Manuel Flores mencionó que ha leído como quince veces que Estados Unidos incluye a José Luis Merino en su lista negra, pero añadió que lo realmente importante es si un proceso judicial determina su culpabilidad más allá de las constantes acusaciones.

“Si hay algún indicio pues que se investigue, lo que corresponde es que se investigue y si lo hallan responsable, pues que lo juzguen”, afirmó Flores.

Finalmente, el diputado Damián Alegría afirmó que Estados Unidos “no los quiere”, por lo que no le extraña que incluyan a Merino en dicha lista.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad