Alejandro Giammattei toma posesión como presidente de Guatemala en una ceremonia con cinco horas de retraso

Giammattei anunció como una de sus primeras medidas la promoción de una iniciativa de ley para declarar a las pandillas "como lo que son, grupos terroristas", y habló además de una "reforma educativa".

Foto Twitter: @GuatemalaGob

Por V. Jurado/ Ricardo Avelar/ Agencias

Ene 14, 2020- 19:55

Alejandro Giammattei, un médico conservador, dirige desde este martes las riendas de Guatemala por los próximos cuatro años en medio de las expectativas y el descontento de la población con el gobierno saliente.

Giammattei juró como nuevo mandatario en una ceremonia de toma de posesión que inició con retraso de cinco horas. Medios guatemaltecos confirmaron que las delegaciones de España y Japón se retiraron del Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, antes del acto debido al retraso.

Giammattei será el presidente número 51 de Guatemala en sustitución de Jimmy Morales, un cómico que llegó a ser presidente.

Minutos antes de ser juramentado, Giammattei se disculpó vía Twitter por el retraso de varias horas en la toma de posesión. Afirma que es ajeno al nuevo gobierno.

“Permítanme que le hable a los verdaderos protagonistas del día de hoy, los que no están en esta gran sala, pero que hoy los tengo más presentes que nunca: gracias al pueblo de Guatemala”, dijo Giammattei Falla al inicio de su discurso de toma de posesión.

El nuevo presidente relató que a lo largo de su vida le ha tocado “ver la muerte de frente” y que fue así como aprendió “a servir a los demás”.

“Hoy más que nunca sé que debo luchar sin descanso por entregar dentro de cuatro años un legado de prosperidad y de progreso. Esto incluye recuperar la confianza en las instituciones del Estado, que se ha perdido por la corrupción”, añadió.

Giammattei anunció como una de sus primeras medidas la promoción de una iniciativa de ley para declarar a las pandillas “como lo que son, grupos terroristas”, y habló además de una “reforma educativa”.

También antepuso como prioridad de su Administración la lucha contra la desnutrición.

Giammattei tomará la batuta de un país gobernado los últimos cuatro años por Jimmy Morales Cabrera, cuya Administración fue catalogada el pasado lunes por el mismo Giammattei como “un desperdicio”.

Morales pierde inmunidad

Jimmy Morales, que entregó la presidencia a su sucesor Giammattei, perderá automáticamente la inmunidad que trae el cargo de presidente de la República de Guatemala.

Esto es particularmente relevante dado a que tiene en su contra acusaciones de presunta corrupción, especialmente en el caso que vincula a su partido FCN-Nación con un esquema de financiamiento electoral ilícito. Asimismo, pesan sobre el hasta ahora mandatario algunas otras acusaciones.

Morales tiene una alternativa para conservar su inmunidad después de la presidencia, y es que en el vecino país los exmandatarios pueden asumir automáticamente como diputados del parlamento centroamericano, algo que en El Salvador la Sala de lo Constitucional eliminó en 2014.

Al hacerlo, gozan de las inmunidades y privilegios de cualquier otro parlamentario, entre ellos el derecho al antejuicio, es decir que no pueden ser juzgados sin que pase primero un procedimiento especial.

Esta protección está diseñada para evitar que sobre los legisladores haya presiones o persecuciones políticas, sin embargo abarca cualquier tipo de acusación en su contra.

Para hacer efectiva esta inmunidad, el presidente Jimmy Morales tiene que asumir posesión como diputado del Parlacen este mismo día. Si no, se encuentra a la merced de una orden de captura en el espacio en que se mantenga sin este sin esta protección.

Para hacerlo, este político debía llegar en persona a las oficinas del parlamento centroamericano, ubicadas en la zona cinco de la capital guatemalteca, a más o menos dos kilómetros de distancia del Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, donde se realiza el traspaso de mando. Sin embargo, antes de dirigirse a este órgano regional debe cumplir con todas las formalidades de entregar el poder a su sucesor.

Después de eso el presidente tiene que transitar esa distancia, que se calcula toma alrededor de 10 minutos, para poder tomar posesión en su nuevo cargo. Si bien no se conoce de ninguna orden de captura en contra del mandatario, si se sabe que hay varias líneas de investigación abiertas, por lo cual Morales intentará dar celeridad a su nuevo cargo y evitar una orden de captura exprés que ponga en riesgo su libertad.

Desde horas de la mañana, cientos de ciudadanos se dirigieron a las afueras del parlamento centroamericano, donde pretenden evitar que el presidente llegue a tomar posesión y conserve su inmunidad.

“Dejamos un paí­s estable”, dijo Jimmy Morales el martes por la tarde al agradecer a su equipo tras cuatro años de gobierno en Guatemala.

Morales acudió al Congreso a presentar su último informe y dijo que fue acosado y odiado por sus detractores. Sin embargo, aseguró, su administración logró que el paí­s se convirtiera en número uno en transparencia y acceso de la información en Centroamérica y que su polí­tica de gobierno constó de cinco ejes, siendo el primero la tolerancia cero a la corrupción.

Paradójicamente, la crí­tica más reiterada a su gestión fue haber entorpecido la lucha anticorrupción y haber favorecido la impunidad.

Morales –un antiguo comediante de televisión que ganó en las urnas en 2015– será sucedido por Alejandro Giammattei, un médico conservador opuesto al matrimonio entre personas del mismo sexo y al aborto.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien viajó el lunes a Guatemala, se reunió con Giammattei horas antes de la ceremonia de traspaso de mando.

Según lo informado por Presidencia, los dos mandatarios han expresado voluntad de trabajar para el desarrollo de ambos países.

A la investidura también asiste, encabezando la delegación estadounidense, el secretario de comercio Wilbur Ross, quien se reunió previamente con Giammattei. La embajada de ese paí­s anunció en su cuenta de Twitter que ambos gobiernos firmarán el miércoles un memorando de entendimiento por 1.000 millones de dólares que se invertirán en el sector privado para crear empleos y se enfocarán en Quetzaltenango y el Altiplano del paí­s.

Giammattei y Guillermo Castillo Reyes durante los ensayos previos a la investidura

 

Chad Wolf, secretario interino del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, que participa de la delegación estadounidense, en un mensaje de Twitter felicitó a Giammattei y dijo que su paí­s está comprometido a trabajar con él para continuar con el progreso en temas de seguridad, frenar la migración ilegal y estabilidad en la región.

El nuevo mandatario tendrá que buscar soluciones para atender a 16.3 millones de habitantes de los que, según cifras oficiales, un 59 % vive en la pobreza. De acuerdo con datos del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, casi un millón de niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica.

Te puede interesar

Alejandro Giammattei, el “eterno candidato” que hoy se convierte en presidente de Guatemala

La sexta elección fue la vencida para el nuevo mandatario de Guatemala. Este médico y exbombero liderará un país que necesita buenas noticias y combate a la corrupción.

 

 

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad