Moscas y zancudos agobian a personas albergadas en La Unión

Son cerca de 170 persona resguardadas. Algunos también manifestaron que es difícil cumplir con el distanciamiento requerido para prevenir el COVID-19, ya que en algunas aulas de las escuelas duermen hasta dos familias.

Foto EDH / Insy Mendoza

Por Insy Mendoza

Jun 02, 2020- 22:13

La proliferación de las moscas y zancudos generadas por la humedad están provocando incomodidad entre las familias que están alojados en los ocho albergues habilitados en La Unión.

Los albergues están ubicados en los centros escolares de Hacienda San Cayetano, barrio La Fátima, y Andrés Cáceres, en el municipio de La Unión; en el Cantón El Pastor de Yayantique, Pavanita de San Alejo, El Chaguite en Pasaquina, Cantón Olomega de El Carmen, y en la iglesia católica del cantón El Sombrerito de San José de la Fuente.

De acuerdo con información de las autoridades, es un total de 170 personas albergadas entre adultos, ancianos y niños tras las afectaciones de sus viviendas por los desbordamientos de ríos y quebradas que dejó a su paso la tormenta Amanda.

TAMBIÉN: Albergados en el INTI sin cumplir distanciamiento y protocolos contra COVID-19

El personal del Ministerio de Salud y las comisiones de Protección Civil aseguraron que tratan de trabajar en las dos emergencias la del COVID-19 y la tormenta Amanda. A los afectados les piden mantener las recomendaciones como el uso de las mascarillas y el distanciamiento físico, entre otras medidas de higiene.

Lo que más complica a los albergados es la presencia de muchas moscas y zancudos, pese a que en algunas escuelas el Minsal y las municipalidades fumigaron.

Algunas personas manifestaron que es difícil cumplir con el distanciamiento de más de un metro entre personas, ya que en algunas aulas de las escuelas duermen hasta dos familias, algunas compuestas por seis o más miembros.

En el centro escolar hacienda San Cayetano están albergadas 35 personas distribuidas en dos aulas y el corredor. Las personas aseguran que están ubicadas por familias y que están cumpliendo con las medidas del lavado de manos y la limpieza del piso.

Rosenda Reyes, una mujer de 91 años, pasa sentada en una silla durante el día en dicho albergue, Su casa se inundó y está esperando que terminen las lluvias para regresar a ella con su nieto.

TE PUEDE INTERESAR: MOP identifica 65 puntos de alto riesgo provocadas por las lluvias en El Salvador

Reyes asegura que es una persona con buena salud. “Siempre he sido alentada, nunca me he andado quejando que me duele aquí y allá en el cuerpo; aquí donde estoy hay muchos zancudos que andan picando mucho”, agregó.

La gente está durmiendo en colchonetas proporcionadas por la municipalidad, y otros llevaron sus hamacas para acostar a los niños o ancianos.

Fausto Molina Reyes, albergado en San Cayetano, dice que por familia están ubicados en las aulas. “El ministerio nos dio mascarillas a las personas que no teníamos, han venido a fumigar, nos vienen a hacer chequeos médicos tanto de la alcaldía y el ministerio”, agrega.

Molina Reyes indicó que algunas personas llevado su spray para rociar porque tienen temor que se genere el dengue en la zona ante la picada de los zancudos.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad