Mostrarla luego | No, gracias

Dagoberto, el joven apasionado por la música que murió en el triple accidente provocado por un adolescente ebrio

En el hecho ocurrido sobre el kilómetro 9 del bulevar del Ejército, Ilopango, también perdió la vida una mujer y resultaron lesionados tres adolescentes, entre ellos el sospechoso del percance vial

Lilian de Mártir recuerda que hubo un tiempo que el joven se dejó crecer el cabello y le gustaba que se le moviera cuando tocaba la batería. “Era muy buen muchacho, su amor por los instrumentos usted lo notaba a simple vista. Una gran pérdida la que nos deja, pero así son los designios de Dios”. Foto EDH/Menly Cortez

Por Gadiel Castillo

Ene 27, 2019- 13:23

“De seguro él ya está tocando algún instrumento en el reino de los cielos”, fueron las palabras de Javier Perla, el tío de Dagoberto Israel Miranda Flores, el joven que murió el sábado, luego de sufrir un accidente de tránsito en el kilómetro 9 del bulevar del Ejército, en el municipio de Ilopango.

De acuerdo con la División de Tránsito, el percance fue provocado por un menor de 17 años que supuestamente conducía en aparente estado de ebriedad. Agregaron que la causa del percance vial fue no guardar la distancia de seguridad y distracción del conductor.

“Los conductores de una camioneta, el de un carro tipo sedán y de una motocicleta impactaron cuando circulaban por el túnel de la Fuerza Aérea”, informaron las autoridades.

En el hecho, una mujer murió en el lugar, mientras que Miranda Flores, de 29 años y quien viajaba en una motocicleta, fue auxiliado por Cruz Roja y trasladado a un hospital, pero murió cuando recibía asistencia médica, pues tenía quebraduras en sus piernas y una arteria rota que le provocó una fuerte hemorragia.

FOTOS:

“Daguito”, el músico de la iglesia Elim que murió en accidente de tránsito ocasionado por un borracho

Dagoberto Miranda, pastor de la iglesia Elim y padre de la víctima contó que cuando “Daguito”, como era conocido, iba para el quirófano les decía a los doctores, " atiendan por favor al otro muchacho, porque el viene más grave que yo”. “Eso me llena de orgullo y satisfacción de saber el tipo persona que era mi hijo, niñito lindo.

Dagoberto Miranda, pastor de la iglesia Elim y padre del motociclista contó que cuando “Daguito”, como era conocido, iba para el quirófano les decía a los doctores, “atiendan por favor al otro muchacho, porque el viene más grave que yo”.

“Eso me llena de orgullo y satisfacción de saber el tipo persona que era mi hijo, niñito lindo. Otro muchacho, que también sufrió y fue parte del accidente, y quien sería llevado también al quirófano sobrevivió, mi hijo, murió”, manifestó.

El pastor asegura que su hijo, hasta el último momento de su vida destacó por ser buen cristiano, humanista y una persona de valor. De eso dan fe los amigos y conocidos del joven, quienes lo llegaron a despedir hasta un salón de la iglesia ubicado en la colonia Bosques de la Paz, en Soyapango.

“Mi hijo murió preocupado por el bien del prójimo como prioridad, y eso era característico en él. Mi hijito no era perfecto, pero era un joven de valor. Nació y murió en el evangelio. Bravo, bravísimo, mi tocayo hijo”, agregó.

La música corría por sus venas
Dagoberto será recordado por ser un buen músico, desde su niñez participó en los ministerios de alabanzas de su iglesia y conforme crecía se interesaba por aprender un instrumento nuevo, prueba de ello es que llegó a tocar un total de 20 instrumentos.

El Pastor Orlando Orellana, quien conoció a Miranda durante toda su vida contó que la pasión del joven era la música y no dudaba en enseñar a quien se lo pidiera. “Era un muchacho muy dedicado, si alguien le pedía que le enseñara a tocar con gusto lo hacía porque era uno de los dones y no era egoísta en compartir”, mencionó.

LEA ADEMÁS:

Adolescente ebrio causa triple accidente y mata a dos personas en Ilopango

El conductor, de 17 años, colisionó con otro vehículo y una motocicleta cuando circulaban por el túnel de la Fuerza Aérea, en el bulevar del Ejército.

Lilian de Mártir recuerda que hubo un tiempo que el joven se dejó crecer el cabello y le gustaba que este se le moviera cuando tocaba la batería. “Era muy buen muchacho, su amor por los instrumentos usted lo notaba a simple vista. Una gran pérdida la que nos deja, pero así son los designios de Dios”.

“Dios ya te tiene en su casa, que hoy es tu hogar celestial. Ya cumpliste y completaste tu carrera, pero tu esposita como le decías, tu hijita de tres meses, tus dos hermanos, tu madre, tu abuela materna, tus familiares en todo lugar y yo te extrañaremos hasta mi muerte”, manifestó su padre.

Miranda trabajaba en un call center, pues también tenía la habilidad para los idiomas, además en sus tiempos libres reparaba motos, sabía el oficio de reparar y liberar celulares y daba soporte técnico en una empresa americana.

Por el momento tanto familiares y amigos confían en la justicia divina, pero también piden a las autoridades que ponga de su parte para que casos como estos no se sigan repitiendo y que por conductores peligrosos muchas familias estén sufriendo la pérdida de un ser querido.

La Policía informó que el menor de 17 años, quien provocó el accidente, se recupera en el hospital y será acusado de homicidio culposo y lesiones culposas.

“Dagoberto Israel Miranda Flores, salúdame a Jesús, ya lo estás viendo, disfruta tu destino final hijo mío. Me dejas un gran vacío, si, un gran vacío. Me dejas muy triste, demasiado diría, pero, Dios ya te tiene en su gloria”, concluyó su padre.

TE PUEDE INTERESAR:

Detienen a un agente de Tránsito que repelió ataque del acompañante de un motociclista en San Jacinto

El policía fue amenazado con un arma de fuego desde una motocicleta en marcha, luego de que los sujetos no atendieron la señal de alto.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Mandala Eco Villas, el lugar perfecto para relajarse
Noticias Familia salvadoreña recorre el país en su combi llamada Kike
Noticias Maestro por la mañana y vendedor de dulces por la tarde, así se gana la vida Vicente Vásquez